Skip navigation

.

Me gustaría saber por qué…

Transcurrían los calurosos días de agosto de 1951 en el tranquilo y pintoresco pueblo de Pont-Saint-Esprit, en el sur de la Francia rural. La pequeña villa, situada a las orillas del Ródano, se recuperaba lentamente de las penurias de la guerra y en los campos, los olivos y las viñas volvían a lucir como en sus mejores tiempos. La economía local, con ayuda del plan Marshall americano, comenzaba a salir a flote y todo hacía presagiar que los malos tiempos ya habían quedado atrás. Hasta que algo sucedió en el pueblo que quebró por completo la recién estrenada felicidad.

El 17 de agosto, las consultas de los tres médicos que tenía el pueblo se llenaron de vecinos aquejados de síntomas similares; dolores de cabeza y estómago, náuseas y vómitos, mareos… todo parecía apuntar a una intoxicación colectiva por la ingesta de algún alimento. Los médicos no tardaron en cerrar el cerco de la intoxicación en el pan de una de las dos panaderías del pueblo, la panadería de Roch Briand.

.

Vista de la histórica villa de Pont-Saint-Esprit

.

Pero lo que en un principio parecía una simple intoxicación se tornó en unas horas en algo nunca visto por los doctores. Muchos de los enfermos comenzaron a mostrar síntomas más preocupantes como convulsiones y alucinaciones. Una extraña locura se apoderó de cientos de personas que corrían, gritaban y se agitaban sin control.

El Dr. Gabbai solicitó la ayuda del profesor Gerald de la Facultad de Medicina de Montpellier para intentar, entre todos, hallar una solución al problema. Mientras tanto se sucedían en las calles y casas del pueblo los primeros intentos de suicidio y… las primeras muertes.

Apenas unos días después del primer brote, los infectados llegaban casi a trescientos. Entre los enfermos los casos de alucinaciones tenían cada vez consecuencias más catastróficas. Un enfermo con la mirada perdida repetía sin cesar que él ya estaba muerto, una niña veía continuamente a un tigre que quería atacarla, un muchacho de 11 años trataba de estrangular a su propia madre, otro creía que tenía serpientes en su estómago, un hombre saltaba desde un segundo piso al grito de “¡Soy un avión!”, algunos se veían rodeados de llamas e incluso un hombre pensaba que de su cuerpo brotaban flores rojas.

Las ambulancias no daban abasto para transportar a los enfermos más graves a los hospitales cercanos. Todos hacían lo que podían pero en la población se había instaurado un pánico colectivo que hacía casi imposible la más mínima organización. La noche del 24 de agosto fue calificada por uno de los médicos como “mi noche del Apocalipsis”. Otro de los médicos, el Dr. Fuller comentó acerca de aquella noche “toda aquella noche, coches, carretas, todo tipo de medios de transporte trajeron al hospital a enfermos gimientes o aulladores, presa de visiones de violencia o de miedo”.

.

.

Pasado lo peor, se hizo balance de los afectados. Los informes de la época reportan a casi trescientos infectados de mayor o menor gravedad que fueron atendidos en el mismo pueblo o en los hospitales más cercanos. Según las fuentes, entre cinco y siete personas perdieron la vida, cuatro de ellos suicidándose a causa de las alucinaciones y el resto por paradas cardio-respiratorias. La mayoría de los afectados se recuperaron de la intoxicación en unas semanas sin mayores consecuencias, pero entre cincuenta y sesenta personas hubieron de ser ingresadas en distintos hospitales psiquiátricos pasando allí, algunos de ellos, el resto de su vida.

¿Qué ocurrió durante aquellos días de agosto en Pont-Saint-Esprit? ¿Qué fue lo que indujo a esa locura momentánea a cientos de personas?

En un principio la confusión fue total y todos tenían alguna teoría para explicar lo sucedido en el pueblo. Primero se acusó al panadero, un antiguo candidato del Rassemblement du peuple français (RPF), protegido de un consejero del general de Gaulle, luego a su ayudante, al agua de las fuentes, a las modernas máquinas de batir, a potencias extranjeras, a la guerra bacteriológica, al diablo, a la Compañía Nacional de Ferrocarriles Franceses, al Papa, a Stalin, a la Iglesia e incluso a las nacionalizaciones. La prensa local, a falta de un diagnóstico claro de la enfermedad, exigía conocer la identidad de la persona o personas responsables del mal. Como respuesta, las autoridades llegaron a ordenar la detención de un molinero de Poitiers, que se encargaba del abastecimiento de la harina empleada en Pont-Saint-Esprit, y fue encarcelado en Nîmes sin tener en cuenta que el pan que se elaboró en la otra panadería del pueblo se hizo con la misma harina y, en cambio, los que lo comieron no sufrieron el contagio.

.

Exterior de la antigua panadería de  Briand

.

Todos recordaron en aquella época los brotes de Coreomanía que se sucedieron en el norte de Europa tiempos atrás en los que centenares de personas sufrieron unos extraños contagios a causa del cornezuelo del centeno, y que les hacían bailar hasta caer exhaustos. (Hace un tiempo escribimos a cerca de la Coreomanía o “Baile de San Vito”), y según parece, el origen de los ataques alucinatorios de este lugar también fueron causados por este mismo hongo. El ergotismo es una enfermedad que sobreviene como consecuencia de la ingesta de pan —especialmente de centeno—  infectado por cornezuelo (Claviceps purpurea), un hongo parásito que ataca a los cereales, y uno de cuyos alcaloides principales es el ácido lisérgico. Fue el Dr. Thullier quien en 1670 relacionó la sintomatología observada con la intoxicación accidental por cornezuelo. Desde entonces, los médicos han distinguido tres formas principales de ergotismo: gangrenoso, convulsivo y alucinógeno. Y éste fue el diagnóstico final que se dio al brote de Pont-Saint-Esprit, dando el caso médico por zanjado, pese a que a muchos no les convenció demasiado esta idea mientras se preguntaban el porqué el brote había sido tan localizado y no había afectado a los pueblos de los alrededores, consumidores de harina de la misma procedencia.

.Albert Hofmann, descubridor del LSD

.

En este punto y antes de pasar a tiempos más actuales haré un pequeño inciso en la visita al lugar desde Suiza de Albert Hofmann, descubridor o “inventor” del LSD en 1938, que acudió al pueblo en un intento de dar explicación para el repentino ataque de locura.

Pasaron los años y el tema fue quedando en el olvido, esporádicamente algún investigador lo rescataba para exponer sus propias hipótesis como la de R. L. Bouchet que aventuró la posibilidad de que la intoxicación fuera provocada por la presencia de metilo de mercurio,  un agente fungicida actualmente prohibido pero empleado en el cultivo de los cereales durante los años 50. Otra hipótesis fue la de C. Moreau que apuntó a que el causante de la enfermedad fue el Aspergillus fumigatus, un moho que afecta a los cereales.

.Fotografía de época

.

Pero los episodios epidémicos de Pont-Saint-Esprit vuelven a los titulares en la actualidad por otra hipótesis bastante más alarmante y atrevida. Una hipótesis que acusa directamente a la CIA como causante de la infección.

El periodista estadounidense Hank Albarelli publicó en 2009 un libro que recoge los resultados de su investigación sobre experimentos secretos que la CIA llevó a cabo en el período de la Guerra Fría. Según el periodista, ampliamente citado por la prensa francesa, el “pan maldito” de Pont-Saint-Esprit contenía dietilamida de ácido lisérgico, o LSD, que la CIA pretendía examinar sus efectos.

Supuestamente, la CIA quiso primero esparcir el LSD sobre Pont-Saint-Esprit desde el aire, pero el método no funcionó, así que la sustancia fue agregada finalmente a la harina de pan. Ciertos colaboradores de la farmacéutica suiza Sandoz, que inventó el LSD en 1938, hacen referencia al “secreto de Pont-Saint-Esprit” y a “dietilamida” en una conversación con agentes de la CIA que Albarelli reproduce en su libro.

.

.

En el libro titulado “Un error terrible: El asesinato de Frank Olson y experimentos secretos la CIA durante la Guerra Fría”, Albarelli no se muerde la lengua y asegura sin tapujos que la SOD (Departamento Especial de Operaciones) y la CIA (Agencia Central de Inteligencia), realizaron en este pequeño pueblo un experimento biológico y que lo hicieron ante las narices de los servicios secretos franceses.

Parece ser que el libro está muy bien documentado y que Albarelli habría recopilado información confidencial que apuntaría claramente hacia este hecho. Tal es así que el gobierno francés, tras la publicación del libro, ha exigido explicaciones al gobierno de los EE.UU.

Según parece, los laboratorios Sandoz en Suiza habrían sido los suministradores de LSD tanto del Ejército como de la CIA. Los experimentos con alucinógenos tenían como fin el control mental de la población y habrían estado dirigidos por la División de Operaciones Especiales de Alto Secreto del Ejército de los EE.UU en Fort Detrick, Maryland. En un principio estaba programado realizar el experimento en el metro de Nueva York, pero las incertidumbres y los miedos de que tal afrenta al pueblo americano saliera a la luz hicieron que cambiaran los planes. Cuanto más lejos mejor y ¿Por qué no? Un pequeño pueblo de la Provenza francesa al que nadie prestaría demasiada atención y donde, precisamente, acudiría Albert Hofmann para supuestamente prestar ayuda y, ya de paso, realizar el informe sobre los efectos en la población del experimento.

A priori puede parecer una acusación bastante arriesgada, pero las fechas cuadran bastante bien. Pocos años después comienzan en EE.UU los experimentos controlados con voluntarios para ver los efectos de las drogas psicoactivas, especialmente el LSD, psilocibina, mescalina, la cocaína, la alfa-metiltriptamina y N-dimetiltriptamina. Todos recordaréis sin duda la famosa novela y película “Alguien voló sobre el nido del cuco“, que se inspiró precisamente en estos experimentos.

Albarelli dijo que la verdadera “pistola humeante” era un documento que la Casa Blanca envió a los miembros de la Comisión Rockefeller creada en 1975 para investigar abusos de la CIA. Contenía los nombres de un número de ciudadanos franceses que habían sido secretamente contratados por la CIA y hacía referencia directa al “incidente de Pont-Saint-Esprit.” En su afán por investigar al LSD como un arma ofensiva, Albarelli denunció además que el Ejército de los EE.UU drogó a más de 5.700 militares estadounidenses que no fueron voluntarios entre 1953 y 1965.

.

.

Los habitantes de Pont-Saint-Esprit todavía quieren saber por qué se vieron afectados por tales escenas apocalípticas. “En ese momento la gente especuló con la teoría de un experimento destinado a controlar una revuelta popular”, dijo Charles Granjoh, de 71 años.

“Casi estiro la pata”, dijo a la revista francesa Les Inrockuptibles. “Me gustaría saber por qué.”

¿ Podrá el anciano Granjoh saber esa verdad algún día?

.

.

Posteado por Sinuhé

.

.

Fuentes:

http://arcaneslyriques.centerblog.net/

http://jpserena.blogspot.com

http://perso.wanadoo.es/jcuso

http://ecodiario.eleconomista.es

http://es.wikipedia.org

.

.

Y por aquí también estamos.


  1. ¿Esta justificada toda esta conspiranoia?
    Si bien somos y hemos sido víctimas de el engaño imperialista y de la corrución gubernamental, espero (en verdad)que el ciberespacio nos ayude a conocer la verdad.
    Somos producto de esa generacion

  2. Siempre estos estadounidenses tratándonos como animales de prueba, primero con esto y ahora con el HAARP.
    ¿Hasta cuando esto seguirá así?
    Ojala despertemos y bajemos el poder a esos idiotas.

  3. Las teorías de las conspiraciones suenan siempre fantasiosas, pero, si lo pensamos bien, puede que no sean demasiado descabelladas.

    Conejillos de indias????mmmmmmmmm…me quedo con la duda…

    • Yo tampoco soy muy dado a las conspiraciones, pero en este caso creo que es bastante posible. Coreo del Norte había capturado a varios soldados estadounidenses a los que había sometido a un lavado de cerebro para conseguir información y fue por ello que el gobierno comenzó a realizar este tipo de experimentos con drogas. Todas las piezas del puzzle encajan bien y una contaminación tan localizada, hubiese sido bastante complicado que ocurriera de forma “natural”.

      Abrazos

  4. Quienes tienen el poder en este mundo siempre hacen lo que se les venga en gana, y siempre es la inocente población civil la que más tiene que sufrir. Que absurdas son las guerras.

  5. Lo primero que piensa uno al escuchar ese tipo de cosas es que debe ser puro cuento… pero no, la realidad supera a la ficcion…

    Y yo pensando que era un envenenamiento como el que ocurria en la Europa medieval con el pan de centeno.

    Para resumir las cosas, en el centeno crecia un hongo alucinogeno que creo histeria colectiva y hacia creer que eran o veian monstruos, como los hombres lobo…

    Sin duda estamos cada dia más cerca de perder no solo nuestro libre alvedrio, sino tambien todo…

  6. Según leía el principio me acordaba del post de la coreomania, hasta que lo mencionaste.
    Quizás es cierto que el moho del pan lo causara, aunque solo en una panadería… También una histeria colectiva desatada extraña, aunque también parece raro, así que la verdad me quedo con la teoría de la CIA, quizás estuvieran probando algún tipo de arma para causar esos efectos en el enemigo.

    • Según he leído, primero probaron a esparcirlo desde el aire, pero el resultado fue nulo, más tarde es cuando contaminarían directamente una pequeña partida de harina que habría sido la que se amasó en esa panadería. Quien sabe…

      Un abrazo

  7. Conspiración…la llamada guerra fría,la abierta y duradera rivalidad que llevo a países como EEUU y la Unión Soviética a conflicto durante casi medio siglo…usando la intimidación de la aparición del arma nuclear,la amenaza de destrucción mutua…en fin conspiraciones…la historia habla de la de trotzki y el estalinismo,,conspiración judía….porque no haber conspiración de la CIA …para crear un arma de destrucción en las cuales parece se tiene mas imaginación que para las estrategias de evolución…

  8. A mí no me extraña en lo más mínimo…una contaminación biológica por moho u hongo no tiene un único brote a no ser que sea inmediatamente descubierta y eliminada, menos compartiendo la partida de harina 2 panaderías. Se sabe que experimentaron…y experimentan aún o de verdad creen que todas las drogas nuevas siguen los protocolos que corresponden? Saludos!

  9. Conforme leia me acordaba del otro post, y pense en el cornezuelo del centeno… que cosas pasan en este mundo jejejeje.
    Besos poseidos.

  10. Que triste que jueguen con nuestras vidas como si fueramos cobayas. Desde luego esa gente tiene derecho a saber porque estuvieron a punto de morir o murieron sus familiares. Sin embargo estoy segura de que nunca habrá un declaración oficial por parte de ningúna institución o gobierno de lo que allí ocurrió; la verdad no está de moda y no tiene pinta de que lo esté algún día.
    El artículo muy interesante Sinu, como siempre.
    Un abrazote!

  11. A mí no me extrañaría en absoluto de que fuese un experimento de los norteamericanos.
    ¿Recordáis lo que pasó en España en el 81? Se le atribuyo oficialmente la causa del envenenamiento masivo al aceite de colza, pero he visto reportajes que te ponen el vello de punta.
    Besotes.

    • Otra historia bastante oscura la de la colza, vaya tela.

      Abrazotes

  12. Me recordó ese extraño caso/mito urbano de los “ChemTrails”, que a veces suelen verse en el cielo.

  13. Todo esto lo escuche en un programa en la tele francesa , quede asombrado , pero despues me dije todo esto es tenebroso de los comportamiento de las potencias en este caso los gringos , ademas entrevistaron gente de ese tiempo ,…..terrible amigos …saludos

  14. Qué curioso… hasta encarcelaron al pobre panadero sin ninguna prueba, puede que cuadre con lo del panadero encarcelado ya que alguien metido en la cárcel la población calma su clamor si está relacionado sobre lo que claman. Jejeje, me gusto mucha la palabra “conspiranoia” pues supongo que al menos un 10% de todos esos casos serán verdad, pero jamás se sabrá. Que terrible, los americanos siempre queriendo jugar a ser Dios….
    Saludos

  15. Me gustaría saber por qué… ¿…?

    Si fue por hongos, un descuido de higiene (quizás).
    Si fue por restos químicos, un descuido de higiene (quizás).

    Si fue por pruebas USA…
    No tiene explicación racional o lo que es lo mismo no tiene explicación que pueda convencer o contentar a los afectados.
    Las pruebas de cualquier método con posibilidad de ser empleado en el gran entramado del poder se va a efectuar, con o sin el permiso de la sociedad, la crudeza de la realidad no necesariamente tiene el porqué ser comprendido.
    Dentro de la guerra no son tan notables (y pasan más desapercibidos) estos experimentos, ni en hospitales, ni en geriátricos, ni en cárceles, ni en psiquiátricos, ni en orfanatos, ni en chabolas, ni en cuarteles, ni en… escuelas, ni en televisión pública, ni en emisoras de radio, ni en… verbenas o conciertos al aire libre, ni en discotecas, ni en bares barriobajeros, ni en zonas rurales apartadas, ni… etc.
    Toda nuestra vida está rodeada de “cosas” que no sabemos ni queremos saber de donde proceden ni como se llegó a la conclusión de esta utilidad. Los grandes doctores/as de ciencias varias son o deberían ser conscientes del origen de los descubrimientos de su ramo, pero… ¿Y del los ramos que no son los suyos propios?
    Un profesor/a enseña a razón de lo aprendido, pero la información que se le facilita no es ni mucho menos para conocer lo que enseña sino para poder enseñar. Es casi lo mismo pero es muy diferente. Dos doctores en medicina frente al mismo síntoma reaccionan de maneras (a veces) tan diferente y contrapuesta que el propio paciente (sin conocimientos médicos) se queda escandalizado.
    La gran problemática de los experimentos, digamos, ilegales no es tanto cuanta gente queda en el camino sino la inutilidad aparente de estos experimentos frente a una inconsciencia generalizada de quienes deberían preocuparse de utilizar los resultados de semejantes experimentos en bien de futuras intervenciones, pero para esto es necesario que conozcan estos experimentos y esto lleva tiempo y mucho, mucho esfuerzo para cualquier profesional, que al empezar en su primer trabajo ya se ve tan saturado de problemas por todos lados que no tiene tiempo real para intentar seguir el estudio que se espera de él una vez está ya titulado y legalizado su derecho a ejercer en aquella profesión para la que tanto tiempo ha absorbido su vida y que nadie contempla, ni contemplará.
    Las pruebas sobre la población se seguirán haciendo… después de todo el “cliente” y usuario final sigue siendo… la población.
    Cuando tenemos una dolencia no queremos saber de donde a salido este “remedio” que nosotros pedimos.
    Cuando subimos a un medio de transporte no queremos saber como se ha llegado hasta aquí, sólo queremos llegar a destino y que se dejen de tonterías.
    Cuando alguien está pendiente de… una “donación” de órgano, no se quiere sopesar lo que significa recibir este órgano.
    Cuando una persona se unta las arrugas de la cara con el “ultimo grito” en crema para facilitar una apariencia más “joven”, no quiere saber de donde ha salido esto y mucho menos todos los cadáveres que ha dejado a su paso, por esta apariencia.
    Por tanto a la frase de:
    -Me gustaría saber por qué…-
    La pregunta seria: ¿Seguro que se quiere saber?
    Saludos.

    • Cierto, el “Me gustaría saber por qué” siempre quedará relegado a las personas a las que todo estos digamos, “procesos intermedios”, les han afectado de un modo directo. Hasta ese momento todos formamos parte de ese ¿Seguro que se quiere saber? que has nombrado. De otro modo, en nuestros tiempos actuales, nos temblarían las piernas al comprobar todo lo que hay o ha habido tras las cosas más nimias del día a día.
      Muy acertado tu comentario en todos los aspectos.

      Saludos

    • El “pequeño” inconveniente se presenta en el mismo momento en que eres “receptor” involuntario (sin pedirlo ni desearlo) de estas pequeñas cosas que sin orden ni concierto empiezan a aparecer delante de ti (o en tu mente), empiezas a unir cabos (sin pretenderlo) y te enfrentas a algunas de estas respuestas de las que realmente no habías hecho la pregunta. Miras a tu alrededor y piensas que realmente no puedes contarlo (al menos al momento) pues… ¿Quién te creería?
      La única salida que te queda es callar o contarlo esquemáticamente a quienes conocen tu natural “locura”, pero al terminar de contarlo miras sus caras y tienes la impresión de que tienen la mente ausente… ¿Para no escucharte?
      Bueno, la convivencia en sociedad no tiene el porqué ser fácil.
      Por el hipotético “tembleque de piernas” no hay que darle importancia, te acostumbras a los más escabrosos “descubrimientos” (aunque la rabia te acompañe el resto de tu vida).
      Saludos.

      • Quizás eso sea lo malo, que al final uno se acostumbra hasta a ese tipo de descubrimientos.

        Un abrazo

  16. Ummm… que yo sepa las conspiraciones son como la inquisicion ya que alguien tira la “bomba” y le echan la culpa a un inocente, siempre hay acusaciones falsas, no hay juicio, se terminan lastimandose los unos a los otros.

    Es muy dificil distinguir la verdad de las mentiras ya que todos terminan por tapar el asunto.

    se acuerdan de la pelicula de codigo da vinci donde mencionan el complot? Pues ya ven que enredados son como una telaraña. Se necesita mucha suerte y un James Bond valiente que se atreva a destapar la sarta de conspiraciones o a los archivos x para que lo resuelvan.

    Otra cosa: no volvere a cemer pan por el resto de mi vida ¬¬UUU

  17. No tengo la menor duda de que muchas de las “plagas” que han asolado y están asolando la humanidad, son fruto de experimentos de laboratorio que se les ha escapado de las manos a científicos locos contratados por gobernantes sin escrúpulos.

    Vuestros artículos son magistrales. Gracias por compartirlos :)

    abrazos al equipo

  18. deberías ver “La escalera de Jacob”, la peli igual toca el tema de MK-ULTRA y otras aberraciones que hicieron los gringos en los álgidos años de la Guerra Fría

  19. No es el primer caso de enfermedad extraña que ataca y desaparece en una región pequeña y reducida.
    Hay una mucho más interesante donde los americanos no pudieron conspirar,el Sudor Inglés(Sudor Anglicus o Pestis Sudorosa) : muy contagiosa y altamente mortal en 24 horas.
    Una primera oleada en el siglo XV y otra en el XVI,hasta que desaparece para siempre.
    Lo curioso es que no atacó a ningún bebé ni a ningún niño,ni a mujeres adultas,ni ancianos.Sólo a varones jóvenes.
    Entre los síntomas,además de una sudoración excesiva, había fiebre,dolor de cabeza,vómitos y se daban también miedos,alucinaciones,suicidios,convulsiones y muerte.
    Se supone que los mercenarios franceses de Enrique VII la llevaron a Inglaterra…pero ellos eran inmunes!.
    Otro dato rarito es que sólo se daba en verano y luego desaparecía.
    El primer brote fue en Milford Haven y un segundo en Londres(1485) con 15.000 muertos.Desaparece y muchos años después se extiende por Europa(1551),hasta que desaparece para siempre.
    En 1960 se achacó al hongo cornezuelo su causa(curiosa coincidencia).
    No pudiera ser el “pan maldito” un rebrote de la misma enfermedad,menos virulento???.
    Anotar que la plaga de Inglaterra la llevaron soldados franceses y que el caso que nos ocupa se dá en un pueblo francés…casualidad???.

  20. Además la coincidencia de darse en el verano de 1951(arriba dije que klos casos de sudor inglés siempre se daban en verano).Demasiadas coincidencias veo yo.


One Trackback/Pingback

  1. [...] . Me gustaría saber por qué… Transcurrían los calurosos días de agosto de 1951 en el tranquilo y pintoresco pueblo de Pont-Saint-Esprit, en el sur de la Francia rural. La pequeña villa, situada a las orillas del Ródano, se recuperaba [...] View full post on WordPress.com Top Posts [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.107 seguidores

%d personas les gusta esto: