Salte la navegación

Area del altiplano boliviano en la que Jim Allen sitúa la Atlantida

Una teoría que cobra fuerza

El investigador británico Jim Allen, geógrafo y cartógrafo, ha descubierto en los Andes bolivianos una región que coincide con la descrita por Platón al referirse a la Atlántida. El hallazgo en la zona de milenarios cerros rodeados de canales concéntricos, ruinas de edificios megalíticos y piedras multicolores y la presencia del misterioso metal oricalco (que los nativos del lugar llaman “tumbaga”) hace cobrar veracidad a la desafiante hipótesis de Allen, que ubica la mítica civilización perdida en el occidente de los pilares de Hércules.

Una planicie rectangular


Jim Allen sostiene que la Atlántida se encontraba en la zona de Oruro (Bolivia), cerca del lago Poopó, en pleno altiplano boliviano. La hipótesis de Allen se basa en que la descripción platónica de la Atlántida –“una planicie rodeada de montañas”
y situada por encima del nivel del mar– encaja con la geografía de este enclave sudamericano. Platón se refirió asimismo a la capital del continente atlante, que ubicó en una isla volcánica denominada también Atlántida. Según Allen, tal circunstancia resolvería el enigma de la repentina desaparición de la mítica civilización, ya que –explica– lo que se hundió no fue el continente, sino la isla-capital.

¿Por qué en ese lugar y no en otro?


La teoría original se publicó en 1998 en el libro Atlántida: la solución andina. Hasta entonces la información sobre el altiplano boliviano era escasa. Hoy, gracias a las fotografías satelitales de Internet y a varias expediciones, hemos podido confirmar que esta fue la ubicación original de la Atlántida. En concreto, Pampa Aullagas (Oruro, Bolivia) es el único lugar del mundo que encaja con la descripción geográfica de Platón. En la actualidad la zona aún mantiene anillos concéntricos de tierra y formaciones de canales como los descritos por el filósofo griego.

Y, al parecer, se han producido nuevos descubrimientos que pueden corroborar la veracidad de su hipótesis…


El último se realizó gracias a la fotografía satelital de alta resolución: un sistema de canales de irrigación que cubría el desierto al sur de Oruro. Al principio, la mayoría de los expertos se rieron cuando se expuso la idea de su existencia en esta particular región del altiplano.

Detalle ampliado de la misma

¿Qué método ha empleado para hallar los canales situados en Pampa Aullagas?

Seguir al pie de la letra las descripciones de Platón, sobre todo aquella que hace referencia a la planicie rectangular en el centro de la isla. Busqué ese lugar por toda América hasta encontrar uno que encajara totalmente con la imagen que dibujaba el filósofo. He tardado varios años y numerosas expediciones hasta que he encontrado el sitio preciso sobre el terreno debido a que cuando inicié mi investigación las fotos satelitales eran demasiado caras y de escala muy reducida.

Vestigios del pasado

Los bloques y las ruinas monumentales de Tiahuanaco, situados muy cerca del lago Titicaca, tienen una antigüedad de más de 12.000 años. ¿Cree que podrían haber pertenecido a la cultura atlante?


La datación que usted dice está basada en la arqueoastronomía y no es aceptada por la arqueología oficial. Para la datación atlante hay dos posibilidades: el año indicado por Platón (9500 a.C.), según el calendario solar, y otra fecha que gira en torno a 1200 a.C., según el calendario lunar. Esta última concuerda con la época en la que se produjo la invasión de Egipto por los pueblos del mar, así como con la Guerra de Troya. No olvidemos que Platón situó temporalmente la cultura atlante en relación a una batalla que describió como el más eximio logro de los griegos. Por ello, estas ruinas podrían perfectamente haber pertenecido a la Atlántida.

¿Es posible que existan más construcciones que apoyen la ubicación de la Atlántida en esta región?

Hasta ahora no se han encontrado otras construcciones de estas características. Sin embargo, las piedras del lugar son de los colores descritos por Platón –rojo, negro y blanco– y muchas de esas rocas parecen haber sido cortadas y usadas en edificaciones anteriores. Asimismo, tampoco podemos descartar que hayan existido otras ciudades asociadas a la Atlántida en cualquier otra región de Sudamérica, aunque la más probable es la del Beni boliviano. Pero la destrucción provocada por los terremotos en la zona, a la que hay que sumar los efectos de un tsunami en el lago cercano, no dejó nada en pie, solo algunos bloques de piedra.

atlantis2

airphotowaternumberedletteredFoto aérea de los canales arenosos cuando están llenos de agua. 

thesea50stadesespFoto oblicua de satélite de la isla volcánica en Pampa Aullagas en la estación seca.
La llanura alrededor se ha hundido y el mar interior cercano ha retrocedido dejando la isla a la vista como un volcán en tierra seca.
El cono volcánico, de 5 estadios de diámetro está en el centro de la llanura rectangular, a 50 estadios del mar y está encerrada en tres canales concéntricos de arena que tuvieron agua antiguamente, separados por anillos de tierra.

¿Los antis podrían ser llamados también atlantes?
Sí, es muy interesante su asociación. Un cuarto del imperio inca fue llamado Anti, reino de los antis, una tribu guerrera. No solo tenemos una lista de casi 50 coincidencias entre la descripción platónica del continente perdido y las características del altiplano, sino que, además, el mismo nombre Atlántida comprende dos palabras de los nativos americanos, atl (agua en la lengua nahuatl) y
antis (término quechua/ aymara que define el cobre). Sería muy interesante investigar más sobre los aborígenes antis, ya que el continente sudamericano es conocido por el nombre europeo, sin tener en cuenta su apelativo original, que bajo el apogeo inca fue Tawantinsuyo (tierra de los cuatro cuartos).

Estos lugares se supone, serian los restos de los antiguos canales concéntricos que rodeaban la ciudad.

Nuevas teorías

¿Está de acuerdo en utilizar las fotografías satelitales, como las de Google Earth,
para encontrar ciudades perdidas o yacimientos arqueológicos sin moverse de casa?

Google Earth es una excelentísima herramienta, pero solo se centra en los lugares poblados. Sin embargo, durante el último año ha publicado algunas fotos satelitales de alta resolución de un área del altiplano del sur de Oruro que bordea el lago Poopó gracias a las cuales se puede ver que esta región está cubierta de antiguos canales de irrigación dispuestos en líneas paralelas, como dijo Platón. También se aprecia una doble sección de canales gigantes de 60 m de anchura. Pese a esto, la falta de imágenes puede llevar a hacer una interpretación equivocada, por lo que siempre es necesario realizar expediciones de superficie para verificar lo que se aprecia en las fotografías satelitales.

Después de haber soportado duras críticas, ahora los científicos y las comunidades indígenas dan crédito a su teoría. ¿A qué cree que se debe este cambio?
Aunque no todos los arqueólogos y científicos andinos la aceptan al estar asociada a la Atlántida platónica, la teoría es respetada por las comunidades indígenas del altiplano, que están trabajando en implementar El sendero atlante como una futura ruta turística. Pero, en general, esta propuesta ha tenido mayor aceptación desde que se descubrió que la fecha de ocupación del continente americano es más antigua de lo que se pensaba en un principio.

¿Considera válida la teoría del almirante Flavio Barbiero, que afirma que la Atlántida estaba en el Mar de Weddell, ubicado en la Antártida? ¿Qué piensa al respecto?
Aunque no conozco la teoría de Barbiero, pienso que es imposible que la Atlántida estuviera en la Antártida, ya que esta ha estado cubierta por el hielo cientos de miles de años.

Parque nacional de Sajama

Parque nacional de Sajama

Tras la huella atlante

Usted apunta, incluso, que las ruinas de Tiahuanaco pudieron formar parte de un antiquísimo puerto.
No existe una relación directa, pero yo sospecho que esta civilización recogió el testigo de la Atlántida cuando esta desapareció alrededor del año 1200 a.C., según el calendario lunar. El nivel del lago Titicaca ha fluctuado siempre, por lo que es posible que en un tiempo la ciudadela de Tiahuanaco estuviera en el borde del lago y tuviera un puerto.

¿El estudio de los viejos lagos podría ofrecer más evidencias sobre los antiguos conocimientos de ingeniería de la cultura de Tiahuanaco?
La investigación científica ha confirmado que durante milenios en estos lagos se han alternado períodos de lluvias, en los que el altiplano estaba completamente cubierto por lagunas, y de sequía. Incluso hoy estos cambios bruscos constituyen un problema para los habitantes de la zona. Una de las soluciones para resolverlos podría haber consistido en instalar un sistema de canales, como el descrito por Platón, para conducir el agua desde los lagos y los acuíferos subterráneos hasta otras áreas. Aunque se desconoce si en la antigüedad los lagos del altiplano estaban nivelados, lo cierto es que se hundieron poco a poco hacia el Sur, anegando las regiones sureñas, como algunas cercanas a Pampa Aullagas, cuya parte volcánica quedó en zona seca. También se sabe que hubo una época en la que el cercano lago Poopó tenía una gran cantidad de agua, que podría haber penetrado en la boca del volcán y haber rellenado los canales concéntricos, como describe Platón.

allenstone650

whitestone500

Jim Allen junto a una de las rocas talladas.

Atlántida y altiplano boliviano: Parecidos razonables

En la conferencia de Milos celebrada en Grecia en 2005, todos los expertos sobre la Atlántida detallaron las características más relevantes de la isla– continente. La teoría de Jim Allen encontró varios puntos en común con ellas. Son los siguientes:
La descripción geográfica de la isla.
La existencia de anillos concéntricos.
Su ubicación fuera de los Pilares de Hércules.
Su extensión, más grande que todo Oriente Próximo.
La presencia de manantiales de agua fría y caliente junto a depósitos minerales.
La ubicación del altiplano boliviano en una extensión plana, cerrada por montañas y con desembocadura al mar, al igual que la Atlántida.
El hallazgo de rocas de color negro, blanco y rojo.
La existencia de canales de irrigación.

Titicaca: Todos los canales conducen a él

Recientes estudios desarrollados en la capa de hielo del parque de Sajama (Oruro, Bolivia) sugieren que el lago Titicaca ha sufrido cambios sucesivos de nivel durante los últimos 11.500 años, alternando períodos de sequía con inundaciones. Cuando alcanza su máximo nivel el agua se desborda y desciende hasta el río Desaguadero, nivelándose en el altiplano y en el lago Poopó. Por eso, en tiempos lejanos las ciudades se construían cerca de los volcanes y las planicies. Cerca de Pampa Aullagas aún se pueden ver los restos de un anillo exterior con una hendidura en medio. En esta zona –acorde a la teoría de Allen y al relato platónico– los barcos podrían haber navegado entre los sistemas fluviales interconectados. La sucesiva anegación de tierras provocó la elevación de los campos de cultivo hasta alcanzar el nivel del lago Titicaca. Por su parte, la presencia del agua en los pequeños canales podría haber elevado la temperatura local y aumentado el crecimiento de la producción de grano y cereales. Pero entre 11000 a.C. y 9500 a.C. el lago se desbordó. Durante ese período el altiplano estuvo cubierto por un gran lago llamado Coipasa o Tauca. En esa época, la zona sur del altiplano podría haber sufrido un hundimiento que hizo que su nivel disminuyera. Del estudio del lago Tauca se desprende que el enclave sufrió sucesivos períodos de lluvias y sequías y protagonizó una etapa extremadamente seca entre 4000 a.C. y 3000 a.C. Después, entre los años 2500 a.C. y 1900 a.C., vendría un período húmedo durante el cual se formó un lago en el valle del río Desaguadero. Fue una etapa geológica en la que el agua de estos lagos estaba lo suficientemente alta como para alimentar los canales de la “Atlántida andina”. De ahí la hipótesis de Jim Allen de que el lago Poopó podría haber formado un brazo de mar ascendente hacia el lago Titicaca. Además, se sabe que después se produjo una etapa seca de 400 años (1500–1200 a.C.), lo que hizo que Allen planteara una fecha alternativa para el final de la Atlántida que –casualidad o no– coincide con la invasión de Egipto por parte de las gentes del mar y con el relato de Platón sobre la guerra contra los egipcios.

apic1

Fotografía en alta definición de los canales en el altiplano.

La mitología andina…y su relación con la Atlántida

Para Jim Allen, la mitología andina refuerza el relato atlante. Un ejemplo de ello es la leyenda del río boliviano Desaguadero, que habla de una ciudad situada al borde de un lago que fue castigada por los dioses y sumergida por el mar, al igual que Rio Desaguadero refleja el mito platónico. El primero que relacionó ambas civilizaciones fue Francisco López de Gomara en su libro La historia general de las Indias. Asimismo, el navegante Sarmiento de Gamboa fue el autor de otro relato que encuentra conexiones entre Sudamérica y la Atlántida, también considerada las Indias occidentales de Castilla o América y llamada Atlanticus o “la isla Atlántida”. El libro de Gamboa fue ocultado por la Corte española durante más de 300 años, hasta que fue “redescubierto” en 1893.

De las pinturas rupestres…a los territorios inexplorados

En Bolivia hay algunas evidencias más que podrían apoyar la hipótesis de Jim Allen,
empezando por la existencia en la provincia de Santa Cruz de una caverna con pinturas rupestres datadas en el año 7000 a.C. o el hallazgo de avanzadas infraestructuras hidráulicas en un territorio muy poco explorado de más de 200.000 km. Según Freddy Arce, jefe de la Planificación de la Dirección Nacional de Arqueología boliviana, estas obras fueron realizadas por los pueblos que habitaron las regiones boscosas hace más de 2.000 años, coincidiendo con el último período de la cultura tiahuanaquense. Otros sitios arqueológicos de Bolivia también podrían haber formado parte del legado atlante, como Samaipata, donde hay depresiones artificiales, canales y nichos trapezoidales.

El perfil

El geógrafo y cartógrafo británico Jim Allen trabajó como proyectista de fotografía aérea para la Real Fuerza Aérea de Reino Unido y más tarde como dibujante cartógrafo para una empresa pública. Su interés por la Atlántida nació a partir de la publicación de un estudio realizado sobre los orígenes de los antiguos sistemas de medidas. Este le llevó a teorizar sobre la posibilidad de que el altiplano boliviano sea el lugar que el filósofo griego Platón señaló como el emplazamiento del continente atlante.

Fuente:

http://www.masalladelaciencia.es

http://www.atlantisbolivia.org

MUCHAS MAS INFORMACION SOBRE LA ATLANTIDA EN BOLIVIA AQUI

 

 

VER NOTICIAS RELACIONADAS

11 Comments

  1. realmente sorprendente1…hay muchas aparentes coincidencias pero aún así, se me ocurre una teoría muy arriesgada. Supongo que las nuevas tecnologías, (satélite incluido) irán esclareciendo cada vez más las dudas.
    Siempre tan interesantes tus artículos! Te felicito.

  2. Bueno, platón no dijo donde estaba. Pero los campos eliseos si que se saben.
    http://valdeande.110mb.com/camposeliseos/camposeliseos.html

    • angel
    • Posted 16 abril 2009 at 00:24
    • Permalink

    muy interesante es la teoria mas acercada a los datos de Platon.

  3. Muy interesante, en realidad hay demasiadas pruebas como para negar lo evidente, al parecer si existio la civilizacion, y no solo eso, si no q ya se sabe la ubicacion, recien ayer empece a indagar sobre los lugares donde supuestamente esta la atlantida y esta teoria es la que mas me convence, vi un documental español, ellos piensan q todo esta en españa, son algo cerrados pero ya se daran cuenta q el mundo no solo es españa y q en otros paises tambien hay cosas muy inetresantes, lo q me da tambien curiosidad es Lemuria, haber si investigan algo sobre eso tambien, hasta luego

  4. Soy Investigador de Historia y Cambio Climático y como una aportación a los lectores de esta interesante página electrónica; La Isla de Borneo hace más de 9,500 años, fue la Capital de La Atlántida y su localización se encontraba en aproximadamente en lo que ahora es la Ciudad de Banjarmasin, en el sur-este de la Isla. Este descubrimiento esta debidamente registrado (año 1999) a nivel mundial con mi trabajo denominado “DESCORRIENDO EL VELO DE…”LA ATLÁNTIDA”, HOY CONOCIDA COMO LA ISLA DE BORNEO O KALIMANTAN. Brevemente y como apoyo y corroboración a lo anterior, diré: – Las verdaderas Columnas de Hércules ó Estrecho de Gibraltar, son la Península de Malaca y la Isla de Sumatra. – Las verdaderas Islas de las Hespérides, son lo que actualmente se conoce, como las Islas Molúcas. – Así mismo la Atlántida no era solamente esta Isla, sino que abarcaba todo el mundo y la Anti-Atlántida,( Su antípoda) esta parte agregada esta en proceso de registro; era lo que es actualmente La región andina de Perú y Bolivia. Ahora entienden ustedes, el por qué tantos investigadores de la Atlántida, la ubican por diferentes partes de nuestro planeta. Las anteriores son solo algunas muestras de la veracidad de lo que estoy afirmando. Tengo en mi poder mucha mas información, graficas, fotos, mapas, etc., etc. Mi correo electrónico es: vicmgr_invest@yahoo.com.mx Un Saludo con afecto y respeto, desde Torreón, Coahuila MËXICO Víctor García

    • Muy interesante teoría la suya, veo que este mismo comentario lo ha dejado usted un numerosos blogs o sitios web donde se trata el tema de la atlantida. Estoy deseando que concluya su trabajo para poder leerlo al completo y poder dar mi opinión al respecto.

      Un saludo

    • Estupe
    • Posted 4 junio 2009 at 17:48
    • Permalink

    Ballistica, el reportaje posiblemente sea español, pero la persona que lo propone creo que es alemana, vamos que no es española. Dice que estaría localizado cerca de la provincia de Cadiz. Pero tu comentario parece que tiene cierta rabia contra los españoles en general ( yo soy español según mi pasaporte )aunque me dan exactamente igual los nacionalismos, solo que tu comentario creo que está fuera de lugar al decir que los españoles creemos que todo está aquí y que somos algo cerrados, habria que ver de dónde eres tú y hablariamos pues…

  5. Puedo jurar que hace 11.600 años atrás, en esta zona no existía una raza de elefantes, sino tres; y una de ellas estaba adaptada a la sabana pantanosa de la que he estado hablando. En esa época los caballos galopaban en toda esta llanura oblonga, lo mismo que los tigres dientes de sable y otras grandes bestias. Los animales extintos de los que hablo fueron completamente reales y no puedo negar su existencia porque he tenido sus restos en mis manos. Es más, cualquiera puede comprobar lo que afirmo, ya que hasta en los museos más pequeños de esta sabana se los encuentra y mejor es que no estornuden muy fuerte, si no quieren desempolvar un caballo o un megaterio bajo sus pies.
    Lamentablemente, en ese periodo la paleontología nos indica que ocurrió una de las seis grandes extinciones en masa de la fauna y mientras los paleontólogos del norte preguntan por qué en Norteamérica se extinguió el 73% de su megafauna, las pérdidas en Europa, Asia y Oceanía fueron mucho menores. Pasando por alto que en la “nesos” que describo, los datos paleontológicos indican que se extinguió el 80% de la fauna total.
    Este último dato de las extinciones en masa, obligaría a buscar el responsable del desastre en la zona donde existió la mayor devastación, y no en los lugares donde las extinciones fueron menores.
    El periodo Younger Dryas, mirado desde el punto de vista de la geología, nos dejó una capa de microesférulas de diamantes asociadas con iridio, en el estrato que corresponde al fin del periodo, que obviamente coincide con el periodo de la última gran extinción en masa. Este mismo periodo temporal es el que muestra la variación climática del Pleistoceno – Holoceno, (Detectada en los núcleos de hielo de la Antártida y Groenlandia), y el posterior retorno de los hielos de la Masa Laurentina que corresponde a 11.600 a. de P. Dicha fecha no puede ser pasada por alto por lo geólogos, climatólogos, paleontólogos, zoólogos ni por los arqueólogos, ya que por mala suerte, o por simple coincidencia, esta es la fecha de desaparición de la cultura Clovis que tiene semejanzas obvias con la Solutrense.
    Alguien puede preguntar si en la sabana oblonga existe algún cráter que podría indicar el impacto de algún meteorito.
    La respuesta en este caso es que sí.
    Dicho cráter lo descubrió la NASA al final de la Guerra Fría y las tres expediciones que se hicieron al sitio fueron una odisea que no rindió frutos, salvo la muerte de uno de los investigadores italianos y casi se muere el gringo Tim en el intento. Esto se debe a que la sabana es un lugar poco hospitalario para los aventureros que no la conocen, ya sea por su inmensa variedad de animales exóticos o su variedad de árboles que indudablemente no es comparable a la de otros continentes. Es tan en serio la variedad de maderas de la que hablo que una sola hectárea de estos bosques, tiene más especies que las existentes en toda Europa junta.
    Quien no entiende la zona, no se dará cuenta de la cantidad de alimentos que hay en esta biodiversidad y es probable que muera de hambre en medio de la abundancia, si no sabe distinguir el veneno del alimento y no sabe espantar al mayor animal depredador del planeta. (No se asusten, hablo del mosquito.)
    En la “nesos” que describo hay 200.000 kilómetros de canales artificiales, que no son poca cosa si se toma en cuenta que al ponerlos en línea recta, darían 5 vueltas al planeta, y estos canales son una pequeña parte del mega sistema hidráulico de la sabana de la que he estado hablando.
    Perdón por no aclarar la ubicación ni las dimensiones de la sabana. La llanura de la que hablo se encuentra en el centro de esta “nesos” continente y si se mide entre las cadenas montañosa se obtiene una distancia de 3.000 estadios egipcios…, estadios más o estadios menos, mientras que si se mide del mar interior para arriba, la distancia aproximada es de 2.000 estadios egipcios.
    ¿La “nesos” está en frente de las columnas de Hércules?
    Lamentablemente, esa es su ubicación.
    ¿La Isla de los anillos concéntricos está conectada por ambos lados por un canal que atraviesa toda la llanura?
    Lamentablemente, la respuesta es afirmativa, y podría agregar que por el lado norte además se conecta con ese mar interior donde viven los delfines.
    La isla de anillos concéntricos que está de cara al viento sur, a 50 estadios ¿Tiene un centro de 5 estadios egipcios, un canal de agua de 1 estadio que la rodea, una franja de tierra de dos estadios, seguida de una de agua igual a la anterior, seguida de una de tierra de tres estadios y otra de agua igual a la anterior?
    Lamentablemente…, la respuesta nuevamente es afirmativa, pero en el centro existe un pantano de poca profundidad de fondo arcilloso que llega más o menos hasta la rodilla. Aseguro que es muy difícil navegarlo y aseguro que en su centro hay un par de polainas.
    ¡El colmo sería que la isla de los anillos tuviera muros!
    Sí, esta isla donde se encuentran rocas blancas, negras y rojas no solo tiene muros, sino que además, en la parte sur, al lado del anillo más interno existe agua “caliente”, mientras que en la siguiente banda de agua, la temperatura es “fría”.
    Alguien puede preguntar “¿Cómo se llama esta región?”
    Esta región no se llama Atlantis, sino que desde tiempos inmemoriales se ha llamado ANTIS. Y nada tiene que ver con una historia inventada o cuestionada, como es el caso de los diálogos de Platón.
    Si alguien se pregunta si en esta Isla de los ANTIS hubo puentes, la respuesta en este caso será negativa, ya que “hubo” está escrito en pasado y lo correcto sería decir que hay puentes y la gente de la zona conoce al del sur con el nombre de “El Puente de los Antiguos,” mientras que en el norte hay más… De hecho, la Isla de los Anillos está conectada por puentes que atraviesan la zona pantanosa.
    Mejor es que nadie se pregunte si en la zona hay oro, cobre, plata, oricalco y hierra, porque ciertamente que lo hay, es más, la hierra de la zona es un material particulado de origen ígneo. ¿Qué es esto?… ¿Algo que se come con tallarines?… No, es un material que al molerlo da un pigmento de color ocre.
    Si alguien piensa que esto se trata de la Atlántida…, lo siento! Esta NO es la Atlántida de Platón, sino la Isla de los ANTIS que pertenece a la Cultura Hidráulica que he descrito y nadie puede dudar que se trata de un relato absolutamente verdadero, a diferencia de lo que se puede decir del relato de Platón. Es más, la isla de anillos concéntricos que describe el filósofo fue construida por un Dios, mientras que la Isla de los anillos de los ANTIS fue construida por humanos.
    Esta Cultura Hidráulica, asentada en los territorios de los Musus tenía conocimientos avanzados de geometría, geografía, topografía, matemáticas y álgebra, ya que en el año 2007 se descifraron las figuras de una caverna, que hasta ese momento estaban consideradas como “Arte Rupestre”.
    Si quieren ver de qué se trata en asunto, busquen en Google los términos (SIARB SC 079).
    Todas estas figuras de la caverna fueron contrastadas con las actuales imágenes satelitales y en todas ellas se dieron coincidencias perfectas.
    ¿Esta es la única serie de figuras que existe en los bordes de la sabana rectangular?
    La respuesta es NO. Actualmente se han contrastado varias centenas y obviamente que no todas ellas resultaron ser representaciones geográficas. De hecho, menos del 5% del “Arte Rupestre” es mapa, pero la gracia de todos ellos es que muestran la zona de los Musus,que en muchos casos se encuentra a cientos y hasta miles de kilómetros de distancia de su representación.
    Es cierto que encontrar un elefante en una nube es sencillo, lo difícil es encontrar treinta de ellos en la posición que se nos indica. En el caso de los mapas de los ANTIS, el problema es más grave que encontrar 30 elefantes en un día nublado, ya que no alcanzan los dedos de manos y pies para contar los lugares que tienen estas representaciones geográficas y cada una de ellas, a su vez cuenta, en la mayoría de los casos con centenas de figuras complejas que coinciden perfectamente en ubicación y forma con las imágenes satelitales, lo que da un total de más de mil figuras coincidentes.
    Quisiera saber quién es el ingenioso que logra inventarse mil elefantes en un día nublado, pero a ello debe sumarle la manada de caballos, los dientes de sable y decenas de ciudades de anillos concéntricos, ubicándola en una sabana oblonga como la descrita anteriormente.
    El tema más interesante que muestra el sitio SC-079 es que se trata de la Isla de Anillos Concéntricos que he estado describiendo y lo mejor de todo es que en color blanco se grafica la isla de los anillos con conexiones, que en el terreno terminaron siendo puentes y para rematar el asunto, muestra tres puertos externos que aún existen.
    Sería el colmo de los colmos que la Isla de los ANTIS tenga dársenas huecas dobles en su interior.
    Lamentablemente, la respuesta es afirmativa nuevamente y dos de ellas se encuentran en el Norte, (Una al Nordeste y otra al Noroeste, para ser exacto.) En la parte interna de la franja de tierra de tres estadios de ancho, en su parte que mira al pantano circular de 5 estadios egipcios de diámetro.
    Algún erudito estará pensando que la gente de la “nesos” de la que hablo, era una especie de bárbaros que no pudieron cruzar ningún océano. Lamentablemente, los datos indican todo lo contrario, ya que se ha descubierto una momia de menos de 1000 años de antigüedad que fue momificada (perdón por la redundancia) con resina de conífera. Sí, sé que eso no es nada raro, pero lo raro es que esa conífera se la encuentra en México que queda a miles de kilómetros de distancia.
    Ya sé que hablar de 1000 años es poca cosa, así que mejor es hablar de 3.200 y este es el caso de una momia que se encontró en la zona de Rimac – Perú. ¿Otra vez la embadurnaron con resina de conífera de México?
    No, la embadurnaron con resina de Araucaria.
    ¿Araucaria de Chile?
    NO, esta araucaria solo crece a 11.000 kilómetros de distancia y para llegar a la “nesos” continente no pudo hacerlo costeando, sino atravesando el Pacífico, ya que su lugar de origen está entre el Sudeste Asiático y Australia. La otra alternativa es pensar en la cigüeña, pero creo que ya estamos mayorcitos para creer este cuento.
    Esto quiere decir que el mar de Atlas es una piscina si se lo compara con un mar de carne y hueso como el Pacífico, pero sobre todo, las pruebas físicas obligan a repensar la concepción de un buen salvaje que no condice para nada ni con las resinas ni con las decenas de mapas, amén de las mega obras hidráulicas interconectadas en toda la llanura, que para nada pueden ser asociadas a una cultura de nómadas.
    Si les interesa el tema, entren a Google y escriban “tierra de Musus”. Entre los resultados aparecerá un video en Youtube.
    Sobre esta comunicación, NO solicito el irrestricto apego a mis derechos de autor, que tengo debidamente legalizado a nivel mundial, por lo que autorizo su divulgación sin la previa autorización y negociación por escrito de mi parte, ya que trabajo para una organización sin fines de lucro. Utilicen lo que deseen, siempre y cuando, por ética, citen la fuente como Proyecto Yesusa`iri. (Si les da la gana ni me nombren, ya que las personas pasan y las instituciones quedan.)
    Espero que se diviertan con la NO-ATLÁNTIDA que son los ANTIS, ya que se trata de una civilización real, con obras reales que no admiten el cuestionamiento al que está sujeto Platón.
    A decir verdad, si Atlantis existió o no, me tiene sin cuidado, ya que ese es un problema de los Atlantólogos. Si Platón fue un mentiroso descarado, ese es problema de Platón que ya está bastante muerto como para defenderse solo. El tema que trato es de una Civilización Hidráulica real que dejó decenas de mapas, también reales, en los bordes montañosos de su sabana y en estos mapas precolombinos se muestran decenas de ciudades de anillos concéntricos, incluida obviamente aquella que tiene agua fría y caliente en su interior y puentes, murallas circulares en sus bordes y tres puertos externos. Es más, las últimas prospecciones aéreas realizadas a muy baja altitud indican la presencia de estructuras en sus islas circulares, pero por el momento es imposible acceder a ellas y debemos esperar la temporada de sequía para realizar las excavaciones.
    Hasta donde yo sé, todos los Atantólogos tienen razón con sus hipótesis, (Sobre todo Diaz Montexano), y mejor es no meterse en sus terrenos si uno no desea jochear el avispero. Exactamente lo mismo se puede decir de las posiciones escépticas que basan su argumentación en la ausencia de evidencia. En el caso de la Civilización Hidráulica de los Antis, las evidencias son reales y si alguien quiere relacionarla con Atl-Antis podría comenzar diciendo que Atl en lengua Nahual significa agua, pero de hecho solo podría hablar de 5/8 de Atl-Antis, ya que se trata de la zona de los Musus. Los Mayas más cercanos que habían, según crónicas de la corona, no eran los que estaban en Centroamérica, sino que por simple azar, los cronistas registraron unos Mayas, vecinos de los Musus, que habitaban en las estribaciones de la Cordillera Occidental. Como ese pueblo ya desapareció, no podríamos afirmar que hablaba Nahual; lo que solo deja una coincidencia circunstancial en cuanto a un nombre.
    Quien tenga acceso a los documentos coloniales podrá confirmar lo escrito, y justamente en varios de los del Perú se encuentran detallados los límites de los Antis, ya sea por Garcilaso de la Vega en sus “Crónicas reales” o Álvarez Maldonado.
    Como el tema no es Atl-Antis, les aconsejo que busquen datos relacionados con el Paitití o Paitite. Luego lean las crónicas del Jesuita Agustín Zapata y verán qué título recibía el cacique canoso y de barba con el que se topó a finales del siglo XVII. Después de eso averigüen la zona exacta donde se asentó su pueblo.
    Si ya llegaron al sitio, lean sobre el sucesor de Zapata, o sea, el padre Jesuita José Garriga que en 1704 “fundó” una misión a 8 leguas al poniente del gran río que corre de sur a norte. Este mismo jesuita fundó otras reducciones… ¿Ubicaron dónde lo hizo?
    Aclaro que a un Jesuita como Garriga, ni a nadie en sus sano juicio, se le ocurriría fundar una ciudad en un pantano, sino en algún lugar elevado. Digo esto porque a 8 leguas al oeste del Gran río, las opciones están muy limitadas y solo queda un único candidato… ¿Ya se dieron cuenta de cuál es el lugar?
    Bien, resulta que ese mismo asentamiento original fue trasladado por el mismo Garriga a orillas del gran río y lo primero que hizo fue crear un puerto. Luego el puerto se inundó y se trasladó a su posición actual, 20 km al sur, en una loma artificial que actualmente sigue funcionando como puerto que conecta con el Atlántico.
    Después de esto, como todos sabemos, los Jesuitas fueron expulsados a finales del siglo XVIII y si vieron o no vieron nada en más de 70 años, jamás lo sabremos y lo único que se puede hacer es especular.
    Si no estamos conformes aún, busquen los documentos del investigador francés Alcides D`Orbigni en sus “Viajes por la América Meridional”. Allí verán como en 1850, este investigador llegó al pueblo fundado por Garriga y describió a este nuevo cacique de la zona con el mismo título que le asignó Zapata en el siglo XVII.
    Yo sé que alguien se dará cuenta de qué imperio estoy hablando, cuando se tope con Pusharo. El lunes pasado, al leer documentos arqueológicos de las nuevas carreteras del corredor bioceánico, me enteré que en la zona donde la SIARB ya había documentado tres mapas, se ha descubierto un área de 6 hectáreas con los mismos petroglifos y pinturas rupestres, que aún no han sido documentados. Uno de ellos tiene 150 m de descripciones geográficas continuas. (Extremadamente grande para mi gusto!!!.)
    ¿Cómo se llama la zona?
    Musuruqui. Lo extraño del asunto es que Ruqui significa sangre en lengua Sirionó, que es lengua de la zona.
    Por este motivo me tiene sin cuidado que los Atlantólogos tengan toda la razón en sus ubicaciones de Atlántidas, ya que La Civilización Hidráulica de los Antis es completamente real y los mapas que rodean su cuadrilátero rectangular nos han indicado decenas de ciudades de anillos concéntricos, que están perfectamente geo-referenciadas y algunas llegan a tener más de 7 kilómetros de diámetro.
    Si esto no es la Atlántida, importa un pepino, ya que sí o sí, se trata de los Antis que están ligados a una historia profusamente registrada desde hace cerca de 5 siglos atrás y simplemente por coincidencia, se ha vuelto tan mitológica como la Atlántida. La diferencia es que en el caso de la Atlántida, solo se considera como válida una fuente (muy cuestionada), mientas que para el Imperio de los Antis, las fuentes son muchísimo más recientes y suman centenas de hojas escritas en un castellano desastroso. Ese era el castellano de la época y las referencias portuguesas no mejoran mucho, ya que son igualmente desastrosas en su lenguaje, lo que de ninguna manera las convierte en poco fiables… Salvo que se piense que los curas no son dignos de confianza o decenas de cronistas eran tan bellacos y mentirosos como un tal Platón.
    Que se diviertan.
    Salu2,
    David Antelo

    • Esto es de lo más interesante que he leído en mucho tiempo David, muchas gracias por compartirlo.

      Saludos¡¡

  6. Una Atlantis en los Antis.
    Se trata de una Civilización Hidráulica completamente real, que quizás no tiene nada que ver con la Atlántis de Platón.
    http://www.yesusairi.org/index.php?videoteca=1
    Siguiendo las decenas de mapas precolombinos fue que se pudo filmar la Isla de los Anillos Conéntricos de los Antis.
    Si no es Atlantis, importa muy poco, ya que se encontraron estructuras y puentes en esta Isla que no la hizo ningún Dios, sino que la hicieron los hombres.
    Salu2,
    David

  7. Como consejo.
    No crean todo lo que dice la prensa escrita sobre el tema de Atlantis, ya que se trata de un tema bastante complejo y a alguien se le pueden adjudicar palabras y frases que jamás dijo. En esto nada tiene que ver una frase escéptica que erróneamente se le atribuye a Aristóteles, sino a informaciones o desinformaciones actuales.
    Por ejemplo, la edad de unos 7.000 años puede ser adjudicada a un Arqueólogo, siendo que es de otro, o por ejemplo, el sistema hidráulico descrito puede adjudicarse a Samaipata, siendo que está 600 kilómetros al norte, a poco más de 100 m.s.n.m.
    Mientras que la SIARB dice 600 años, un Arqueólogo puede hablar del precerámico, mientras que un geólogo puede decir 15.000 años. Y lo más gracioso es que se refieren al mismo sitio. Después de esto, llega algún periodista que no entiende sobre el tema y pone el número que más le gusta, luego la información se filtra nuevamente y en un paso más adelante, el mismo asunto se parece más a la mitología que a la ciencia de donde nació.
    No crean todo lo que dice la prensa, más aún si se trata de un tema con muchas aristas.

    Salu2,
    David Antelo


A %d blogueros les gusta esto: