Skip navigation

Archivo de la etiqueta: RELATOS DE TERROR

El cuarto del monstruo

.

-No, mamá… no me encierres en el cuarto del monstruo… - gimió Andrés.

-Andrés, deja de lloriquear y acepta el castigo como un niño grande - contestó María. Además, te he dicho mil veces que olvides esa patraña del monstruo que ya somos mayorcitos.

Leer Más »

Instinto

.

Como comenzar esta historia…

Era una tarde, estaba nublado, oh sí, lo recuerdo perfectamente.
Salía del colegio, nada tan excitante como el olor a tierra mojada. Acababa de llover, yo esperaba sentada en la banca de afuera a mi amiga Julieta. Me distraje viendo las gotas de rocío en las hojas, eran perfectas, precisas, cada vez me sorprendía más la naturaleza, esas hojas eran dignas de uno de esos documentales que salían en la TV. En ese momento pensé en la tarea que nos había dejado la profesora Tania. Yo era mala para Biología, al parecer a ella le gustaba torturarme con el trabajo de la típica maqueta de ADN. La profesora me odiaba, nunca le caí bien. Hasta ahora saco estas conclusiones.

Leer Más »

.

Correr

Sólo sé que nos persiguen, caminantes sin mente poseídos por un hambre caníbal del que jamás podrán liberarse. Heme aquí luchando por abrirme paso entre cacharros de metal sin gasolina esparcidos en un imposible laberinto que complican el paso a cualquiera, incluso a ellos.

¿Dónde está Ali?, ella estaba justo a mi lado, hace unos momentos…

Leer Más »

Fashionista

Era una mujer sumamente amable, y sumamente entrometida. Cada semana le llevaba a la oficina algùn postre: pie de queso, galletas caseras, costra de chocolate blanco con frutas secas, emparedados de crema de mani con mermelada.. en fin, que por lo menos 5 de sus 87 kilos eran responsabilidad de esa señora. Y todo esto le molestaba tanto a su novia: la recibìa con toda educaciòn, pero una vez que se iba cerrando la puerta tras de sì, comenzaba a recriminarle el que èl le aceptara tantas atenciones. ¿Què buscaba esa señora? ¡Si casi podrìa ser su madre!!! ¿Cuàles eran sus intenciones?? ¡Y esa manera de hurgar en la intimidad de los demàs!!! ¡Còmo si quisiera saber algùnoscuro secreto!!! ¡Pero si no hay nada que investigar!! Claro, a menos que èl sì ocultara algo, ¡pero ella no! ¡Ella què podia ocultar si todos la conocìan! ¡Què fastidiosa mujer! La aventaria por la escalera si pudiera. Le sacaria los ojos. Le arrancaria la piel de las…Shhhhh. Sus dedos en los labios de ella y un beso en la mejilla lograban tranquilizarla para olvidar el asunto. Despues de todo sòlo era la anciana de la oficina de al lado que criticaba lo excentrico de su enorme colecciòn de abrigos,jerseys y accesorios de piel.
Piel…
Piel..Era la piel lo que le faltaba ahora a ese cuerpo. El cuerpo de esa anciana amable y metiche.

Leer Más »

 

 El anillo de la muerta

Era el sueño perfecto para una novia, una boda de ensueño con el amor de su vida, junto a su amada familia, rodeada siempre de cuidados y felicidad. La recepción se realizaría en una lujosa hacienda a las afueras de la ciudad, rodeada de gigantescos árboles, un lago de aguas oscuras y jardines que crecían sin pedir permiso y rosales, rosales por todas partes, a pedido suyo.

Leer Más »

Susana decide morir

Tic tac, tic tac… Por la ventana se cuela el zumbido de un neón callejero que satura el ambiente. Golpes en la pared. Ella abre los ojos y se levanta de la cama. Lo intuye, algo va mal. No pueden apenas apreciarse colores en la oscuridad de la noche. Sirenas de policía a lo lejos; disparos.

Leer Más »

.

Una noche interminable

Di por terminado mi plato de salmón y me dispuse a lavar la vajilla. Estando la cocina limpia, decidí cerrar los postigos del enorme ventanal. Afuera, el negro cielo se veía opacado por el resplandor de las estrellas que brillaban con una fuerza jamás vista. Aproveché la ocasión para disfrutar el espectáculo y me recosté cómodamente en mi reposera plegable. Divisé fácilmente la Osa Mayor y Las Tres Marías pero me costó encontrar mi constelación preferida: la Cruz del Norte. Al cabo de un largo rato conseguí localizarla, pero cuando me disponía a contemplarla escuché un ruido ensordecedor proveniente del interior de mi casa de campo. Estupefacto, me puse de pie y me dirigí sigilosamente a ver qué ocurría.

Leer Más »

.

Alba

Brota la sangre, sale disparada de mi brazo. Los cortes en la piel me hacen sentir vivo. Poco a poco el líquido rojo gotea en el suelo. Un corte más profundo en la muñeca izquierda hace que empiece el principio del fin, ya no habrá marcha atrás.

Leer Más »

.

El visitante de la Necrópolis

El aire frío del invierno de una tarde que fenecía un día 23 de diciembre, bajo los árboles del Campo Metropolitano, arropaba mi cabeza intensamente, dejando en mi rostro una imagen pétrea, en la que mis ojos y mis cabellos eran lo único que no era inmóvil dentro de ese lugar de eterno descanso.

Leer Más »

.

Despedida

Parecía ser otro día más en el hospital, llegar muy temprano para pasar visita con los médicos y ver a los pacientes que se encuentran internados en el servicio de Ortopedia Pediátrica.

Leer Más »

.

Leyenda urbana

-No sé si realmente pasó, no quiero pensar en ello, cuando no se piensa en algo, ese algo no existe, desaparece, muere… No quiero pensar en ello, sin embargo, no puedo evitarlo..

Leer Más »

.

DEMONIOS EN LAS SOMBRAS

-¿Por qué me miras de esa manera?-pregunté.

-Miro como y donde me place-contestó la sombra.

Desde que tuve uso de razón, no entendía por qué debía tener una sombra que no sirve

para nada. Todo mi cuerpo cumple una función, pero la sombra…

Leer Más »

.

Alberto

Tras tantos meses, Mirta se extrañó, se estremeció  en cierto modo al observar en la pantalla de su teléfono móvil aquel nombre. Alberto había traído algo parecido a la felicidad a su vida un día, pero todo se había ido quebrando hasta el punto en que el nombre de aquel chico ya no le aportaba sensación especial alguna, su corazón se había inmunizado ante su persona. Al menos eso había creído hasta aquel instante.

Leer Más »

.

El dije

Ya no eran simples susurros… ni leves quejidos, su respiración furiosa podía escucharse claramente a través de la puerta; estaba decidido a entrar, y esta vez estaba totalmente desprotegida. El miedo pudo más que su curiosidad, estaba petrificada, su corazón retumbaba con fuerza entre su pecho, pero los gritos se negaban a salir…

Leer Más »

.

¿Podré hacer algo bien?

Siempre me dicen ese tipo de cosas, ya no debería llorar, pero oírlo de la boca de mi familia me hiere mucho. Mis lágrimas al final logran salir de mis ojos oscuros, lo que provoca que ellos rían lo más fuerte que pueden.

Leer Más »

.

 

¿Quien dijo que el papel higienico no es cultura?

¿Os gusta leer en el baño?, ya no hay excusas de olvidarse un libro en esos momentos “íntimos”: El escritos japonés Koji Suzuki, ha descubierto la solución.

La primera novela impresa en un rollo de papel higiénico en Japón vendió  80.000 ejemplares con solo un mes en el mercado.

Leer Más »

.

Dolor y Lamento

Ya nada es lo mismo desde que mi padre se ha ido. Los días pasan lentos y el ocaso de mis días me impide el olvido. He mirado al cielo por si entre las estrellas veo el rostro que una vez tanta felicidad me había traído. Pero ya nada es lo mismo.

Leer Más »


.

Noches de pesadilla

Estaba solo en el mundo

y nada había para hacer.

Me sentía un idiota inmundo,

y algo para divertirme quería tener.

Leer Más »

 .

La ciudad de la noche eterna 

Había oscuridad. Aquél joven se levantó de su cama y la única luz que percibió fue la de una lámpara a su lado en un pequeño buró gris. Se puso de pie y asomó por su ventana; las calles eran negras y gritos desesperados llegaban a sus oídos pidiendo ayuda: era la voz de una mujer, sin embargo no podía ver nada porque todo era negro a sus ojos; tomó una linterna. El alumbrado público se había apagado por quinta vez en menos de veinticuatro horas… algo andaba mal.

Leer Más »

.

El héroe del barrio

Hoy, dentro de lo trágico de la situación, me he llevado una grata sorpresa al comprobar que todavía queda gente con buenos sentimientos; gente que es capaz de poner su vida en riesgo gratuitamente por salvar la vida de su prójimo.

Leer Más »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.105 seguidores