Skip navigation

colossal_octopus_by_pierre_denys_de1

.

El Kraken

Existen realmente y se conocen científicamente bajo el nombre de Architeuthis, aunque sólo hasta hace poco se ha conseguido capturar algún ejemplar. Desde el origen de la navegación en el norte de Europa se hablaba de una bestia terrible que con sus grandes tentáculos arrastraba a los navíos y sus tripulantes al fondo marino. Era el Kraken, un animal que se creía producto de la febril imaginación de los marineros… pero que se ha demostrado real desde que empezaron a encontrarse los cuerpos varados de calamares gigantes muertos en las playas.squid5

.

.

Especies conocidas

Architeuthis dux

the_alecton_attempts_to_capture_a_giant_squid_in_1861

Grabado reconstruyendo la captura de un calamar gigante en 1861.

La primera, el calamar gigante o megaluria Architeuthis dux, animal de aspecto parecido a una pota común, pero del que se han encontrado ejemplares hembras muertos de aproximadamente 15 m de longitud hasta la punta de los tentáculos. Se tiene constancia de una hembra varada en una playa neozelandesa, en el año 1887, que medía unos 18 m post mortem y más de 250 kg de peso.

Con un diámetro de hasta 25 cm, el Architeuthis dux es considerado el animal con los ojos más grandes, aunque se cree que el calamar colosal podría tenerlos aún más grande.

Estos calamares son el bocado predilecto de los cachalotes, los cuales descienden hasta la zona abisal (más de 1.000 m) para hacerse con su carne, dando así origen a titánicas peleas submarinas.

.

architeuthis_distributionDistribución actual del calamar gigante.

.

Por sus proporciones, los calamares gigantes fuera del agua son, de manera indiscutible, realmente pesados, sin embargo en el agua poseen una flotabilidad neutra. Esto se debe a una alta concentración de iones de amonio en sus músculos. Los iones amonio son más pesados que el agua de mar, por lo cual el animal puede mantener el nivel en el agua sin necesidad de un alto gasto energético nadando constantemente.[1] Aunque el amonio es tóxico para la mayoría de los animales, y debe ser desechado en forma de urea, o ácido úrico, el calamar de alguna forma aún desconocida para nosotros, acumula esta sustancia tóxica sin ser dañado. Por esta razón para nosotros es tóxica la carne de este cefalópodo, no en cambio para el cachalote.

Como todos los cefalópodos crece muy deprisa. Se supone que alcanzan su peso final de más de 200 kg en menos de 3 años. Según el contenido de los estómagos de los ejemplares encontrados hasta ahora su dieta parece compuesta sobre todo de peces y calamares.

.

462px-a_piece_of_sperm_whale_skin_with_giant_squid_sucker_scars

Pedazo de piel de Cachalote con las marcas de los tentáculos de un calamar gigante.

.

.

Kondakovia longimana y Mesonychoteuthis hamiltoni

Hay otras especies grandes como el Architeuthis dux: el calamar verrugoso Kondakovia longimana, con un peso de hasta 30 kg y una longitud de hasta 2,4 metros, tiene ganchos en vez de ventosas. Y la cranquiluria antártica Mesonychoteuthis hamiltoni, más conocido como calamar colosal, que puede medir 20 m y llegar a pesar 500 kg. Estas dos especies viven en las polares aguas oceánicas que rodean a la Antártida considerándose que en estos moluscos la gran masa corporal es una adaptación especial para resistir mejor las aguas frías.

El calamar colosal (Mesonychoteuthis hamiltoni), también llamado cranquiluria antártica, es considerado la especie de calamar más grande, y el único miembro del género Mesonychoteuthis. Según los cálculos actuales, se estima que podría alcanzar un tamaño máximo de entre 16 y 20 m, basándose en el análisis de especímenes pequeños y sin desarrollo completo.

El peso máximo ronda los 500 kg, basándose en unos restos parciales que se encontraron en 1925 en el estómago de un cachalote, se especula que podría ser aún mayor, con 28 y aún más metros de punta a punta.

Hay que tener en cuenta que muchos de estos metros están compuestos por sus dos largos tentáculos prensiles (sus ocho brazos restantes son más cortos).

Esto lo transformaría en el invertebrado más grande conocido. Hasta el momento, sólo se han descubierto 6 ejemplares de la especie.[1] El calamar colosal tiene formas y características diferentes de las del Architeuthis dux (conocido como “Calamar gigante”) y podría llegar a tamaños aún mayores que el que alcanza éste

A diferencia de otras especies de calamares gigantes que tienen ventosas alineadas con pequeños dientes, los tentáculos del Calamar Colosal terminan con una combinación de ventosas y garfios capaces de rotar 360 grados.[2] Tiene un cuerpo más ancho, más robusto, y por lo tanto más pesado, que el de otros calamares gigantes. También se sabe que tienen un manto mayor al de los otros calamares gigantes, aunque sus tentáculos serían más cortos.

.

comparativa_architeuthis_dux_versus_mesonychoteuthis_hamiltoni_1Comparativa entre Calamar gigante y Calamar colosal

.

El Mesonychoteuthis hamiltoni posee el pico más grande conocido entre los calamares, superando al del Architeuthis en tamaño y robustez. También se cree que el calamar colosal posee los ojos más grandes del mundo animal (incluso mayores que los del calamar gigante).

El hábitat conocido de este calamar se extiende miles de kilómetros desde norte de la Antártida hasta el sur de América del Sur, el sur de África, y el sur de Nueva Zelanda, es decir, su principal hábitat sería el Océano Glacial Antártico.

Poco se conoce sobre la vida de este animal, pero se especula con que caza presas como quetognatos y otros calamares en la profundidad del océano utilizando bioluminiscencia (posee un fotóforo sobre cada ojo). Basándose en la profundidad de la captura de algunos especímenes, así como picos encontrados en estómagos de cachalotes, el Calamar Colosal adulto llega a estar hasta por lo menos 2.200 m de profundidad, mientras que los más jóvenes van hasta 1 km de profundidad.

.

ataque_calamar_gigante

.

Las hembras adultas son, en general, mayores en tamaño que los machos adultos como es común en varias especies de invertebrados, en especial todos los Cefalópodos. (Véase Dimorfismo sexual).

La forma de reproducción aún no ha sido observada, aunque algunos datos sobre su reproducción pueden inferirse de su anatomía. Debido a que los machos no presentan hectocotylus (un tentáculo usado por otros cefalópodos para transferir espermatóforos a la hembra), probablemente usen un pene para implantar esperma directamente en la hembra.

Muchos cachalotes llevan heridas en sus lomos que se creen causados por los garfios del calamar colosal. El calamar colosal o cranquiluria antártica es una presa común de los cachalotes del Océano Antártico; el 14% de los picos de calamares encontrados en los estómagos de cachalotes son de calamar colosal, lo que indica que el calamar colosal llega al 77% de la biomasa consumida por estas ballenas[3] Otros animales también se alimentan de este calamar, incluyendo los cetáceos como los zifios y berardios Ziphiidae y calderones Globicephala macrorhynchus, Elefantes Marinos, la merluza negra, y algunas especies de tiburones y albatros.

Sin embargo, sólo se encontraron picos de especies adultas en aquellos animales de porte suficiente como para tomar tal presa (por ejemplo, los cachalotes y los tiburones soñolientos Somniosus pacificus), mientras que otros predadores se limitan a alimentarse de crías o especímenes jóvenes.

.

squid_mantle_width1

Espécimen de Architeuthis siendo examinado.

.

.

Taningia danae

La otra especie reconocida como tal, el pulpopota o calamar gato Taningia danae, se asemeja más a una gran sepia, es de tamaño bastante más reducido que el Architeuthis (unos 350 kg) y tiene el honor de poseer los órganos luminiscentes más grandes del reino animal. En esta especie, como en el resto de su familia Octopoteuthidae, dos tentáculos se pierden durante la fase de paralarva, por lo que los adultos sólo presentan ocho brazos como los pulpos, de ahí el nombre de pulpopota.

799px-taningia_danae_joubin_1931

.

.

Magnapinnidae

Una nueva especie de calamar gigante, cuyo cuerpo y tentáculos sobrepasan los siete metros, ha sido visto en distintos océanos en los últimos dos años, según un estudio de científicos estadounidenses, franceses y españoles. La observación de esta nueva especie de grandes proporciones revela lo poco que conocemos sobre los océanos y la vida que albergan, indicó Michael Vecchione, uno de los investigadores, en un artículo publicado en la revista ‘Science’.
Los calamares, que han podido ser fotografiados y filmados en vídeo por primera vez, poseen unos tentáculos mucho más largos que los de cualquier especie hasta ahora conocida. Los tentáculos se mantienen en una posición peculiar, similar a la de los hilos de una marioneta. Los científicos creen que podría tratarse de ejemplares adultos de Magnapinnidae, una familia recientemente identificada de la que se conocían sólo ejemplares muy jóvenes, de menor tamaño.
Diferentes expediciones
Los calamares gigantes han sido vistos por diferentes expediciones oceanográficas en aguas del Golfo de México y los océanos Atlántico, Pacífico e Índico.
En las investigaciones han trabajado científicos del Museo Nacional de Historia de Washington, de la Universidad de Hawai, del Centro de Ciencias Marinas de Japón y de los centros Ifremer de Francia y Ecobiomar de Vigo (España).
En varias de las observaciones, el avistamiento de los calamares gigantes ha sido posible gracias a ingenios sumergibles que pueden descender a grandes profundidades.
.
1186994338g0gd0

.

.

Reproducción

Como los grandes mamíferos (elefantes, ballenas, gorilas), los calamares se pasan su vida creciendo para madurar y reproducirse. Para determinar la edad de un calamar se estudian los huesos del oído -los estatolitos-, los órganos del equilibrio, los cuales presentan una serie de anillos concéntricos como los que presentan los troncos de los árboles; lo único que hay que hacer es contar ese número de anillos para determinar la edad de un calamar. La edad máxima que puede alcanzar es de 3 años. La tasa de crecimiento de un calamar gigante es extraordinariamente rápida. Crecen 3-5 cm/día, son el animal con la tasa de crecimiento más rápida, de ahí que en pocos años tengan ese tamaño descomunal. Como muchos peces, los calamares tienen muchas limitaciones para poder reproducirse. Si las cosas van mal un año, ya bien sea por una mala salud, malas condiciones ambientales, etc., en los siguientes años van a tener muchos problemas para poder reproducirse. Los calamares compensan esto poniendo grandes cantidades de huevos.

Los calamares gigantes, tanto del género Architeuthis Dux, como Taningea Danae, se caracterizan por tener un sistema reproductor bastante diferenciado de los demás cefalópodos. Por ello poseen un órgano copulador o pene, que puede llegar a alcanzar los 85 cm de longitud en el Taningea, y los 78 en el Architeuthis.

Según las últimas necropsias realizadas por Cepesma, estos órganos copuladores, supuestamente actúan mediante unos sistemas de presión (similares a los sistemas hidráulicos) por los cuales disparan los espermatóforos durante la cópula.

En el primer ejemplar estudiado por CEPESMA, se pueden observar estos espermatóforos incrustados en la masa muscular de los brazos del macho. En un principio, se supuso una relación sexual entre dos machos, descartándose al final, creyendo que se trata de una cópula con un una hembra en un cortejo con algún macho más.

En el caso del Taningia, no solamente posee un órgano reproductor, fácilmente visible, por encontrarse exteriorizado, teniendo este, una longitud tan larga como los brazos. También posee otro de similares características, aunque algo más pequeño (1/5 parte) dentro del manto.

.

800px-giant_squid_melb_aquarium03Espécimen conservado en hielo en el acuario de Melbourne

.

.

Alimentación

Aunque el calamar gigante tiene ocho brazos, son los dos tentáculos más largos los que capturar las presas, pudiendo llegar a 12 m. de largo. Cada tentáculo está equipado con ventosas, las cuales presentan una especie de anillo con dientes. Mientras que estos hacen succión, los dientes se clavan en la piel de la víctima, proporcionando así una mayor seguridad a la hora de acechar a sus presas. La boca de los calamares se parece bastante al pico de un loro. La lengua está equipada con un órgano llamado rádula, encargado de saborear la presa antes de que pase al esófago para que pueda ser digerida.

En los estudios realizados de alimentación, en sus estómagos se han encontrado un alta porcentaje de bacaladilla y otros peces. Las últimas necropsias también revelan restos de pequeños crustáceos

calamar

.

.

Tamaño


Un “especímne cercanamente perfecto”, visto en la Bahía Trinity, Newfoundland, el 27 de septiembre de 1877. Medía 10 m de largo total, cercano al máximo conocido de calamar gigante

Particularmente su longitud total, ha sido frecuentemente exagerada. Hay observaciones de especímenes que miden mucho más de los 22 metros de longitud, pero nunca se ha documentado científicamente . Tales longitudes quizás se confundan debido a las grandísimas extensiones de sus dos tentáculos para alimentarse, análogos a bandas elásticas.[2] . El ejemplar de 1887 realmente medía 16,5 metros, lo restante es consecuencia de este estiramiento post mortem.

.

.

Basado en el examen de 105 especímenes, y también de restos recuperados de estómagos de la ballena de esperma, no se ha encontrado que la longitud del manto exceda de 2,3 m.[2] Incluyendo cabeza y brazos, y excluyendo tentáculos, Architeuthis muy raramente exceda de 5 m de longitud.[2] El largo máximo total, en mediciones en relax post mortem, se estima en 13 m para hembras y 10 m para machos desde la aleta caudal al tope de los dos tentáculos largos.[2]

Exhiben dimorfismo sexual pronunciado. El peso máximo se estima en 275 kg. hembras, y 150 kg. machos.[2] Los machos tienen una vida más corta que las hembras y maduran sexualmente más tempranamente, se estima que los machos viven en torno a un año y las hembras les duplican o triplican los años.

.

255px-cal_col

Ilustración

.

.

Evidencias de su existencia

Recientemente se obtuvieron las primeras imágenes de un calamar gigante vivo. Fue un equipo japonés del Museo Nacional de la Ciencia de Tokio, que siguió a un grupo de cachalotes, el único depredador conocido del calamar gigante, hasta el lugar en el que se alimentaban. En las profundidades de las islas Ogasawara, en el océano Pacífico, el equipo suspendió en varias ocasiones una cuerda a la que ató un cebo (potera) de calamares comunes y gambas, junto con una cámara fotográfica. El 30 de septiembre de 2005 salió por varios medios a nivel mundial la noticia: un calamar gigante adulto atacó finalmente uno de los cebos, lo que permitió que se tomaran más de 550 fotos del animal en su lucha por liberarse (aunque las fotografías fuesen hechas el año anterior). El calamar perdió un tentáculo de 5,5 m de largo en su forcejeo, lo que permitió inferir una longitud total entre los siete y ocho metros.

.

squid_gigante

.

A principios de diciembre de 2006, el mismo equipo liderado por Tsunemi Kubodera consiguió de nuevo capturar y filmar un calamar gigante de la especie Architeuthis dux en su medio natural y en la superficie (nunca se había conseguido). El día 4 de diciembre de 2006, frente a las islas Ogasawara, se capturó una hembra joven de 3,5 m de extremo y de 50 kg (un tamaño pequeño si comparamos con los 21 m y 275 kg que han llegado a alcanzar algunos individuos de esta especie). Se utilizó cebo de calamar común al final de una cuerda, y se le añadió una cámara. El animal pudo ser llevado hasta la superficie para ser investigado, pero murió.

.

061222-giant-squid

.

Pescadores de Nueva Zelanda podrían haber capturado al calamar colosal de mayor envergadura encontrado hasta ahora perteneciente a la especie Mesonychoteuthis hamiltoni, con anillos del tamaño de neumáticos. Medios locales dijeron que las estimaciones iniciales hablaban de 12-14 m de longitud y 450 kg de peso, 150 kg más que el siguiente mayor espécimen encontrado. Más tarde, en tierra se verificó un peso de 495 kg y una longitud total de 10 m .

WELLINGTON, Nueva Zelanda – Pescadores de la Antártida capturaron un calamar poco común y peligroso con ojos del tamaño de platos y decenas de afilados garfios para atrapar a sus presas, anunciaron el jueves científicos de Nueva Zelanda.

El enorme calamar capturado, de sexo femenino, es el segundo ejemplar intacto de este tipo de “monstruos” cefalópodos que se encuentra, dijo el biólogo marino Steve O’Shea, del Museo Nacional de Nueva Zelanda.

“He visto 105 calamares gigantes, pero ver uno como éste es algo impresionante”, afirmó O’Shea.

Un barco pesquero capturó el calamar de 150 kilogramos en el subantártico Mar de Ross, a unos 3.600 kilómetros al sur de Wellington.

En el momento de su captura, el espécimen estaba alimentándose de un tipo de pez que puede llegar a medir hasta dos metros de largo. El calamar estaba muerto cuando fue remolcado hasta el barco, y sus restos permanecen ahora en el Museo Nacional de Nueva Zelanda.

El cuerpo del calamar colosal es más grande que el del calamar gigante, que puede pesar hasta 900 kilos en la plenitud de su crecimiento.

.

calamar2

Calamar encontrado al sur de Wellington

***

    Científicos españoles estudian los restos de un ejemplar de Architeuthis dux varado en las costas del norte de España.
    Esperan, mediante una exhaustiva autopsia, descubrir datos sobre el invertebrado más grande del mundo y aún muy desconocido. El calamar gigante

  • Viven en aguas del mar Cantábrico, las  Azores, Nueva Zelanda y Canadá.
  • Puede alcanzar los 20 metros de longitud y los 1.000 kilogramos de peso.
  • Habita en las profundidades marinas, entre los 400 y los 1.500 metros, donde la presión es elevadísima y no llega la luz del sol.
  • Son solitarios, se alimentan de peces, cefalópodos y crustáceos y sus únicos predadores son el cachalote y sus congéneres.
  • Puede luchar con un cachalote de 20 metros.
  • Sus tentáculos pueden llegar hasta los 16 metros de longitud

Desde 1999 han sido ocho los ejemplares de Architeuthis encontrados, además de tres de la especie Tanigia deana, todos ellos capturados entre 400 y 600 metros de profundidad, o encontrados varados en la playa.
Los científicos piensan que los últimos varamientos guardan relación con las prospecciones petrolíferas efectuadas en aguas del mar Catábrico, que generan movimientos sísmicos artificiales por explosiones y lanzamiento de aire comprimido, pero esto sólo es una hipótesis y no un hecho científico verificado.

Durante el año 2002 se espera que los científicos realicen una expedición a un punto del mar cantábrico donde se piensa que existe una colonia de estos cefalópodos para estudiar su comportamiento

CAPTURAN UN CAMALAR GIGANTE DE 124 KILOGRAMOS EN GIJON
Luarca (Valdés), (EFE).- Un calamar gigante, de 124 kilos, que según los primeros estudios pertenece a la familia de los ‘Taningia danae’, fue capturado en las proximidades de Gijón, informó  el presidente del Centro de Recuperación de Especies Marinas del Cantábrico (CEPESMA), Luis Laria. El calamar gigante fue capturado por un arrastrero de Gijón en el caladero de Carandi, a unas 15 millas de esa localidad, y “sorprende y extraña” a la comunidad científica por su desorbitado peso, dijo Laria.Este tipo de cefalópodo aparece muy raramente en las aguas europeas y se caracteriza, según Laria, por carecer de tentáculos cuando son adultos, manteniendo los 8 brazos en los que tiene ventosas.
kjempeblekk280
Muertes de cefalópodos por ondas de frecuencia media:

Sello australiano

Sello australiano

Las ondas de frecuencia media utilizadas en las exploraciones geológicas para determinar la existencia de hidrocarburos en la plataforma submarina pueden afectar al organismo de los calamares gigantes y ocasionarles la muerte. Angel guerra, uno de los investigadores del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo que participó en la Operación Kraken, que intentó sin éxito filmar calamares gigantes vivos frente a la costa de Asturias, dijo que “existen indicios suficientes” para pensar que la muerte de grandes cefalópodos obedece a “causas externas”.

Entre septiembre y octubre de 2001 y en octubre de 2003 se registraron varamientos de calamares gigantes en la costa del Cantábrico coincidiendo con operaciones de barcos que realizaban estudios geofísicos del fondo marino del Golfo de Vizcaya mediante sondas de ondas expansivas de frecuencia media, según indicó el investigador . Guerra dijo que las necropsias de estos animales determinaron daños en los sistemas circulatorio, nervioso y auditivo que podrían adjudicarse a estas ondas, en un efecto similar al comprobado en algunos que habitan zonas de mucha profundidad. La hipótesis fue respaldada por el catedrático de Patología Animal de la Universidad de Las Palmas, Antonio Jesús Fernández, que se comprometió a colaborar en una investigación en esa línea. “La característica más impresionante de los calamares gigantes es su par de tentáculos extremadamente largos, distintos de los ocho más cortos. Los largos tentáculos conforman las dos terceras partes de la longitud de los especimenes muertos hasta la fecha”, decían los científicos en la revista ‘Royal Society’. Los calamares gigantes parece que son depredadores mucho más activos de lo que los investigadores habían sospechado y atrapaban sus presas con sus largos tentáculos para alimentarse.

Calamares gigantes de la Costa AsturianaEn Luarca, la capital de la Costa Blanca asturiana, se ubica, la denominada AULA DEL MAR, allí se encarga del estudio, conservación y exposición de estos grandes cafalópodos y de otras especies marinas la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (CEPESMA). antaño ubicado en el Colegio Padre Gago de Luarca cuenta con “ejemplares gigantes de cefalópodos” capturados en la Costa de Verde asturiana en el caladero de Carrandi de Colunga.

Caladeros asturianos
Caladeros asturianos

El primer ejemplar macho con un pene de 76 cm. fue capturado en Carrandi, perteneciendo a la especie “Architheutis dux” tenía 6 m. de longitud y 50 Kgr de peso, se enganchó en las redes de unos pescadores el martes 10 de septiembre del 2.002.

El 29 de agosto del 2.002 fue capturado un ejemplar de Taningia danae, de 90 Kgr por 2 pesqueros a unos 700 m. de profundidad.

En busca del monstruo marino (11 septiembre 2.002). El proyecto “KRAKEN” (palabra noruega, con la que hace siglos se designó a los calamares gigantes) tiene por objetivo, el filmar en las profundidades del caladero de Carrandi (sito a unas 25-28 millas al NE de Gijón) al calamar gigante, que puede alcanzar los 1.000 Kgr de peso y 20 m. de longitud, del que hay más de 60 citas en las costas asturianas. La expedición consta de 7 tripulantes y 13 científicos y técnicos. La Productora Transglobe Films pretendía conseguir en dos semanas imágenes del gran cefalópodo/Peludín, para ello soltarán 1.000 kgr de cebo (caballa, jurel fresco, harina de pescado, etc), emisoras sonoras de baja frecuencia y potentes focos, para atraer al calamar a las cámaras que son hundidas entre 300 y 1.000 m. de profundidad, con una cámara móvil arrastrada por el barco y dos robots con cámara móvil que rastrearán la zona, delimitando un triángulo de 3.700 m2. El día 6 de octubre un grupo de científicos de Ecobiamar -CSIC y de la productora Transglobe Films iniciaron una expedición con el objetivo de conseguir por primera vez imágenes del Architeuthis Dux (el legendario calamar gigante) vivo y en su hábitat natural, la zona que se pretende estudiar está a sólo 35 millas al Noroeste de la ciudad de Gijón (España).

La zona que se conoce como el caladero de Carrandí, está generando una presencia inusual de estos gigantes marinos. La búsqueda se realizo, frente al litoral de Luarca -a unos 70 kilómetros de Oviedo-, entre 500 y 1.500 metros de profundidad . El proyecto cuenta con 200 millones de presupuesto y los trabajos se prolongarán hasta el día 11 de octubre.

20070423185909-calamar

Dibujo-2.jpg picture by elreydelanime

Leyendas del Kraken o Craken

Con el nombre de craken -o kraken- se identifica normalmente un monstruo marino de dimensiones gigantescas. Su origen es antiguo aunque tras la captura de los primeros ejemplares de calamar gigante -entre los siglos XIII y XIX-, su leyenda se ha visto incrementada.
Su figura se asemeja a imágenes mitólogicas de otras culturas: el Hafgufa escandinavo, monstruo descrito en la Saga de Örvar-Odds -serie de relatos magicos anónimos-. Es una criatura tan grande que parece una isla cuando se encuentra en la superficie de los mares, con una longitud de 2,5 km.
Zaratan o ballena-isla recordada entre los cuentos de las 1.001 Noches. Cetus, otro monstruo marino -siempre parecido a una ballena- nombrado en la leyenda de Perseo y Andromeda. Leviatán, bestia marina del Antiguo Testamento. Generalmente era una serpiente marina que devoraba naves enteras al nadar alrededor de los cascos tan rápidamente que creaba un torbellino.
La historia del craken se ha difundido tanto que se llegaba a identificar los movimientos sísmicos de Islandia con este animal. Se pensaba que en un maremoto las burbujas y las salpicaduras procedían de su hocico; y las fuertes corrientes y las olas violentas de su proprio movimiento.
Pero es en el s. XVIII cuando el craken empieza aparecer como un pulpo o calamar gigante que atacaba los barcos y devoraba a los marineros. En noruego, craken indica un animal malsano o aberrante. En alemán kraken significa pulpo.
Por otra parte la figura del craken se ha empleado mucho en el mundo del Arte. Aparece en importantes obras tanto en literatura -J.Verne: 20.000 leguas de viaje submarino; Lovecraft mitología de Chtulhu; T.Brooks: La Canción de Shannara- como en el cine -Piratas del Caribe-.
Esta bestia legendaria, es representada por Isaac.
monstruo marino del folclore noruego, parecido a un calamar gigante. La primera mención escrita sobre el craken aparece en la Historia de Noruega, de Ludvig Holberg (1752), pero el monstruo era ya conocido por los pescadores noruegos del siglo XVI. Estos notificaron que durante un día caluroso, varias millas mar adentro, los sondeos que hacían sobre la profundidad subieron misteriosamente de 15-20 brazas a sólo 5, y que capturaron una cantidad anormalmente grande de peces. Según ellos, esto se debió a que un craken estaba saliendo a la superficie, por lo que remaron hasta una distancia segura y vigilaron si aparecía. Tenía tres mil metros de largo, con brazos como mástiles, y era tan fuerte que podía echar a pique un barco de guerra. Cuando se sumergió, originó un remolino tan fuerte que arrastró varios barcos bajo el agua.
Algunos informes aseguran que sólo han sido vistos dos craken, y que sus cuerpos no serían encontrados hasta el día del fin del mundo. Otros hablan de la celebración de una misa por el obispo de Nidros a lomos de un craken que permaneció inmóvil hasta que finalizó la celebración. También se han consignado avistamientos de estos monstruos varados en los arrecifes de Alstadhang (1680) y en Rothesay, en la isla de Bute (Escocia, 1775).
Los científicos piensan que el craken legendario no era más que un calamar gigante y que la extraña variación de profundidad de los pescadores noruegos pudo deberse a que centenares de calamares pequeños crearon un fondo falso, confundiéndoles en su sondeo.
Aunque el nombre kraken nunca aparece en las sagas noruegas, hay monstruos marinos similares, el hafgufa y lyngbakr, ambos descritos en la saga Örvar-Odds y en los textos noruegos de 1250, Konungs skuggsjá.[5] Carolus Linnaeus incluyó al kraken como cefalópodo con el nombre científico de Microcosmus en la primera edición de su Systema Naturae (1735), una clasificación taxonómica de organismos vivos, pero excluyó al animal en ediciones posteriores. El Kraken también es extensivamente descrito por Erik Pontoppidan, obispo de Bergen, en su Historia Natural de Noruega (Copenhagen, 1752–3).

El “Pulpo Colosal” de Pierre Dénys de Montfort atacando una nave mercante.

Cuentos antiguos, incluyendo los de Pontoppidan, describen al kraken como un animal “del tamaño de una isla flotante” (se decía que el dorso de un Kraken adulto tenía una longitud de 2,4 kilómetros.[6] ), cuyo verdadero peligro para los marineros no es la criatura misma, sino el remolino que crea después de sumergirse rápidamente en el océano. Sin embargo, Pontoppidan también describe el potencial destructivo de la gran bestia: “Se dice que si se aferra al mayor buque de guerra, podría tirar de él hasta el fondo del océano” (Sjögren, 1980). El Kraken fue siempre distinto de las serpientes marinas, también comunes en la tradición escandinava (Jörmungandr por ejemplo).

Según Pontoppidan, los pescadores noruegos a menudo corrían el riesgo de atrapar a los peces sobre el Kraken, cuando la pesca era tan buena. Si un pescador tenía una inusualmente buena pesca, uno le decía al otro, “Debes haber pescado sobre un Kraken”. Pontoppidan también alegó que el monstruo a veces es confundido con una isla, y que en algunos mapas se incluyen islas que sólo a veces eran visibles e indicaban un Kraken. Pontoppidan también propone que un joven espécimen de un monstruo fue muerto lavado en la tierra en Alstahaug (Bengt Sjögren, 1980).


Desde fines del siglo XVIII, el Kraken se ha representado en varias formas, principalmente como grandes criaturas similares a pulpos, y a menudo se ha afirmado que el Kraken de Pontoppidan podría haberse basado en observaciones de marineros de calamares gigantes. En las primeras descripciones, sin embargo, las criaturas eran más similares a cangrejos parecidos a pulpos y, en general, poseen rasgos que se asocian con las grandes ballenas en lugar de con los calamares gigantes. Algunos rasgos del kraken se asemejan a las actividades volcánicas submarinas que ocurren en la región de Islandia, incluida el agua burbujeante, las corrientes peligrosas y la aparición de nuevos islotes.

En 1802, el francés malacologista Pierre Dénys de Montfort reconoce la existencia de dos tipos de pulpos gigantes en Histoire Naturelle Générale et Particulière des Mollusques, una descripción enciclopédica de moluscos. Montfort afirma que el primer tipo, el pulpo kraken, ha sido descrito por los marineros noruegos y balleneros de América, así como antiguos escritores como Plinio el Viejo. Sobre la segunda categoría más grande, el pulpo colosal (se muestra en la imagen de arriba), se informó acerca de un ataque a un buque velero de Saint-Malo, frente a las costas de Angola.

Montfort luego se atrevió a hacer más afirmaciones. Él propuso que diez barcos de guerra británicos que misteriosamente desaparecieron una noche en 1782 debieron ser atacados y hundidos por pulpos gigantes. Desafortunadamente para Montfort, los británicos saben qué le pasó a las naves, resultando en una desgraciada revelación para Montfort. La carrera de Pierre Dénys de Montfort nunca se recobró y murió hambriento y pobre en París alrededor de 1820 (Sjögren, 1980). En defensa de Pierre Dénys de Montfort, cabe señalar que muchas de sus fuentes, para el “pulpo kraken” probablemente describen al verdadero calamar gigante, cuya existencia se provó en 1857.

En 1830, posiblemente influido por el trabajo de Pierre Denys de Montfort, Alfred Tennyson publicó su popular poema El Kraken (esencialmente un soneto irregular), que difundió al Kraken en en el idioma inglés con su posición superflua de the. El poema, en sus tres últimas líneas, también tiene similitudes con la leyenda del Leviatán, un monstruo marino, que subiría a la superficie en el final de los días.

La descripción de Tennyson aparentemente influyó en Julio Verne que imaginó al famoso calamar gigante en Veinte mil leguas de viaje submarino en 1870. Verne también hace numerosas referencias al Kraken, y el obispo Pontoppidan en la novela.

Fuentes:

http://www.barrameda.com.ar

http://www.wikipedia.org

http://www.weblogs.madrimasd.org

http://www.waste.ideal.es

http://www.buscolu.com

http://www.diginformacion.wordpress.com

http://www.recintogoldsaints.forumfree.net

VER MAS NOTICIAS RELACIONADAS

  1. Lsa verdad es que son feos los bicharracos, jajaja…y enormes, por supuesto!

  2. Pues a mi no me parecen feos, y si fueran comestibles, se podría hacer una comilona con mogollón de peña, aunque con tanto amonio me imagino que se podrán usar para fines médicos o para limpiar la casa, te agarras el calamar y de bayeta limpiadora, incluso con los tentaculos, muy útil para lanzarlos sobre las manchas y alehot, pillá la mancha, aunque solo de imaginarme la bolsa de tinta, vamos pa un entierro vistes de luto a una gran familia…
    Sabes? Lo qué más cosita me da y a la vez qué lástima, ejke al final toda la imaginación esta basada en realidades, mira que somos miedosos los humanos y hacemos mitos con todo. Pero que amos vas en una barquichuela y se ta parece un bichin de estos y me imagino que, el susto no te lo quita nadie.
    Y digo yo por decir algo ¿En vez de destructores y comebarcos, no les dio algún escritor por hacer una oda al calamar gigante ó en los barcos piratas tener uno de mascota y con la tinta oscurecer al enemigo para poder huir sin ser vistos?? quesque me dan penita que solo hayan servido para dar sustos, si ejke te guiñan un ojito y tiene que ser la pera¡¡ amos creo.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos.
    Shi.

  3. por ke no ponen el krake real

  4. el primer dibujo del kraken de aki es una ecsageracion de tamaño

  5. muy buena la info

    graciasgraciasgracias

  6. me encanto esta pajina es re copada e informativa

  7. Porqué no los dejan en paz a los pobres calamares gigantes? Nada mas bello que el misterio en torno de estas criaturas maravillosas. De lo contrario terminarán siendo el relleno de alguna hamburguesa japonesa. Estos ponjas disfrazan su gula con el atuendo de la ciencia.

  8. uy me vy a hacer unos buenos mariscos jejejej XD que comestible que esta papaa

  9. me encanto la informacion

  10. para mi todo es mentira -.-

  11. shi,tienes toda la razon,no son feos

  12. la pagina esta brutal me he quedado sorprendida

  13. la verdad que esta información es bastante completa!! mis felicitaciones!!

    a modo de duda, manejas mayor informacion respecto al kraken mitológico?

    • Algo tenemos sobre el kraken mitológico que no tardaremos mucho en postear.

      Un saludo

  14. A medida que se va conociendo un poquito más sobre estos calamares también se va “intuyendo” un poquito más sobre lo que puede haber en el mar justo un poquito más abajo de la línea hasta la que “creemos” conocer.
    En la biología clásica se enseña que “casi” toda la vida depende, directa o indirectamente, de los rayos solares. Y así nos olvidamos de esta porción del casi que no depende “tan” directamente de los rayos solares.
    Los fondos abisales marinos no son desiertos de vida, de ello cada día tenemos más noticias.
    Hasta no hace muchos años se sabia muy poco sobre posibles grandes predadores abisales. Hoy se conocen unos cuantos. Pero estos que se conocen solo son la punta del iceberg que dentro de poco tiempo empezaremos a ver, de muy cerca.
    Todo animal abisal se alimenta directa o indirectamente de los animales que viven en la parte superior del mar, ya sea subiendo a cazarlos o esperando a que bajen sus despojos al fondo.
    Al mismo ritmo que los humanos van aumentando la pesca de superficie, ellos tienen que arriesgarse más a subir a la superficie para subsistir, por falta de alimento.
    Día a día se irán viendo más “monstruitos” cerca de la superficie. A medida que se vayan aclimatando a su nuevo “hogar” muchos morirán en el intento… pero no todos.
    El hambre no tiene amigos y si es necesario se cambia de hábitos de alimentación. Son muchos los animales que se alimentan al día de hoy de los desperdicios lanzados al mar por los barcos en sus travesías. Después ocurre un naufragio y el público en general no entiende de donde han salido tantos tiburones en tan poco tiempo para atacar a los náufragos, pues no han salido de ningún sitio simplemente “viven” en la ruta de los barcos de los desperdicios de estos y al caerse humanos al agua sólo son un aporte más de nutrientes.
    La mitología nos lleva a un mundo lleno de monstruos marinos que atacaban las embarcaciones. “Imposible, claro”.
    Si retrocedemos en el tiempo entenderemos que el hecho de que una embarcación se alejara de la costa, no era habitual (en los grandes mares). Por tanto para los habitantes de estos mares cualquier “cosa” que flotara sobre la superficie seria posible comida. Si a esto le añadimos las reducidas dimensiones de las embarcaciones y la falta de ruidos (motores), un ataque (o tanteo exploratorio) por parte de un cefalópodo en busca de alimento no seria tan descabellado.
    Las mitologías tienen bases sólidas pero con el paso del tiempo se han distorsionado.
    Saludos.

  15. Genial y esmerado artículo. Con vuestro permiso lo enlazo en mi Blog.

    Un saludo.

  16. esta jenial

  17. ah! con ese gigantesco kraken me comeria tremendas crepas de pulpo!! traiganmelo!! :P

  18. esta chido

  19. xDD

  20. Hay una historia, de los anos 50, una nave mercante russa, encontró restos de un Cachalote, una ballena, pelas marcas de las ventosas, El Kraken ou Calamar, tendria más de 20 metros, fue no Pacifico ….Pesquisen la marina mercante russa e sus marineros sobre los encuentros con esas leyendas, yo creo que hay más segredos en los mares que se pueda imaginar…Felicitaciones por lo trabajo…Saludo del Brasil

  21. Solo una pequeña sugerencia: Hay mucha discrepancia entre las medidas y las aproximaciones de tamaños y pesos a lo largo del artículo, lo cual puedo intuir que se debe a que la información proviene de diversas fuentes, la sugerencia es: Para que no quede la información así de confusa es mejor que, si una vez se mencionan los tamaños máximos y pesos, en los párrafos siguientes se eliminen las partes que mencionan datos diferentes, y obviamente es mejor siempre dejar el dato de la fuente más confiable. La otra es que si se va a citar la información así hay que poner la fuente al final de cada sección de texto independiente para que así podamos relacionar la fuente con lo que estamos leyendo y olvidarnos un poco de lo anterior que acabamos de leer para no caer en contradicciones en el mismo artículo. Un saludo. Excelente página.

  22. me parese muy completa y buena todas sus investigasiones ya que estan estudiando una especie a la que poco conocemos o tenemos informacion de ella felisidades a todos sus cientificos y trabajadores

  23. muy interesante!!! ojala nos puedan compartir mas informacion!!!

  24. Cuanto menos curiosos animales. A ver si un día nos muestran al más grande.

  25. Yo buscando a la pota como producto de exportación, ya lo que he llegado

  26. uyyuyuy que miedo pero tanbien
    QUE SORPRENDENTE

  27. Es mas discovery channel hizo un reportaje de los calamares gigantes y se encontro uno increible congelado en un tempano de hielo en la antartida

  28. kreo ke es algo muy magnifiko pues es un animal muy pero muy grande.

  29. Pues tremendo animal que hay aquí y una des las especies más crueles. Me encantó este post, me gustaría que incluyeras más post como lo de los sobrevivientes a estos ataques (aunque sean muy pocos los sobrevivientes. Que te agarren uno no es para morirse de risa)


3 Trackbacks/Pingbacks

  1. [...] calamares gigantes siguen rodeados de leyenda, en gran parte debido al desconocimiento que se tiene de ellos. Las [...]

  2. [...] EL KRAKEN, TODO SOBRE LOS CALAMARES GIGANTES [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.104 seguidores

%d personas les gusta esto: