Skip navigation

.

Una noche interminable

Di por terminado mi plato de salmón y me dispuse a lavar la vajilla. Estando la cocina limpia, decidí cerrar los postigos del enorme ventanal. Afuera, el negro cielo se veía opacado por el resplandor de las estrellas que brillaban con una fuerza jamás vista. Aproveché la ocasión para disfrutar el espectáculo y me recosté cómodamente en mi reposera plegable. Divisé fácilmente la Osa Mayor y Las Tres Marías pero me costó encontrar mi constelación preferida: la Cruz del Norte. Al cabo de un largo rato conseguí localizarla, pero cuando me disponía a contemplarla escuché un ruido ensordecedor proveniente del interior de mi casa de campo. Estupefacto, me puse de pie y me dirigí sigilosamente a ver qué ocurría.

Tras revisar detenidamente cada rincón de mi finca, me volví confundido a mi reposera para continuar disfrutando de la fiesta que la fría noche me brindaba. Por más raro que pareciera, el brillo de las estrellas aumentaba minuto a minuto al igual que mi entusiasmo. Con el correr del tiempo, mi sueño se fue disipando para dar lugar a mi locura pues no podía procesar lo que mis ojos veían. Créanme que en ningún momento de mi larga carrera como astrónomo, tuve la oportunidad de contemplar algo igual.
Desafortunadamente, la fiesta volvió a interrumpirse. Nuevamente, un fuerte ruido me sobresaltó y mi locura se transformó en tensión. ¿Acaso se había caído algo sin que yo pudiera descubrir qué era? Apunté en dirección de la puerta con la esperanza de revisar mi rancho y hallar una respuesta a esta pregunta.

Tres cuartos de hora más tarde, me resigné sabiendo que no encontraría explicación para semejante estruendo. Me acomodé por tercera vez en mi asiento pero esta vez no por mucho tiempo. Escuché pasos procedentes de la cocina, y de esos no tengo dudas; la noche se volvía cada vez más extraña… A estas alturas, mi temor era insostenible. Para consumarlo, y sentirme más seguro fui en busca de mi machete escondido en el interior de mi caja de herramientas ubicada bajo el cobertizo al fondo de la propiedad.

Al llegar bajo el cobertizo y lograr resguardarme, encendí mi linterna recargable. Una vez hallada la caja, me incliné tembloroso para intentar abrirla. La tapa estaba muy dura pues el metal de las bisagras a ambos lados de la caja se había oxidado. Finalmente, tras un gran esfuerzo, la tapa cedió lo que significó para mí un gran alivio. Estando la caja abierta, revolví impacientemente hasta dar con mi reluciente machete. Lo tomé con fuerza para poder sacarlo, me paré y apunté en dirección a la cocina. Acto seguido, se levantó una leve brisa que me acompañó hasta que cerré la puerta. Al revés de lo que había pensado y aun con el machete en mi poder, el temor no sólo me seguía pesando sino que crecía a cada paso.

Una vez en el interior de mi vivienda, caminé hasta que mi nariz se topó con un fuerte olor a pescado. Escuchaba los pasos cada vez más cercanos y no podía evitar sentirme observado. Con el corazón casi saliéndome por la garganta, posé mi dedo índice sobre el interruptor pero no me atreví a encender la luz. Cada segundo que pasaba me parecía eterno y la intriga por saber quién se acercaba a mí se acrecentaba. Sin embargo, mi dedo no sólo no ejerció fuerza alguna sobre el botón sino que además soltó el mismo y se detuvo a esperar el momento de que le diera órdenes. Tardé tanto en decidirme, que repentinamente la palanca se movió como por arte de magia y las luces se encendieron. Los pasos dejaron de escucharse. Casi simultáneamente, el viejo reloj cucú marcó las dos de la madrugada.

Helado, observé a mí alrededor: platos y cubiertos sucios, más de una copa con restos de vino e incontables tacitas con fondito de café. No podía explicar lo que veía puesto que, como sabrán, había dejado el ambiente en perfectas condiciones. Temblaba como una hoja y no podía moverme. Me quedé inmóvil por un largo rato, hasta que una cruel y bizarra idea se cruzó por mi cabeza: esta casa que alguna vez supo ser solitaria y silenciosa había dejado de serlo. No pude evitar sentirme indefenso tras este pensamiento a pesar de estar armado. Sentía unas ganas incontrolables de gritar para descargar mi angustia, sin poder comprender los sucesos que esta noche estaban acaeciendo. Pero mi impotencia podía más. Traté de tranquilizarme un poco y tras respirar hondo reiteradas veces, lo conseguí. Puse mi mente en blanco y apresuré el paso para llegar al baño. Toallas mojadas, la ducha encendida, el jabón recién comprado casi consumido. Cerré la puerta incrédulo, y me eché a correr fuera. En el camino, tropecé con una voluminosa rama de ciprés.

Y fue entonces cuando retorné a la realidad. El alma me volvió al cuerpo. El terror despareció. La casa calló por fin. Mis ojos se abrieron, las estrellas ensombrecieron y  la comodidad de mi reposera de roble se volvió a sentir.

.

.

.

Relato cedido a TEM por Nico Rogge

.

.

ARCHIVO DE RELATOS DE T.E.M

  1. Es un relato fantástico!!! He estado con los ojos muy abiertos desde el principio al fin.Estupendo,de verdad,me ha encantado,sobretodo por su originalidad.

  2. No está mal..las impresiones, aunque en el fondo no dice nada, lo deja a nuestra imaginación..¿Qué pasó en el cielo? ¿Cambiaron las estrellas de lugar? ¿Acaso era otro mundo? ¿Y el machete, para que lo quería?.. me hizo pensar en un horrendo crimen..¿La casa se ordenaba y desordenaba sola? Bueno al parecer todo volvió a su propio orden…
    Feliz martes..no te cases ni te embarques..

  3. Hola, me gusto el relato, la descripcion de la finca hermoso, y lo demas cuando sale a ver esas preciosas estrellas todo muy bien y despues yo creo que por tragon se quedo dormido y le dio una pesadilla, posteriomente se desperto y gran alivio volvio a la realidad. Uff muy buen post muy ligerito. Saludito y abrazos.

  4. Buen relato! Aunque no me quedó claro lo de las estrellas. Como se hace para publicar uno? Saludos.

  5. Me parecia que iba a terminar como la pelicula de “los otros”…muy bueno

  6. Era un sueño??

  7. Jaja o también creia que terminaría como la película,
    pero menus mal que fue otro el fin.
    Me recordó cuando uno se tropieza en el sueño y se estremece todo,
    y vuelve a despertar.
    Me encantó la descripción. Yo siempre veo las Tres Marias (se han fijado
    que la constelación de Orion también hace una cara cadavérica? Jaja)
    y la Cruz del Sur. Aqui poquito se ve el cielo estrellado, pero
    lo disfruto cuando puedo.
    Saludos y buena historia! Me puso en tensión por 5 minutos :3

  8. que miedo me dio pero pense exactamente lo mismo era un sueño o no?

  9. vaya no se si creer en todo eso pero si se creer en el miedo
    estuvo muy bueno me gusto creo que hasta oi ruidos en mi casa muy bueno

  10. mmmm a mi parecer falto algo mas de suspenso… comenzo bien pero termino extrañamente derrepente…bueno a kien le gusto que bien pero a mi parecer quedo muy pobre ^^ si hubiera puesto fotos de suspenso o algo asi hubiera sido mejor!!! pero me gusta mucho esta pagina les felicito ^^ siempre leo muy buenos post…

  11. no me gustan mucho los cuentos, relatos o peliculas donde todo termina siendo un sueño…¬¬
    pero esta bueno…es atrapante…consiguio que lo leyera por completo!
    felicitaciones….

  12. Los relatos no tienen por qué decir algo,ni todo tiene por qué estar todo tan claro,hay que imaginar,interpretar…lo de las estrellas puede ser lo que vosotros queráis.El protagonista las ve especiales a pesar de ser astrónomo…porque era un sueño. Esta es mi interpretación.

  13. Eso pasa por dormirse con el estomago llenito, no sabe el notas este que se suelen tener pesadillas…? O quizas no lo fue y le ha dado un chungo y esta muerto y las tacitas de cafe son de los buitres que vienen a gorronear al velatorio…
    Besos desde el infierno queridos! Buen relato.

  14. una noche interminable o un entrecejo interminable ajaj

  15. Esta bueno el relato pero me permito dejar algunas criticas (muy personales) que buscan ser constructivas:
    1.- Describes con excesiva precisión detalles o situaciones que al final resultan inverosímiles en el relato.

    2.- No puedo evitar sentir que la mayor parte del relato no tiene una dirección concreta. Parecen un conjunto de ideas sueltas sin mayor sentido hasta que se asume que es un sueño y se le deja al lector el dificil trabajo de juntar los hechos para que él mismo cree la historia que mejor le parezca. La luz de las estrellas, el sonido en la casa, el olor a pescado, los restos de comida en la mesa y finalmente el cuarto baño usado, ¿a dónde nos lleva todo? a que todo fue un sueño de qué?. Se que muchas buenas historias tienen finales abiertos, pero cuando hay tanta información junta, para algunos lectores puede resultar incomodo enterarse de que la explicación de todo se la va a tener que dar él mismo.

    3.- Hay algunas cosas que le cortan el suspenso al relato. Por ejemplo, la busqueda del citado machete y el encuentro del personaje con este me resultaron jocosas no por el hecho en sí, sino por la forma como lo narras, por ejemplo “revolvi impacientemente hasta dar con mi reluciente machete”, eso, ademas de que puede causar gracia,corta el suspense porque tu personaje esta atemorizado y estas narrando en primera persona por lo que el personaje eres tú, entonces la descripción del “reluciente machete” hace ver que tal vez tu personaje (o sea tu) no estè en verdad tan atemorizado, y se nota una desconexión entre cómo narras y lo que estas viviendo en el relato. Otra frase que frenó mi suspenso fue “el reloj cucú”, digo, vas caminando aterrorizado por las salas de una casa, machete en mano, describiendo tu terror con cada paso que das y te molestas en decir que el reloj que daba la hora era “cucú”??. Creo que sería que mejor que la narración de tu relato fuese en tercera persona o, mejor aún, asumas que tu personaje eres tú, que su terror es el tuyo. Si asumes esa tensión como propia, tus historias se llenaran de un suspenso indescriptible. (Ojo es MI OPINION PERSONAL, la idea es que tus relatos sean cada vez mejores y te felicito por la imaginación que tienes, tu relato tiene potencial para una historia más larga y densa)

  16. El final se me hizo demasiado corto estando como estaba embelesado con la excelente ambientación que le has dado.
    Saludos

  17. Es un relato bastante interesante… me encanta la parte en dónde retorna a la realidad, aunque me parece que debiste utilizar términos más impresionantes para ese final.
    Me gusta la historia, sin embargo creo que debería practicar un poco en lo que se trata impresionar a tu lector, pues bien relatas el sueño de tu personaje principal, quizás algo más de suspenso haría a tu cuento algo perfecto.

  18. El relato es excelente pero me hubiera gustado saber quien era el intruso. El final me ha quedado confundida con las cosas que antes estaban limpias pero ahora resultan que alguien o algo lo desordenó.

    Fue un poco difícil de entender. Y las estrellas brillantes no será acaso que el cielo se caía? O él estaba medio sonámbulo?

    En fin el relato es muy bueno, digna de ser uno de los libros de alfred hitckock.

    Saludos

  19. tengo sentimientos encontrados, pero eso me encanta, y si, me gusto mucho el cuento

  20. Noosee >.< pero a mii me gusto!! (: Bueen relato! muy interesante como tratas de resolver el misterio y despiertas! (:

  21. Yo igual pienso que se quedó dormido y su mente le jugo una mala pasada, pobre hombre, puede que allá sido sólo su imaginación pero el susto quién se lo quita? jeje, Tejiendo el Mundo, díganme porfavor que debo hacer para mandar un relato? :)

  22. Muy bueno¡¡cuando salí de mi cuarto a bajar por algo detomar escuche que alguien bajaba:era mi hermano pero me dió miedo después de leer esto. :)

  23. mis hijos han visto personas adentro de mi casa han visto aun bebe y aun señor y eso q mi casa es nueva habeses hasta mi me da miedo se caen cosas y ropa colgada sabe q pasa pero bueno la historia esta muy buena y pues quisiera q fuera un sueño igual q el


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.106 seguidores

%d personas les gusta esto: