Skip navigation


.

El 27 de septiembre de 1934 la capital aragonesa se convirtió en el escenario de uno de los capítulos más conocidos e investigados dentro de la casuística poltergeist. El segundo piso del inmueble situado en la calle Gascón de Gotor número 2, residencia de la familia Grijalba y propiedad de Antonio Palazón, fue el lugar en donde un presunto duende se manifestó.

Los hechos se desarrollaron en la cocina, y más concretamente en el lugar que ocupa una hornilla de carbón, con una chimenea de tiro regulada por una ventanilla de registro de humos. Por esa “chimenea encantada” comenzaron a surgir unas voces de origen sobrenatural. El etiquetado por la prensa como “el duende de la hornilla” hablaba a los inquilinos del piso.

Pascuala Alcocer, la criada del hogar de los Palazón, no podía creer lo que estaba pasando. Las actuaciones del duende fueron creciendo y el 15 de noviembre de 1934 los vecinos de edificio, atemorizados por los sucesos y convencidos de que no se trataba de ninguna broma o fraude, interponían una denuncia en la comisaría de policía.

.

.

Entre los días 20 y 23 de noviembre los agentes de seguridad realizaron varios registros en el apartamento y en los pisos colindantes, pero jamás hallaron nada. La fama del “duende de la hornilla” se estaba convirtiendo en un problema. Una muchedumbre se reunía ante el edificio, alterando el orden público, y, al igual que quince años antes en la ciudad de Valencia, se tuvieron que tomar medidas drásticas.

El lance llegó a ser de tal magnitud que el rotativo británico The Times se hizo eco del mismo. El 27 de noviembre de 1934 publicaba una información que proyectó el incidente de forma internacional.

.

.

Un irónico duende, que habla por la campana de una chimenea, tiene sobresaltados estos días a los habitantes de Zaragoza, los cuales se afanan de dar con la pista de la misteriosa voz. Un arquitecto y varios obreros han sido requeridos para trabajar sobre el terreno: han removido todo el piso e incluso han levantado el tejado, pero los trabajos han sido totalmente infructuosos. La policía trabaja activamente. No se ha podido impedir que grupos estacionados frente a la casa se destacasen varias personas y se lanzaran al techo, presas de gran alteración nerviosa, para buscar al duende. La policía se ha visto obligada a desalojar varias veces la puerta de la casa.

El comisario jefe de vigilancia. Pérez, solicitó al juez Pablo de Pablos que se hiciera cargo del caso. El letrado ordenó un rastreo y la vigilancia permanente del edificio, aparte de organizar una comisión médica para investigar este episodio. Los doctores Penella Murt y Rost Ojer serían los encargados de identificar a los presuntos responsables del extraño fenómeno.

.

.

Las brigadas municipales levantaron el suelo de la cocina y buscaron mecanismos ocultos que hicieran posible la voz del duende…, pero no hallaron nada.

En el atestado oficial de aquella redada en busca de lo insólito, los magistrados y forenses solo pudieron certificar que la sirvienta, la persona a la que inicialmente apuntaban como causante del burdo fraude, no era responsable de las manifestaciones:

No descubrimos en ella fabulaciones -dictaminó la comisión médica-, tendencia a la mentira ni simulación. Alejada la muchacha de la cocina, continúan dejándose oír la voz. No podemos probar siquiera que se trate de una histérica, ni tampoco de una médium. Tanto la policía como los fontaneros, electricistas y albañiles han hecho diversas inspecciones, no habiendo encontrado instalación alguna que conduzca a la voz fantasmal.

Diferentes periódicos nacionales, seguramente motivados por una sana rivalidad con su colega británico, como Crónica o La Nación, comenzaron a analizar amplias crónicas  del “duende de la hornilla”. En sus páginas se daba cumplida información de los mensajes que lanzaba la enigmática voz. Frases como: “¡Ya estoy aquí!” o “Ya estoy aquí. Cobardes. Cobardes.”

Pero quizás el aspecto más espectacular de las manifestaciones del duende fueron las “conversaciones” que mantuvo con los agentes de seguridad durante una de las redadas:

Policía: ¿Quién eres?, ¿Por qué haces esto?, ¿Quieres dinero?

Duende: No.

Policía: ¿Quieres trabajo?

Duende: No.

Policía: ¿Qué quieres hombre?

Duende: Nada. No soy hombre.

.

.

El asunto fue literalmente censurado por las autoridades políticas de la época. No se encontraba explicación alguna al fenómeno y, ante esta situación de impotencia, el gobernador civil de la provincia de Zaragoza, Otero Mirelis, emitió el siguiente comunicado:

Son ya muchos los días que se está tratando la cuestión del duende, sin que se haya puesto la menor dificultad a la exposición de las más variadas noticias y comentarios, que no han tenido otra virtualidad que la de colocar a Zaragoza en un plan de actualidad, no sabemos si beneficioso o perjudicial.

Al objeto, pues, de evitar ridículos y situaciones poco gratas, creo que será prudente y necesario silenciar el asunto hasta que la policía descubra al que, con sus espaciadas monosílabas frases, ha llegado a atraer la atención del país y tal vez preocupar a algunas personas. Confío en que muy pronto hemos de conocer al chusco y que así desaparecerá la infundada inquietud que este hecho haya podido despertar, y por ello ruego a la prensa atienda mi indicación.

A las pocas semanas, un nuevo juez entraba en escena. El magistrado del Juzgado de Instrucción número2, Pablo de Pablos, cedía la investigación al letrado Luis Fernando, juez municipal del Distrito 3, y este retomaba las pesquisas acompañado por el doctor Gimeno Riera.

La autoridad emitió su veredicto final el día 3 de diciembre de 1934:

Primero quise oír la misteriosa voz. Las experiencias realizadas demuestran con absoluta claridad que la voz es debida a un fenómeno psíquico que únicamente se produce en determinadas circunstancias. En la cocina de la casa nos encontrábamos la muchacha de servicio de los antiguos inquilinos, dos testigos y yo [...]. Bajo el punto de vista científico no puede ser más interesante y sugestivo, pues aunque no es el primero que se produce, son muy contados los que se registran en la historia médica. Las actuaciones practicadas serán archivadas hoy, por no haberse encontrado persona responsable de la falta. El misterioso suceso ha quedado totalmente aclarado.

.

.

Sin duda fue el carpetazo definitivo para cerrar el caso por parte de las autoridades. El segundo expediente forense apuntaba a la sirvienta como sospechosa de ser responsable de la voz. Pero ¿cómo fue posible que el “duende de la hornilla” se manifestara en su ausencia y con el edificio desalojado?

Ni Pascuala Alcocer, que tras la sentencia fue desterrada a su ciudad natal, ni ninguna otra de las personas del inmueble podían ser los responsables. Todo se orquestó de una forma predeterminada para acabar con un asunto que molestaba a las autoridades.

En diciembre de 1934 el duende desapareció. Y su última comunicación fue aterradora: “¡Voy a matar a todos los habitantes de esta maldita casa!, ¡Cobardes, cobardes, voy a matar a los habitantes de esta maldita casa!”

Hoy, transcurridos más de sesenta años, en el mismo lugar donde se desarrollaron los inexplicables fenómenos que han configurado uno de los casos más conocidos y divulgados de la fenomenología poltergeist en España, existe un bloque de apartamentos llamado edificio Duende.

.

.

.

Posteado por Sinuhé

Fuente:

Casas encantadas, de Francisco Contreras Gil (Edaf)

http://books.google.es

.

.

ARCHIVO DE EXPEDIENTES X DE T.E.M

  1. Como siempre y como todos tus post……….MUY INTERESANTE!!

  2. Pues a mi no me seduciría mucho comprarme un apartamentito “Duende” porsiaca ..a ver si se va a despertar de nuevo y la tenemos jeejjej
    Besitos…muakkkk

  3. Interesante, llego a matar a alguien?

    Saludos desde Republica Domincana,

  4. MMmmmhmm, me quedé con la duda si en efecto algún habitante del lugar murió en circunstancias extrañas otal vez por obra del duende no han muerto, mmmhmm no sé, los duendes son en realidad muy traviesos

  5. es decir si realmente existen, o tal vez era el maldito duende de los heroes del silencio

    • jajaja… Tendría más sentido lo del duende de Heroes que no culpar a la pobre chacha…

  6. Me habéis cambiado la página y me estoy volviendo loca ¿o ha sido un duende?.

    Mi abuela me contó esta historia, decía que ella se enteraba de todos los cotilleos de los vecinos por los tubos de la cocina de carbón (chimeneas), eso sí, si pegas la oreja te puedes quemar, para ser cotilla hay que tener la cocina apagada. ahora con las vitrocerámicas ya no hay espacio para los duendes.

    Por cierto, conozco a un tío que le habla un duende, le dice ¡dame whisky, joputa!. Por lo menos no se siente solo…

    Besitos.
    Angelika.

    • Será un duende Irlandes, jeje

        • angelika
        • Posted 9 diciembre 2010 at 15:35
        • Permalink

        O escocés, porque sólo bebe whisky de malta. Una buena excusa, esta pa mi, esta pal gnomo… Cómo están las cabezas.

  7. Me alegra enormemente perder de vista el dichoso corazoncito (o lo que fuera) rosa (odio el rosa), pero me gustaba más ver mi nombre. ¡Ay, estos inventos diabólicos del internet!

    Angelika

  8. Molaría vivir allí ¿No?
    Chao
    Ana

  9. QUE PASADA JAJAJA DODE SE PUEDE CONOCER DUENDE EN EL EDIFICIO VIVIRA ALGUNO ES PARA INVITARLE A COMER PARA QUE SE QUEDE POR AQUI Y ME RECOJA LO QUE SE ME CAIGA YA QUE LE COSTARA MENOS DIGO YO, BUENAS NOCHES

  10. Ay, no, por qué tuve qué leer esto. Ya me entró el miedo… en mi casa están pasando cosas extrañas, que si se desaparece esto o aquello y luego aparecen en otro lugar. Aunque, mi familia y yo nos negamos a creer que pueda ser algún ente, un duende.

    Aún así, este caso es muy bueno, fuera de toda esta sugestión mía. Existirán realmente estos seres (?) Hay varios videos que hacen dudar, pero es difícil pensar en eso como un hecho. Vaya frase con la que se despide el duende, brrrr!

  11. Menuda paradoja de la vida que le pongan Duende, hahahahahaha.
    Pues hasta hace pensar que un duende es el dueño de todo eso, jajaja.
    De todas maneras, un fenómeno muy interesante, habrá cumplido su promesa final??….

  12. interesante post, como los de esta pagina nos tiene habituados

  13. Muy interesante, muy parecido al fantasma de Berkeley Square.

    Felicitaciones!

  14. Duende freaking psychopat

  15. Una historia muy interesante.

  16. ¡A la porra mi incógnito!, soy Pascuala Alcocer. Vengo a dar fe de lo sucedido.

    • juassss¡¡

    • emytecuento……. siento comunicarte que mi abuela falleció y se llamaba Pascuala Alcober y no Alcocer.

  17. jajjaaja no sólo me divierte imaginar a toda esa gente intentando encontrar a ese duende (la imagen de curiosos intentando meterse hasta por los techos mientras los policías “investigan” la hornilla de la cocina me resulta delirante!!!…pero la reproducción de ese diálogo con la voz misteriosa es realmente alucinante1 jajajaja
    Y para culminar, la sentencia “clarificadora” del último juez logra pasar a la historia! jajaja ¿qué aclaró?¿se puede saber? jejejejeje

    Muy interesante, como siempre!
    Un abrazo.

  18. Ya por aquellos años había mucha gente ociosa, pues esta gente abarrotando la calle ¿de qué vivían? ¿se pedirían un año sabático para perseguir un duende?
    No se qué es más penoso si la “historia” o el espantoso ridículo que interpretaba el gentío delante del edificio para… ¿para qué?
    El interrogatorio del agente de policía a “la voz”… de autentico “profesional”… insisto, a juego con todo el resto del tinglado… patético.
    Saludos.

  19. mi vecina parece duende diabolico…jejejeje!!!

  20. Un clasico!
    Esta historia se puede encontrar en el libro Expedientes X españoles (o algo así), de Iker Jimenez. Lo recomiendo, está lleno de casos raros y acojonantes.
    Yo sí creo en los duendes. O como dirían en Expediente X: Quiero creer.

  21. jejejejeje En definitiva, que nadie sabe lo que paso de verdad y lo pagó la muchacha!
    Lo malo es que la costumbre de la epoca de tirar tierra a todo nos a dejado a todos con las ganas de saber mas del tema… Al menos despues de leerte a ti.
    Un besazo infernal.

  22. los duendes son elementales de la naturaleza ellos existe pero no en la dimension en que nosotros vivimos,ellos pertenecen a otra lugar al que no es visible al de los ojos humanos. como bien sabemos ellos son travieso e inquietos ellos si pueden lograr pasar a la dimension de nosotros en sentido de burlas mas nada ellos jamas podrian hacer daño

  23. Conocía esta historia, pero no sabía que era en Zaragoza! ¡¡Resulta que he pasado miles de veces por allí cuando iba al instituto!!

  24. Vaya alboroto ke armo akel travieso!!!…muy interesant Sinu….un abrazot y ke ojalas kontinues llenandonos con estas interesantes historias….xau…=)

  25. Estas historias hacen que mire por detras de mi hombro, y mi sugestion empiece a volar contra mi voluntad. Desde luego un caso documentado más para los incrédulos.
    Me hace gracia el cachondeo del nombre del edificio, xd
    Abrazos

  26. Que interesante he intrigante post jamás escuché sobre este caso
    excelente aporte Shinue
    me tienes fascinada ^^

  27. hello I was fortunate to come cross your blog in baidu
    your post is terrific
    I get much in your Topics really thank your very much
    btw the theme of you blog is really marvelous
    where can find it

  28. ese duende era un chico que pasada

  29. yo soy de zaragoza chicos y siento deciros que la casa original fue derribada hace muchisimos años y que ahora hay un edificio de ìsos de lujos que se llama edificio duende en honor al antiguo edificio

  30. Jajajaj Edificio Duende.

  31. Piolapiola

  32. Esta historia siempre me ha fascinado

    He leido esta historia hace mucho tiempo y siento que hay bastantes lagunas en toda esta historia. Quizas un día de éstos me vaya de vacaciones e investigue esta historia aunque sea lo último que haga.

    Habrá cumplido la amenaza el duende?

    Saludos

  33. aquí se mitifica un poco mas la historia como es de esperar pero vamos que yo vivo ahi al lado y da mal rollo jeje

  34. Hola soy bash a mi me ocurrio una experiencia con un duende ke seguia y me asustaba por ke usaba una coleta y llevaba mucho oro encima me buscaba y me insultaba y me escupia inteto agredirme muchas veces pero no podia por ke siempre lograba ayudarme mi abuela solo os digo una cosas ellos estan donde menos te los esperas son traviesos y eso les hace muy peligrosos no se miden y la unica forma de defenderse es no demostrarles miedo y si os dice algo decidle algo peos nunk le tangais miedo es lo peor k podeis hacer. Cuidaros


2 Trackbacks/Pingbacks

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by Paranormal Hoy, Carpeta_Apple. Carpeta_Apple said: El caso del “duende de la hornilla”, en Zaragoza. http://goo.gl/fb/X0Jeb [...]

  2. [...] El caso del “duende de la hornilla”, en Zaragoza. 10 Diciembre, 2010 ascdigital Deja un comentario Ir a los comentarios . El 27 de septiembre de 1934 la capital aragonesa se convirtió en el escenario de uno de los capítulos más conocidos e investigados dentro de la casuística poltergeist. El segundo piso del inmueble situado en la calle Gascón de Gotor número 2, residencia de la familia Grijalba y propiedad de Antonio Palazón, fue el lugar en donde un presunto duende se manifestó. Los hechos se desarrollaron en la cocina, y más concretamente en el lugar que ocupa … Read More [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.129 seguidores

%d personas les gusta esto: