Skip navigation

.

Cuando nuestro mejor amigo se convierte en nuestro peor enemigo

Hoy que dependemos tanto de la tecnología, que no podemos salir de casa sin el teléfono móvil, vivir sin la TDT, sin estar conectados a la Red a todas horas… ¿Qué pasaría si se repitiera una supertormenta solar como la de 1859? Los científicos están de acuerdo, sería una especie de  tsunami cósmico. ¿Tan catastrófica es una supertormenta? Veamos qué pasó en la última que hubo en nuestro Astro Rey.

Al caer la noche del domingo 28 de agosto de 1859 se vieron en los cielos de la mitad del continente americano auroras boreales. ¡Qué bonito!, ¿no?. Hermosas cortinas de luz cubrieron el firmamento desde Maine hasta la punta de Florida. Los cubanos, sorprendidos, las observaron justo sobre sus cabezas. Los cuadernos de bitácora de los barcos que navegaban cerca del ecuador describen luces rojizas. Muchos pensaron que sus ciudades ardían. Los intrumentos de tierra fueron registrando pequeños cambios de  magnetismo del planeta hasta que de repente la medida se salió de la escala. Los telégrafos empezaron a verse afectados, en Baltimore, los técnicos trabajaron desde las ocho de la tarde hasta las diez de la mañana sólo para transmitir una noticia de prensa de 400 palabras.

.

.

Poco antes del mediodía de jueves 1 de septiembre, el astrónomo inglés Richard C. Carrington tomaba unos bocetos de un curioso grupo de manchas solares, curioso por el enorme tamaño de las regiones oscuras. A las 11:18 horas fue testigo de un intenso destello de luz blanca procedente de dos puntos del grupo de manchas. El espectáculo duró cinco minutos escasos. Carrington llamó para que alguien más pudiera verlo, pero estaba solo, es lo que tienen los astrónomos encerrados en sus observatorios, que rara vez encuentran con quién compartir su emoción. Diecisiete horas más tarde, una segunda oleada de auroras boreales convirtió la noche en día en América, desde el norte hasta Panamá. Se podía leer el periódico a la luz rojiza y verdosa, los mineros de oro de las Montañas Rocosas se levantaron y desayunaron a la una de la madrugada creyendo que amanacía. Los sistemas telegráficos dejaron de funcionar en Europa y Norteamérica.

.

.

En aquellos días se sabía muy poco de las Auroras Boreales. Pensaban que eran producidas por materia meteórica procedente del espacio, de luz reflejada por los icebergs polares o de una especie de relámpagos que se producían a mucha altura. Ahora sabemos que las auroras tienen su origen en sucesos violentos del sol, que lanzan al espacio grandes nubes de plasma que perturban temporalmente el campo magnético de nuestro planeta.

La Gran Aurora de 1859 no tuvo mayores consecuencias porque nuestra civilización tecnológica se encontraba en pañales. Ahora sería otra cosa, teniendo en cuenta no sólo el desarrollo técnológico con el que vivimos, sino los miles de satélites artificiales que rodean nuestro planeta.

Testigos en el hielo han demostrado que una tormenta de tal magnitud ocurre apenas una vez cada 500 años. Bien, parece que la próxima no nos verá vivos. Pero tormentas de la mitad de esa intensidad golpean una vez cada 50 años. La última tuvo lugar el 13 de noviembre de 1960, causó perturbaciones geomagnéticas por todo el globo y apagones de radio. No es por ser alarmista, pero la siguiente nos toca dentro de nada. ¿Podemos estar tranquilos?. Se han evaluado los costes, económicos, claro, e igualarían los de los mayores huracanes y terremotos. Sin contar con que podríamos tardar años en volver a la normalidad actual, vía satélite. Está claro que deberíamos prestar un poquito más de atención al Sol y conocerlo mejor.

.

.

¿Qué es una tormenta solar?

El número  de manchas solares, así como otros datos de la actividad magnética solar, sube y baja a lo largo de un ciclo de 11 años. El ciclo actual, llamado mínimo solar, comenzó el mes de enero de 2008; tras esta pausa, pasados 5 años (2013) la actividad solar será cada vez mayor. En los últimos 11 años han estallado en la superficie del Sol 21.000 fulguraciones y 13.000 nubes de gas ionizado (de plasma). Estos fenómenos, colectivamente llamados tormentas solares, surgen del estado de continua agitación de los gases del Sol. En cierto sentido, son cómo las tormentas terrestres pero a mayor escala, con la importante salvedad de que los gases solares están acompañados de campos magnéticos que les dan forma y proporcionan energía. Las fulguraciones son análogas a las tormentas de rayos, pero en forma de rayos X. Las eyecciones de masa coronal, en cambio, son como los huracanes; se trata de gigantescas burbujas magnéticas con diámetros de millones de km. que arrojan nubes de miles de millones de toneladas de plasma al espacio a gran velocidad. La mayoría de estas tormentas encienden auroras boreales en los cielos árticos, comparado a una tormenta terrestre su equivalente sería un chaparrón. En ocasiones, sin embargo, el sol libera un vendaval.

.

.

¿Qué ocurriría en caso de una supertormenta?

1. Se avecina la tormenta. La condición previa a la supertormenta de 1859 consistió en la aparición en el sol de un gran grupo de manchas cerca del ecuador, casi en el pico del ciclo solar. Las manchas eran de tal magnitud que incluso podían apreciarse a simple vista (con una protección adecuada, claro). En el momento en que se produjo la eyección inicial de masa coronal (el huracán solar), el grupo de manchas estaba frente a la Tierra. Estábamos en el punto de mira solar, aunque tanta puntería por parte del Sol no es necesaria, aunque nos pille de soslayo hace daño. Cuando las burbujas de gas ionizado (la materia coronal) alcanza la órbita terrestre, se despliega en una extensión de 50 millones de km., miles de veces el tamaño de nuestro planeta. Cuando la Tierra es alcanzada por la estela de una de estas burbujas, se inducen corrientes eléctricas que viajan por las tuberías, los cables y los transformadores eléctricos.

.

.

.

2. La primera ráfaga. Por los datos de los magnetómetros de 1859, la supertormenta liberó dos eyecciones de masa coronal. La primera tardó el tiempo habitual en llegar a la tierra: de 40 a 60 horas, y parece que el campo magnético del plasma expulsado era helicoidal. En el primer contacto con la tierra, apuntaba al norte, reforzando el campo magnético propio de la Tierra por lo que los efectos se minimizaron. La eyección comprimió la magnetosfera terrestre (la región del espacio próxima a la Tierra donde el campo magnético de nuestro planeta domina al del Sol). Se registró en los magnetómetros, pero, por lo demás, hasta ahí pasó inadvertida.

.

.

3. Fulguración de rayos X. Las eyecciones de masa coronal suelen coincidir con una o más fulguraciones intensas. La supertormenta de 1859 no fue ninguna excepción. la fulguración que pudo ver Carrington el 1 de septiembre debió de tener temperaturas de casi 50 millones de grados Kelvin. Es muy probable que no solo emitiera luz visible, sino también rayos gamma y rayos X. La radiación alcanzó la tierra tras viajar unos ocho minutos y medio; llegó bastante antes que la segunda eyección coronal. de haber habido en aquella época radios de onda corta, hubieran quedado inutilizadas por la energía depositada en la ionosfera terrestre, la capa alta de gas ionizado que refleja las radioondas.

.

.

.

4. Segunda ráfaga. Antes de que el viento de plasma solar ambiental tuviera tiempo de rellenar la cavidad dejada atrás por la primera eyección coronal, el Sol disparó una segunda. con muy poco material interpuesto que se le resistiese, alcanzó la Tierra en 17 horas. Esta vez, el campo magnético del plasma apuntaba al sur en el momento del impacto. El caos geomagnético no se hizo esperar. Comprimió la magnetosfera terrestre hasta solo unos 7.000 km, comparados con 60.000 habituales. Quizá penetrase incluso en la alta estratosfera. Como el cinturón de radiación de Van Allen que rodea nuestro planeta desapareció temporalmente, se descargaron gigantescas cantidades de protones y electrones en la atmósfera. Estas partículas podrían haber sido la causa de las intensas auroras boreales rojas que se observaron.

.

.

5. Protones energéticos. La fulguración solar y la fuerte eyección coronal aceleraron los protones hasta energías de 30 milones de electrovolt y mayores. En el Artico, donde el campo magnético presenta la menor protección, eses partículas entraron hasta una altitud de unos 50 km., depositando energía extra en la ionosfera. La lluvia de protones redujo la capa de ozono estratosférico en un 5%, necesitando 4 años para recuperar lo perdido. Los protones más poderosos, con energías por encima de mil millones de electrovolt, reaccionaron con los núcleos de nitrógeno y oxígeno del aire, producioendo neutrones y generando anomalías en las cantidades de los nitratos. Una lluvia de neutrones alcanzó la superficie (a esto se le llama ahora “suceso a ras del suelo”), pero no existía por entonces ningún aparato para detectar el ataque. Por fortuna, no resultó perjudicial para la salud, al parecer.

.

.

6. Corrientes eléctricas masivas. Mientras las auroras boreales se extendían, las corrientes eléctricas de la ionosfera y de las propias auroras inducían en el suelo corrientes intensas que atravesaban los continentes. Estas corrientes entraron en los circuitos de los telégrafos, quemando varias estaciones.

.

.

.

¿Y si mañana hay una tormenta solar?

Mirad a vuestro alrededor y veréis la cantidad de cables, tuberías, lineas de alta tensión, cableado de antena, de telefonía, tuberías de agua, gas… es decir, los posibles conductores con los que vivimos. Pero en nuestro caso no va a ser una super, sino una tormenta normal la que nos caiga encima, de manera que las principales víctimas, serán los satélites artificiales.

.

.

Adiós a los satélites.

Cuando vuelva a suceder una tormenta geomagnética semejante, las víctimas más claras serán los satélites. Incluso en condiciones normales, las partículas de los rayos cósmicos erosionan los paneles solares y reducen su capacidad de generar energía en un 2% anual. Muchos se han perdido o estropeado por este motivo. En cuestiones de horas, una tormenta solar fuerte puede hacer perder el equivalente de uno a tres años de vida de un satélite, además de producir cientos de fallos en los sistemas, desde instrucciones erráticas hasta descargas electrostáticas destructivas. Sin contar con la interrupción en la retransmisión de datos. La vida media de un satélite a crecido desde los 5 años en 1980 hasta los 17 actuales. Los satélites de comunicaciones geosíncronos son muy robustos, en sus paneles solares, se ha sustituido el silicio por una aleación de galio y arsénico en estado de oxidación -3 para aumentar la producción de energía y reducir la masa. Además, los operadores de satélites reciben avisos del Centro de Predicción del Tiempo Espacial, por lo que tienen más margen de maniobralidad.

.

.

Pero es mucho más difícil protegerse de una supertormenta. Los rayos X expanden energía a la atmósfera, con lo que aumentan las fuerzas de arrastre sobre los satélites comerciales  y militares, que orbitan a menos de 600 km. de altitud, corriendo el riesgo de abrasarse en la atmósfera. Los operadores de satélites deberían desconectar las secuencia de órdenes críticas con los que están programados. O bien perderían su órbita o bien se estrellarían contra la órbita terrestre.

Los cortes de electricidad a nivel de superficie no tardarían. Los grandes transformadores están conectados a tierra eléctricamente, por lo que son susceptibles de daños por las corrientes continuas geomagnéticas inducidas. Estas fluyen por los cables de tierra de los transformadores y pueden llevar los picos de temperatura en las bobinas hasta los 200 grados y más; a estas temperaturas, los refrigerantes se vaporizan y los dispositivos se funden.

Una supertormenta también incidiría en las señales de radio, incluidas las del Sistema de Posicionamiento Global (GPS). Las fulguraciones solares no sólo perturban la ionosferra, por la que se propagan las señales temporales, sino que aumentan el ruido en la frecuencia GPS. Se inducirían errores de más de 50 metros en las posiciones, inutilizaría los GPS en muchas aplicaciones militares y civiles, perjudicando sobre todo a los aviones que estuvieran en pleno vuelo. También se producirían fallos masivos en los ordenadores, borrando archivos, formateando discos duros.

Las últimas investigaciones científicas preveen una tormenta solar de considerables dimensiones para el año 2013, aunque paradójicamente, el aumento de la vulnerabilidad coincide con un desinterés público. ¿Volveremos a las románticas cenas con velas, a leer libros, a escribir a mano, a cocinar en fogatas y a buscar las direcciones en mapas de papel?.

.

.

.

Tejido por Angelika.

Fuentes:

Ordemwald y Green (NASA). Scientific American.

  1. Magnífico post como siempre muy informativo..
    acabo de ver una información en msn noticias al respecto de las tormentas solares y me quede muy incompleta con lo que lei en la biblioteca y con esta información me queda un mejor sabor de boca, más letras en contra del aleman.

  2. Entonces para este año habria alguna tormenta leve?

  3. nooooooooo, no c se si pobre vivir sin mi computadora, si solo puedo estar una cuantas horas sin ella.

  4. bueno, en esta era tecnologica, cosas como esta, crearian un gran caos, solo decir que estar 1 hora sin telefono la gente ya se pone nerviosa, o cosas asi, imagina si pasara lo que aqui explicais, seria el caos, no quiero ni pensarlo,
    buen post, saludotes!

  5. No será que la supertormenta viene para el pronosticado fin del mundo del 2012?

  6. Muy interesante Angelika. Si hoy en dia nos quedasemos sin toda esa tecnología que hemos hecho tan habitual en unos pocos años, nos sentiríamos como hombres de las cavernas, no hay mas que ver el mal rollo que nos entra si se nos olvida el movil en casa.
    Quizas si ocurriera nos daríamos cuenta que estamos olvidando cosas más sencillas y que necesitamos menos para ser igual o mas felices. (Lo digo porque me encantaria ver una aurora boreal roja, jeje).
    Besotes

  7. Las predicciones para un futuro inmediato o a largo plazo no son muy alentadoras. La tendencia sobre las predicciones suelen ser catastrofistas por regla general. Luego se cumple o no. La gente se acuerda de las predicciones hasta que… sucede un “imprevisto” que NO entraba en las predicciones “públicas” y ahí borrón y cuenta nueva. Es bueno prever posibles catástrofes para un futuro incierto, pues esto nos mantiene despiertos y cuando nos sobreviene el desastre NO anunciado nos sobreponemos mejor que si hubiésemos estado adormilados. Sin embargo el obsesionarse no es prudente, ya que es este estado no se vive, pues es una agonía.
    Con lo que me gusta exponerme a los rayos solares… y la aversión que le tengo a las proyecciones de RX… si es que no se pude tener todo.
    Saludos.

  8. Bueno, bueno… que no cunda el panico. Para el 2013 ya estaremos todos calvos o es que no te acuerdas de que tenemos cita para el fin del mundo jejejejeje.
    Interesante y ameno… Tanto que dan ganas de que pase de verdad pero ya. (Añoro las cartas a mano con dibujitos)
    Un beso infernal.

  9. Nooo! jejeje Una de las cosas que mas me afectaría, en caso de que llegara a ocurrir esto, es que no podría seguir leyendo posts tan interesantes como los de este sitio. Van a tener que hacerlos llegar a través de papel y tinta a todos los que seguimos esta página o ver como se las ingenian, tienen tarea. Saludos!

    • Sería una pena no poder volver a pasarnos por aqui y leer mas entradas!!!
      Siempre podrían publicarlo o enviarnoslo por correo, pero eso si para hacerlo ya no contarían con la ayuda de internet, si no que tendría que documentarse a la vieja usanza… jeje.

      Un saludo!!

        • Tenebrum
        • Posted 18 marzo 2011 at 16:32
        • Permalink

        Si, la cosa tardaría muuuucho mas y por supuesto el triple de trabajo pero valdria la pena, aunque creo que de ser asi tendríamos que pagar jajaja mejor que no pase. Y tienen razón los que dicen que cuando no es una vaina es otra: calentamiento global, super volcanes, tormentas solares, nueva era de hielo, terremotos como los de Haití, Chile y Japon, meteoritos, el colisionador de hadrones, el calendario Maya, el apocalipsis, me faltó algo???

  10. Lo de Japon es por esto, hace nada huvo una gran explosion solar o algo asi tios….se nos avecina una gorda ajajaaja yo me ire a las montañas de aqui valencia a refugiarme en algun caserio antiguo hasta que pase todo el caos, y ya sacare fotos de las mega auroras jajajaja!

  11. que miedito!!! jo el sol es tan increible!

  12. muy interesante el post .. habia visto acerca de ese tema y es algo qe la mayoria pasa por alto..

    de paso queria pedir si alguien de ustedes puede escribir acerca de la coca cola y como afecta a consumidores y al planeta. Seria un tema interesante ya que nadie le toma el peso, ademas mucha gente es adicta sin saber ni siquiera los componentes nocivos que introducen a su cuerpo.

    gracias

  13. Chicos, parece impensable una cosa así, pero no es descabellado el saber que va a ocurrir, como radioaficionado convivo con las tormentas solares desde hace muchos años, esto influye en la propagación de las ondas de radio y es común que mientras estamos manteniendo un contacto con otro radio aficionado, este de desvanece y es común escuchar el término “Se lo llevó el barbudo” en alusión a la desaparición de nuestro contacto.
    En el caso de una explosión solar de la magnitud de la que estamos hablando, debemos despedirnos de computadoras, radios, televisores, GPS y todo aquello que cuente con material electrónico entre sus componentes, de ahí en más es pensar que el desastre nuclear de Japón va a ser cuentos chinos al lado del desastre que sucedería, sumado a ello la posibilidad de activación de las ojivas nucleares que se encuentran en misiles, que saldrían disparadas espontáneamente, sería una catástrofe mundial con consecuencias impensables. . . .Dios nos guarde y si sucede que sea con poca tragedia para la humanidad. Saludos

  14. Excelente articulo.

  15. Nos hemos acostumbrado a vivir con tantas cosas que ahora no me imagino sin ellas…. pufff!!!

    Sería un desastre en muchos sentidos…!!!

  16. O sea… que una mega tormenta solar puede hacer desestabilizar la sociedad tecnificada de la que formamos parte (y de la que dependemos de un modo u otro)… eso significa que un fuerte azote del Sol podría incluso “formatear” todos los registros informáticos de todas las personas… hipotecas, cuentas bancarias… un cataclismo de anarquía, vamos.

    Dice la Biblia -ahora me explico, aunque parezca que no tenga relación con esto- que en aquellos días habrá un gobernante mundial… (supongo que la gente habrá encontrado en él suficientes méritos como para serlo… fuerza, inteligencia, carisma…) una especie de líder político, militar y religioso. La “bestia” marcará a la gente en la mano y en la frente, y sin esa marca nadie podrá comprar ni vender nada. Los que no hayan sido marcados (cristianos?), serán perseguidos o vivirán marginados, en peligro constante por la policía de la bestia. Serán llamados fugitivos, terroristas, marginados, rebeldes, mala gente… (eso me recuerda al régimen de Faraón, cuando llamaba despectivamente “habiru” a los israelitas).

    Una marca que tendrá sentido en el preciso momento en el que se decida implantar. Decir que ya existen dispositivos implantables bajo la piel, por lo cual no será necesario llevar un “carnet de identidad”. Como el microchip para nuestras mascotas (qué paradoja!). La frente y las manos son lugares normalmente expuestos a la vista, por lo cual un lector informático no tendría problemas en “leer” a la persona a identificar. Con este sistema, uno no tendrá que llevar tarjetas de crédito. La misma persona transporta su propia tarjeta. Y como la mayoría de dinero que ya utilizamos es virtual (pagos por internet, tarjeta de crédito, etc), no habrá gran diferencia en su uso. Nos hemos ido acostumbrando a esto.

    Esta marca, será quizá motivada (aparentemente) por un “formateado” informático a nivel mundial causado por una macro erupción solar… como una vuelta a empezar de nuevo: propiedades, fortunas, deudas, información personal simplemente volatilizada de las memorias de los ordenadores estatales. Muchos maleantes aprovecharán la ocasión para tomar posesión de cargos, fortunas, suplantar personalidades y cometer todo tipo de delitos. Una marca que marcará un cambio de sociedad mundial, el la que la orden del hombre que regirá (la bestia), será ley.

    Lo que quiere la bestia es opuesto a lo que quiere Dios para cada cual. Dios crea y podría destruír si quisiera (en su soberanía). El diablo usurpa el papel de destructor. O cualquier papel, de hecho.

    A lo que voy: un reinado bajo las garras del diablo (un hombre -la bestia- con aparente gracia y carisma) es represivo, dictatorial y antiespiritual. Destructivo, en contra de la Restauración mediante Jesucristo que Dios ha provisto en cada cual, para con Él.

    saludos

  17. Yo sigo alumbrando mi casa con velas y escribiendo cartas con dibujitos, además, también me informo leyendo libros ;). Lo más inquietante, visto Japón, es la refrigeración de las centrales nucleares, que dependen de la electricidad… Bueno, con un poco de suerte nos pilla una nueva edad del hielo, que también toca, y así se enfrían. Vámonos de birritas y a vivir, que total, si no te dan por un lado te dan por otro (huy qué mal ha quedado, ¿no?). Besitos.

    • Es verdad, si no nos revientan con lo de las profecìas mayas del 2012, es por un que otro mega volcàn dormido que ya deberìa entrar en cualquier momento y causarìa desastres, sino son las tormentas solares, y un largo etc.!!! hay demasiada informaciòn y teorìas hoy por hoy! yo tengo dos niños pequeños y me alarma todo esto, pero trato de no darle mucho crèdito porque sino no podrìa ni dormir!

    • Yo me apunto a las birritas! que no falte la buena compañia y a pasarlo bien, que poco nos queda, al parecer ;)

  18. Ese será el momento de preguntarnos… ¿Qué es ese olor azul?

  19. Pues nada, carpe díem, y a vivir que son dos dias! Si tiene que llegar una megacatastrofe, que al menos hayamos disfrutado intensamente de la vida!!! Angelika, me apunto a esas birras!!!!

  20. Angelika de todos los post que has publicado, este es el que mas me ha gustado! un abrazo.

  21. ESTE TIPO DE INFORMACION LO QUE HACE ES PREPARARNOS, PARA QUE SI ESTO LLEGA A SUCEDER LO COMPRENDAMOS Y LO ACEPTEMOS SIN EL HORROR QUE SERIA ESTAR INGNORANTES ANTE ESTOS HECHOS, MUCHAS GRACIAS COMO SIEMPRE AL EQUIPO DE TEGIENDO, POR QUE APORTAN INFORMACION MUY VALIOSA, SALUDOS DESDE MEXICO.!

  22. Lo que más me jorobaría es que se estropease mi brújula.
    Gracias por la advertencia, Angelika, me proveeré de suficiente papel de aluminio para envolver todas mis cositas antes de que se encarezca.
    Muchos besitos.

  23. ojala q si Volvamos a las románticas cenas con velas, a leer libros, a escribir a mano, a cocinar en fogatas y a buscar las direcciones en mapas de papel?.

  24. Excelente artículo, pero no tenemos que preocuparnos por la tormenta del 2013, porque en el 2012 se acaba el mundo. jajaja

    • ¿Los que han hecho esos cálculos han tenido en cuenta el calendario Gregoriano? ¿Y la ausencia de año 0?….

  25. Noooo!!

    No puedo sobrevivir sin mi computador ni mi Internet!!!

    Oigan…. quizas si unieran la tecnologia antigua con la moderna podría ser que sobreviva…

    O tal vez usemos la antigua la “modernizamos” a prueba de que pueda resistir las supertormentas.

    Aunque sea una teoría loca y disparatada podria servir

    • El experimento de intentar producir electricidad conectando una bombilla a 12 patatas nunca me funcionó. Hay quien opina que con limones si funciona. Pero, ¿como lo conectamos al ordenador? estoy en ellos. Tendré respuestas. Siempre nos queda la opción del Hamster corriendo en una rueda conectada a la bombilla. Ese sí ha funcionado. Lo malo es que yo prefiero los ratoncitos de laboratorio, y corren cada uno en una dirección, o se ponen a dormir. Poca electricidad me iban a dar.

  26. no hay duda de que una tormenta solar como la de 1859 seria apocalíptica en el mundo de ahora…. pero por favor paren de dar bola con 2012!!! que la tierra no se quemara, ni que habra un cambio de los polos!!!! mis compañeros de clases poco mas estan al borde del sucidio
    Y esperare con gusto para ver que pasa con la tormenta de 2012/2013… fiesta en mi casa el 20 de diciembre de 2012, o el 19 XD

  27. Excelente post.

  28. HA COMPRAR VELAS QUE SE ACABA EL MUNDO DE TODAS FORMAS SIEMPRE QUEDA LA OPCION DE LA BICICLETA GENERADORA DE ELECTRICIDAD AHORA TENGO QUE CONSEGUIR UNA ESCLAVA O MEJOR DOS ESCLAVAS QUE PEDALEEN BICIS NO NO ALCANZA DEVEN SER MAS PARA QUE ANDE LA COMPU Y DESPUES ALIMENTARLAS PARA QUE PEDALEEN BIEN Y DE DONDE SALE LA COMIDA SI EN UNA CATASTROFE EN 2 SEMANAS DESAPERECE Y BUE QUE SE YO ES UN LIO JAJAJA NO HAY FORMA DE SALVARSE TENES QUE SER MILLONARIO ESOS SI SE VAN A SALVAR LOS MUY RATAS COMO SIEMPRE A NOSOTROS ENCOMENDARNOS A DIOS

  29. Simplemente nos acostumbrariamos a vivir sin esas cosas, no es tan dificil, simplemente es hacerse a la idea, y cuanto antes pues mejor, creo que nos vendria muy bien a la sociedad actual, puesto que la sola dependencia de todos estos aparatos nos hace carecer cada dia mas de otros valores humanos

  30. a que alturas del año vamos a tener la tormenta?


3 Trackbacks/Pingbacks

  1. [...] Supertormentas solares. Cuando nuestro mejor amigo se convierte en nuestro peor enemigo tejiendoelmundo.wordpress.com/2011/03/17/supertormentas-s…  por barrabass hace 3 segundos [...]

  2. [...] AQUI  [...]

  3. Por Los primeros avisos del Sol el 12 ago 2011 a las 6:27 am

    [...] [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.106 seguidores

%d personas les gusta esto: