Skip navigation

satiros_ninfas

 

Algo más que vino

En 1958, el prestigioso escritor y mitólogo Robert Graves, tras su regreso de una larga estancia en México, investigando los ritos religiosos de los indios mazatecas, con quienes experimentó directamente los efectos derivados de la ingestión de un particular hongo de la familia de los psilocibes, se vio obligado a revisar y corregir su célebre obra Los mitos griegos. En la introducción de esta versión actualizada, Graves nos comenta lo siguiente: «Recientemente, he vuelto a meditar acerca del dios borracho Dionisio y de su salvaje banquete otoñal, y también sobre la naturaleza de la ‘ambrosía’ y de otros néctares divinos. Ahora ya no creo que cuando las ménades de Dionisio recorrían airadas el campo despedazando animales o niños y después se jactaban de haber hecho el viaje de ida y vuelta a la India, se hubieran embriagado únicamente con vino o cerveza de hidra. Tanto las ménades como los centauros y los sátiros, todos ellos adoradores del dios Dionisio y estrechamente vinculados al santuario de Eleusis, utilizaban esas bebidas para pasar los tragos de una droga mucho más fuerte; a saber, un hongo crudo, quizás la amanita muscaria, que produce alucinaciones, desenfrenos insensatos, visión profética, energía erótica y una notable fuerza muscular».

SUSTANCIAS PSICOACTIVAS
Varios años antes de que Graves revisara Los mitos griegos, el etnomicólogo R. Gordon Wasson había identificado el principio activo del «soma», la pócima ritual de los textos védicos, con una variante asiática de este potente hongo psicoactivo, la amanita muscaria, cuya forma ya aparece tallada en algunas antiquísimas esculturas y bajorrelieves de la India sobre la cabeza del dios Shiva, y también se encuentra grabada en un espejo etrusco a los pies del mítico héroe tesalio Ixión, el que bebía «ambrosía» con los dioses, y de quien, según la tradición, descendían los centauros.

El propio Wasson fue precursor en el estudio del ancestral culto de los hongos sagrados de México, descubriendo que todas las variedades fúngicas consideradas mágicas por los indios –que todavía son ingeridas por éstos en sus ceremonias de carácter religioso y chamánico, para acceder al poder del trance o al mundo de los espíritus–, contenían algunos de los principios psicoactivos comunes a otros hongos o sustancias vegetales, que antaño habían formado parte de rituales análogos practicados por otras culturas del planeta.

Fuente:

Extracto del artículo Misterios de Eleusis, de http://www.akasico.com

Imagen de http://www.joaowerner.com.br

  1. Había escuchado ya sobre el uso de estupefacientes en al antigüedad y se comprende bien el por qué de tantas experiencias místicas!…estaban bien entonados, jajajaa!

    Abrazos noctámbulos (pero sin aditivos!)

  2. A los buenos días:
    Los hongos y las brujas o lo considerado como brujería desde antiguo esta unido a los rituales de akelarres y en ellos la base eran eso: hongos y setas (cagotó, no recuerdo de la famosa cueva vasca, pero en ella los akelarres eran a base de eso, setas y hongos, y no poderes de ningún satán al invocarlo).
    Y si te fijas, cualquier pueblo incluso de la selva amazonica más primitivo todos tienen su producto “para ir de marcha”, para ponerse en conexión con los espiritus, para quitar las penas y para etc., muy basicos en la vida de cualquier humano, usados tanto para aguantar un ritmo alto de trabajo, paz, risas, la rutina, rituales de guerra, etc y etc. También plantas como el peyote, qué aunque es una planta, pero ese peyote, si no se macera no funciona, así que digo yo qué algo tendrá que ver con los hongos. Y así pensando ¿pondrá el queso? al fin y al cabo su proceso, sobre todo el azul depende de un hongo… El yogourt… en fin prefiero no imaginar.
    En tratados antiquisimos de medicina, ya sospechaban el porqué de esa necesidad de “irse por las parras” del humano, con el tiempo se descubrió que, en el cerebro humano, hay una zona, muy cerquita donde esta la supuesta conciencia. o, la parte que ve a un dios, ese centro se necesita estimular por mongotordios ( lo siento no recuerdo los nombres de las encimas) que cuando faltan o no funcionan bien, pues nos lleva a consumir tales sustancias, e incluso los animales gustan de esa practica, lo que ya no sé si por necesidad de ver espiritus o por el rato de marcha (maldita memoria, pero hay un fruto que gustan tanto monos como jabalies o cualquier otro animal de la zona que al ingerirlo agarran semejantes cogorzas, debido por lo que se ve a un hongo que lleva este fruto)
    Na si al final todos vamos acabar en alcoholicos anonimos o en proyecto hombre y la culpa de los hongos, si ejke son más malos, no tienen idea buena.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos.
    Shi.

    • ¿Sería ésta la cueva vasca? Cueva de Zugarramurdi.
      ¿Sería ésta la fruta africana de las “cogorzas”? Marula (Sclerocarya birrea).
      Saludos.

  3. para mi los hongos psilocibes son maravillosos ya que me han avierto la menta para ver las cosas desde otra prespectiva es algo que debemos experimentar todos es algo sumamente maravilloso en lo cual uno
    se ve reflejado en el entorno con la naturaleza
    jaja no se como explicarlo desde MÈXICO

  4. Las drogas existen desde el principio de los tiempos;Todas las civilizaciones conocidas hacen(o hicieron)uso de ellas;Ya sea:Como farmacos,como nexo de union entre l@s human@s y sus Deidades,(en ceremonias religiosas),o simplemente haciendo uso ludico de muchos tipos de ellas.Como ejemplo de las mas utilizadas y conocidas,se encuentran:El Cannabis,(La Marihuana)La Ayahuasca,(la soga del muerto)Los Hongos Psilocibes,Las Setas,La Coca,La Adormidera,El Kava-Kava,La Efedra,El Extramonio,La Belladona,La Mezcalina,Peyote,etc,etc…
    No comprendo porque?la clase dirigente,se empeña en demonizar su uso,como si se tratase de una maldicion que nos acaba de caer del cielo;No se dan cuenta,de que es su prohibicion,la que incita a l@s jovenes a consumirlas;El solo y simple hecho de transgredir la ley,(o no se quieren dar cuenta,puesto que la prohibicion,les reporta pingues beneficios)LEGALIZACION,E INFORMACION.

  5. ME PARECE MUY CURIOSO TODO EL ARTICULO E INTERESANTE,GRACIAS.

  6. Algunas personas toman como referencia el consumo de psicotrópicos para sentirse “bien” (legales o ilegales). Desde el alcohol hasta los somníferos, son sustancias en las que algunas personas buscan refugio psicológico para escapar de la “vulgaridad” que les produce la rutina de su vida “vacía” y sin sentido.
    Se han reportado casos en donde a estas personas se les han cambiado estas sustancias por otras de inocuas sin que ellos sean conscientes de ello y los efectos producidos sobre su mente han sido los mismos que de haber consumido lo que ellos realmente creían haber consumido, Así, estos experimentos ponen en entredicho la necesidad real del consumo de estos psicotrópicos para llegar a este estado de éxtasis. La mente humana tiene unas capacidades ilimitadas y desconocidas, pero esta mente es muy “vaga” y “comodona”. Prefiere que se lo den todo hecho, para, sin el más mínimo esfuerzo alcanzar unos estados de ánimo que de otra forma necesitaría un esfuerzo mental y por supuesto (salvo raras excepciones) entrenamiento.
    El pánico que provoca en determinadas personas el pensar que la vida “sólo” es lo que viven día a día hace que se aferren, en su desesperación, a todo tipo de sustancias que les mitiguen esta desesperación, un “simple” cigarrillo, una “simple” cerveza. Pero estas “simplezas” se van haciendo insuficientes delante del aumento de la ansiedad de ver que pasa el tiempo y las cosas de vida “normal” no solo no mejoran sino que empeoran. Pasa el tiempo y día a día sus cuerpos están más y más intoxicados (el aumento es lento y gradual) con lo cual necesitan aumentar la cantidad de sustancias que toman para llegar al mismo estado de ánimo de antaño o cambiar de producto. Si bien hay personas que solo toman determinadas sustancias los fines de semana, sin tomarlas entre semana, la habituación y dependencia (emocional, que no física) es la misma.
    Hay que considerar la libertad personal para actuar sobre el propio cuerpo, no obstante el límite de lo que uno quiera hacer y lo que afecte directamente a otras persona, es a menudo muy difícil de determinar. De ahí la legislación sobre el tema que no tiene el porqué ser representativo de una realidad social, ni defender los derechos del colectivo, ni mucho menos de ser el adecuado.
    Desde la antigüedad conocida se han usado psicotrópicos (suaves o fuertes) para marcar una diferencia social, considerándose, aquellos que las consumen, estar por encima de los demás ¿…? En la mayoría de los casos actuales siguen pensando igual.
    Saludos.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.104 seguidores

%d personas les gusta esto: