Skip navigation

Area del altiplano boliviano en la que Jim Allen sitúa la Atlantida

Una teoría que cobra fuerza

El investigador británico Jim Allen, geógrafo y cartógrafo, ha descubierto en los Andes bolivianos una región que coincide con la descrita por Platón al referirse a la Atlántida. El hallazgo en la zona de milenarios cerros rodeados de canales concéntricos, ruinas de edificios megalíticos y piedras multicolores y la presencia del misterioso metal oricalco (que los nativos del lugar llaman “tumbaga”) hace cobrar veracidad a la desafiante hipótesis de Allen, que ubica la mítica civilización perdida en el occidente de los pilares de Hércules.

Una planicie rectangular


Jim Allen sostiene que la Atlántida se encontraba en la zona de Oruro (Bolivia), cerca del lago Poopó, en pleno altiplano boliviano. La hipótesis de Allen se basa en que la descripción platónica de la Atlántida –“una planicie rodeada de montañas”
y situada por encima del nivel del mar– encaja con la geografía de este enclave sudamericano. Platón se refirió asimismo a la capital del continente atlante, que ubicó en una isla volcánica denominada también Atlántida. Según Allen, tal circunstancia resolvería el enigma de la repentina desaparición de la mítica civilización, ya que –explica– lo que se hundió no fue el continente, sino la isla-capital.

¿Por qué en ese lugar y no en otro?


La teoría original se publicó en 1998 en el libro Atlántida: la solución andina. Hasta entonces la información sobre el altiplano boliviano era escasa. Hoy, gracias a las fotografías satelitales de Internet y a varias expediciones, hemos podido confirmar que esta fue la ubicación original de la Atlántida. En concreto, Pampa Aullagas (Oruro, Bolivia) es el único lugar del mundo que encaja con la descripción geográfica de Platón. En la actualidad la zona aún mantiene anillos concéntricos de tierra y formaciones de canales como los descritos por el filósofo griego.

Y, al parecer, se han producido nuevos descubrimientos que pueden corroborar la veracidad de su hipótesis…


El último se realizó gracias a la fotografía satelital de alta resolución: un sistema de canales de irrigación que cubría el desierto al sur de Oruro. Al principio, la mayoría de los expertos se rieron cuando se expuso la idea de su existencia en esta particular región del altiplano.

Detalle ampliado de la misma

¿Qué método ha empleado para hallar los canales situados en Pampa Aullagas?

Seguir al pie de la letra las descripciones de Platón, sobre todo aquella que hace referencia a la planicie rectangular en el centro de la isla. Busqué ese lugar por toda América hasta encontrar uno que encajara totalmente con la imagen que dibujaba el filósofo. He tardado varios años y numerosas expediciones hasta que he encontrado el sitio preciso sobre el terreno debido a que cuando inicié mi investigación las fotos satelitales eran demasiado caras y de escala muy reducida.

Vestigios del pasado

Los bloques y las ruinas monumentales de Tiahuanaco, situados muy cerca del lago Titicaca, tienen una antigüedad de más de 12.000 años. ¿Cree que podrían haber pertenecido a la cultura atlante?


La datación que usted dice está basada en la arqueoastronomía y no es aceptada por la arqueología oficial. Para la datación atlante hay dos posibilidades: el año indicado por Platón (9500 a.C.), según el calendario solar, y otra fecha que gira en torno a 1200 a.C., según el calendario lunar. Esta última concuerda con la época en la que se produjo la invasión de Egipto por los pueblos del mar, así como con la Guerra de Troya. No olvidemos que Platón situó temporalmente la cultura atlante en relación a una batalla que describió como el más eximio logro de los griegos. Por ello, estas ruinas podrían perfectamente haber pertenecido a la Atlántida.

¿Es posible que existan más construcciones que apoyen la ubicación de la Atlántida en esta región?

Hasta ahora no se han encontrado otras construcciones de estas características. Sin embargo, las piedras del lugar son de los colores descritos por Platón –rojo, negro y blanco– y muchas de esas rocas parecen haber sido cortadas y usadas en edificaciones anteriores. Asimismo, tampoco podemos descartar que hayan existido otras ciudades asociadas a la Atlántida en cualquier otra región de Sudamérica, aunque la más probable es la del Beni boliviano. Pero la destrucción provocada por los terremotos en la zona, a la que hay que sumar los efectos de un tsunami en el lago cercano, no dejó nada en pie, solo algunos bloques de piedra.

atlantis2

airphotowaternumberedletteredFoto aérea de los canales arenosos cuando están llenos de agua. 

thesea50stadesespFoto oblicua de satélite de la isla volcánica en Pampa Aullagas en la estación seca.
La llanura alrededor se ha hundido y el mar interior cercano ha retrocedido dejando la isla a la vista como un volcán en tierra seca.
El cono volcánico, de 5 estadios de diámetro está en el centro de la llanura rectangular, a 50 estadios del mar y está encerrada en tres canales concéntricos de arena que tuvieron agua antiguamente, separados por anillos de tierra.

¿Los antis podrían ser llamados también atlantes?
Sí, es muy interesante su asociación. Un cuarto del imperio inca fue llamado Anti, reino de los antis, una tribu guerrera. No solo tenemos una lista de casi 50 coincidencias entre la descripción platónica del continente perdido y las características del altiplano, sino que, además, el mismo nombre Atlántida comprende dos palabras de los nativos americanos, atl (agua en la lengua nahuatl) y
antis (término quechua/ aymara que define el cobre). Sería muy interesante investigar más sobre los aborígenes antis, ya que el continente sudamericano es conocido por el nombre europeo, sin tener en cuenta su apelativo original, que bajo el apogeo inca fue Tawantinsuyo (tierra de los cuatro cuartos).

Estos lugares se supone, serian los restos de los antiguos canales concéntricos que rodeaban la ciudad.

Nuevas teorías

¿Está de acuerdo en utilizar las fotografías satelitales, como las de Google Earth,
para encontrar ciudades perdidas o yacimientos arqueológicos sin moverse de casa?

Google Earth es una excelentísima herramienta, pero solo se centra en los lugares poblados. Sin embargo, durante el último año ha publicado algunas fotos satelitales de alta resolución de un área del altiplano del sur de Oruro que bordea el lago Poopó gracias a las cuales se puede ver que esta región está cubierta de antiguos canales de irrigación dispuestos en líneas paralelas, como dijo Platón. También se aprecia una doble sección de canales gigantes de 60 m de anchura. Pese a esto, la falta de imágenes puede llevar a hacer una interpretación equivocada, por lo que siempre es necesario realizar expediciones de superficie para verificar lo que se aprecia en las fotografías satelitales.

Después de haber soportado duras críticas, ahora los científicos y las comunidades indígenas dan crédito a su teoría. ¿A qué cree que se debe este cambio?
Aunque no todos los arqueólogos y científicos andinos la aceptan al estar asociada a la Atlántida platónica, la teoría es respetada por las comunidades indígenas del altiplano, que están trabajando en implementar El sendero atlante como una futura ruta turística. Pero, en general, esta propuesta ha tenido mayor aceptación desde que se descubrió que la fecha de ocupación del continente americano es más antigua de lo que se pensaba en un principio.

¿Considera válida la teoría del almirante Flavio Barbiero, que afirma que la Atlántida estaba en el Mar de Weddell, ubicado en la Antártida? ¿Qué piensa al respecto?
Aunque no conozco la teoría de Barbiero, pienso que es imposible que la Atlántida estuviera en la Antártida, ya que esta ha estado cubierta por el hielo cientos de miles de años.

Parque nacional de Sajama

Parque nacional de Sajama

Tras la huella atlante

Usted apunta, incluso, que las ruinas de Tiahuanaco pudieron formar parte de un antiquísimo puerto.
No existe una relación directa, pero yo sospecho que esta civilización recogió el testigo de la Atlántida cuando esta desapareció alrededor del año 1200 a.C., según el calendario lunar. El nivel del lago Titicaca ha fluctuado siempre, por lo que es posible que en un tiempo la ciudadela de Tiahuanaco estuviera en el borde del lago y tuviera un puerto.

¿El estudio de los viejos lagos podría ofrecer más evidencias sobre los antiguos conocimientos de ingeniería de la cultura de Tiahuanaco?
La investigación científica ha confirmado que durante milenios en estos lagos se han alternado períodos de lluvias, en los que el altiplano estaba completamente cubierto por lagunas, y de sequía. Incluso hoy estos cambios bruscos constituyen un problema para los habitantes de la zona. Una de las soluciones para resolverlos podría haber consistido en instalar un sistema de canales, como el descrito por Platón, para conducir el agua desde los lagos y los acuíferos subterráneos hasta otras áreas. Aunque se desconoce si en la antigüedad los lagos del altiplano estaban nivelados, lo cierto es que se hundieron poco a poco hacia el Sur, anegando las regiones sureñas, como algunas cercanas a Pampa Aullagas, cuya parte volcánica quedó en zona seca. También se sabe que hubo una época en la que el cercano lago Poopó tenía una gran cantidad de agua, que podría haber penetrado en la boca del volcán y haber rellenado los canales concéntricos, como describe Platón.

allenstone650

whitestone500

Jim Allen junto a una de las rocas talladas.

Atlántida y altiplano boliviano: Parecidos razonables

En la conferencia de Milos celebrada en Grecia en 2005, todos los expertos sobre la Atlántida detallaron las características más relevantes de la isla– continente. La teoría de Jim Allen encontró varios puntos en común con ellas. Son los siguientes:
La descripción geográfica de la isla.
La existencia de anillos concéntricos.
Su ubicación fuera de los Pilares de Hércules.
Su extensión, más grande que todo Oriente Próximo.
La presencia de manantiales de agua fría y caliente junto a depósitos minerales.
La ubicación del altiplano boliviano en una extensión plana, cerrada por montañas y con desembocadura al mar, al igual que la Atlántida.
El hallazgo de rocas de color negro, blanco y rojo.
La existencia de canales de irrigación.

Titicaca: Todos los canales conducen a él

Recientes estudios desarrollados en la capa de hielo del parque de Sajama (Oruro, Bolivia) sugieren que el lago Titicaca ha sufrido cambios sucesivos de nivel durante los últimos 11.500 años, alternando períodos de sequía con inundaciones. Cuando alcanza su máximo nivel el agua se desborda y desciende hasta el río Desaguadero, nivelándose en el altiplano y en el lago Poopó. Por eso, en tiempos lejanos las ciudades se construían cerca de los volcanes y las planicies. Cerca de Pampa Aullagas aún se pueden ver los restos de un anillo exterior con una hendidura en medio. En esta zona –acorde a la teoría de Allen y al relato platónico– los barcos podrían haber navegado entre los sistemas fluviales interconectados. La sucesiva anegación de tierras provocó la elevación de los campos de cultivo hasta alcanzar el nivel del lago Titicaca. Por su parte, la presencia del agua en los pequeños canales podría haber elevado la temperatura local y aumentado el crecimiento de la producción de grano y cereales. Pero entre 11000 a.C. y 9500 a.C. el lago se desbordó. Durante ese período el altiplano estuvo cubierto por un gran lago llamado Coipasa o Tauca. En esa época, la zona sur del altiplano podría haber sufrido un hundimiento que hizo que su nivel disminuyera. Del estudio del lago Tauca se desprende que el enclave sufrió sucesivos períodos de lluvias y sequías y protagonizó una etapa extremadamente seca entre 4000 a.C. y 3000 a.C. Después, entre los años 2500 a.C. y 1900 a.C., vendría un período húmedo durante el cual se formó un lago en el valle del río Desaguadero. Fue una etapa geológica en la que el agua de estos lagos estaba lo suficientemente alta como para alimentar los canales de la “Atlántida andina”. De ahí la hipótesis de Jim Allen de que el lago Poopó podría haber formado un brazo de mar ascendente hacia el lago Titicaca. Además, se sabe que después se produjo una etapa seca de 400 años (1500–1200 a.C.), lo que hizo que Allen planteara una fecha alternativa para el final de la Atlántida que –casualidad o no– coincide con la invasión de Egipto por parte de las gentes del mar y con el relato de Platón sobre la guerra contra los egipcios.

apic1

Fotografía en alta definición de los canales en el altiplano.

La mitología andina…y su relación con la Atlántida

Para Jim Allen, la mitología andina refuerza el relato atlante. Un ejemplo de ello es la leyenda del río boliviano Desaguadero, que habla de una ciudad situada al borde de un lago que fue castigada por los dioses y sumergida por el mar, al igual que Rio Desaguadero refleja el mito platónico. El primero que relacionó ambas civilizaciones fue Francisco López de Gomara en su libro La historia general de las Indias. Asimismo, el navegante Sarmiento de Gamboa fue el autor de otro relato que encuentra conexiones entre Sudamérica y la Atlántida, también considerada las Indias occidentales de Castilla o América y llamada Atlanticus o “la isla Atlántida”. El libro de Gamboa fue ocultado por la Corte española durante más de 300 años, hasta que fue “redescubierto” en 1893.

De las pinturas rupestres…a los territorios inexplorados

En Bolivia hay algunas evidencias más que podrían apoyar la hipótesis de Jim Allen,
empezando por la existencia en la provincia de Santa Cruz de una caverna con pinturas rupestres datadas en el año 7000 a.C. o el hallazgo de avanzadas infraestructuras hidráulicas en un territorio muy poco explorado de más de 200.000 km. Según Freddy Arce, jefe de la Planificación de la Dirección Nacional de Arqueología boliviana, estas obras fueron realizadas por los pueblos que habitaron las regiones boscosas hace más de 2.000 años, coincidiendo con el último período de la cultura tiahuanaquense. Otros sitios arqueológicos de Bolivia también podrían haber formado parte del legado atlante, como Samaipata, donde hay depresiones artificiales, canales y nichos trapezoidales.

El perfil

El geógrafo y cartógrafo británico Jim Allen trabajó como proyectista de fotografía aérea para la Real Fuerza Aérea de Reino Unido y más tarde como dibujante cartógrafo para una empresa pública. Su interés por la Atlántida nació a partir de la publicación de un estudio realizado sobre los orígenes de los antiguos sistemas de medidas. Este le llevó a teorizar sobre la posibilidad de que el altiplano boliviano sea el lugar que el filósofo griego Platón señaló como el emplazamiento del continente atlante.

Fuente:

http://www.masalladelaciencia.es

http://www.atlantisbolivia.org

MUCHAS MAS INFORMACION SOBRE LA ATLANTIDA EN BOLIVIA AQUI

 

 

VER NOTICIAS RELACIONADAS

  1. realmente sorprendente1…hay muchas aparentes coincidencias pero aún así, se me ocurre una teoría muy arriesgada. Supongo que las nuevas tecnologías, (satélite incluido) irán esclareciendo cada vez más las dudas.
    Siempre tan interesantes tus artículos! Te felicito.

  2. Bueno, platón no dijo donde estaba. Pero los campos eliseos si que se saben.
    http://valdeande.110mb.com/camposeliseos/camposeliseos.html

  3. muy interesante es la teoria mas acercada a los datos de Platon.

  4. Muy interesante, en realidad hay demasiadas pruebas como para negar lo evidente, al parecer si existio la civilizacion, y no solo eso, si no q ya se sabe la ubicacion, recien ayer empece a indagar sobre los lugares donde supuestamente esta la atlantida y esta teoria es la que mas me convence, vi un documental español, ellos piensan q todo esta en españa, son algo cerrados pero ya se daran cuenta q el mundo no solo es españa y q en otros paises tambien hay cosas muy inetresantes, lo q me da tambien curiosidad es Lemuria, haber si investigan algo sobre eso tambien, hasta luego

  5. Soy Investigador de Historia y Cambio Climático y como una aportación a los lectores de esta interesante página electrónica; La Isla de Borneo hace más de 9,500 años, fue la Capital de La Atlántida y su localización se encontraba en aproximadamente en lo que ahora es la Ciudad de Banjarmasin, en el sur-este de la Isla. Este descubrimiento esta debidamente registrado (año 1999) a nivel mundial con mi trabajo denominado “DESCORRIENDO EL VELO DE…”LA ATLÁNTIDA”, HOY CONOCIDA COMO LA ISLA DE BORNEO O KALIMANTAN. Brevemente y como apoyo y corroboración a lo anterior, diré: – Las verdaderas Columnas de Hércules ó Estrecho de Gibraltar, son la Península de Malaca y la Isla de Sumatra. – Las verdaderas Islas de las Hespérides, son lo que actualmente se conoce, como las Islas Molúcas. – Así mismo la Atlántida no era solamente esta Isla, sino que abarcaba todo el mundo y la Anti-Atlántida,( Su antípoda) esta parte agregada esta en proceso de registro; era lo que es actualmente La región andina de Perú y Bolivia. Ahora entienden ustedes, el por qué tantos investigadores de la Atlántida, la ubican por diferentes partes de nuestro planeta. Las anteriores son solo algunas muestras de la veracidad de lo que estoy afirmando. Tengo en mi poder mucha mas información, graficas, fotos, mapas, etc., etc. Mi correo electrónico es: vicmgr_invest@yahoo.com.mx Un Saludo con afecto y respeto, desde Torreón, Coahuila MËXICO Víctor García

    • Muy interesante teoría la suya, veo que este mismo comentario lo ha dejado usted un numerosos blogs o sitios web donde se trata el tema de la atlantida. Estoy deseando que concluya su trabajo para poder leerlo al completo y poder dar mi opinión al respecto.

      Un saludo

  6. Ballistica, el reportaje posiblemente sea español, pero la persona que lo propone creo que es alemana, vamos que no es española. Dice que estaría localizado cerca de la provincia de Cadiz. Pero tu comentario parece que tiene cierta rabia contra los españoles en general ( yo soy español según mi pasaporte )aunque me dan exactamente igual los nacionalismos, solo que tu comentario creo que está fuera de lugar al decir que los españoles creemos que todo está aquí y que somos algo cerrados, habria que ver de dónde eres tú y hablariamos pues…

  7. Puedo jurar que hace 11.600 años atrás, en esta zona no existía una raza de elefantes, sino tres; y una de ellas estaba adaptada a la sabana pantanosa de la que he estado hablando. En esa época los caballos galopaban en toda esta llanura oblonga, lo mismo que los tigres dientes de sable y otras grandes bestias. Los animales extintos de los que hablo fueron completamente reales y no puedo negar su existencia porque he tenido sus restos en mis manos. Es más, cualquiera puede comprobar lo que afirmo, ya que hasta en los museos más pequeños de esta sabana se los encuentra y mejor es que no estornuden muy fuerte, si no quieren desempolvar un caballo o un megaterio bajo sus pies.
    Lamentablemente, en ese periodo la paleontología nos indica que ocurrió una de las seis grandes extinciones en masa de la fauna y mientras los paleontólogos del norte preguntan por qué en Norteamérica se extinguió el 73% de su megafauna, las pérdidas en Europa, Asia y Oceanía fueron mucho menores. Pasando por alto que en la “nesos” que describo, los datos paleontológicos indican que se extinguió el 80% de la fauna total.
    Este último dato de las extinciones en masa, obligaría a buscar el responsable del desastre en la zona donde existió la mayor devastación, y no en los lugares donde las extinciones fueron menores.
    El periodo Younger Dryas, mirado desde el punto de vista de la geología, nos dejó una capa de microesférulas de diamantes asociadas con iridio, en el estrato que corresponde al fin del periodo, que obviamente coincide con el periodo de la última gran extinción en masa. Este mismo periodo temporal es el que muestra la variación climática del Pleistoceno – Holoceno, (Detectada en los núcleos de hielo de la Antártida y Groenlandia), y el posterior retorno de los hielos de la Masa Laurentina que corresponde a 11.600 a. de P. Dicha fecha no puede ser pasada por alto por lo geólogos, climatólogos, paleontólogos, zoólogos ni por los arqueólogos, ya que por mala suerte, o por simple coincidencia, esta es la fecha de desaparición de la cultura Clovis que tiene semejanzas obvias con la Solutrense.
    Alguien puede preguntar si en la sabana oblonga existe algún cráter que podría indicar el impacto de algún meteorito.
    La respuesta en este caso es que sí.
    Dicho cráter lo descubrió la NASA al final de la Guerra Fría y las tres expediciones que se hicieron al sitio fueron una odisea que no rindió frutos, salvo la muerte de uno de los investigadores italianos y casi se muere el gringo Tim en el intento. Esto se debe a que la sabana es un lugar poco hospitalario para los aventureros que no la conocen, ya sea por su inmensa variedad de animales exóticos o su variedad de árboles que indudablemente no es comparable a la de otros continentes. Es tan en serio la variedad de maderas de la que hablo que una sola hectárea de estos bosques, tiene más especies que las existentes en toda Europa junta.
    Quien no entiende la zona, no se dará cuenta de la cantidad de alimentos que hay en esta biodiversidad y es probable que muera de hambre en medio de la abundancia, si no sabe distinguir el veneno del alimento y no sabe espantar al mayor animal depredador del planeta. (No se asusten, hablo del mosquito.)
    En la “nesos” que describo hay 200.000 kilómetros de canales artificiales, que no son poca cosa si se toma en cuenta que al ponerlos en línea recta, darían 5 vueltas al planeta, y estos canales son una pequeña parte del mega sistema hidráulico de la sabana de la que he estado hablando.
    Perdón por no aclarar la ubicación ni las dimensiones de la sabana. La llanura de la que hablo se encuentra en el centro de esta “nesos” continente y si se mide entre las cadenas montañosa se obtiene una distancia de 3.000 estadios egipcios…, estadios más o estadios menos, mientras que si se mide del mar interior para arriba, la distancia aproximada es de 2.000 estadios egipcios.
    ¿La “nesos” está en frente de las columnas de Hércules?
    Lamentablemente, esa es su ubicación.
    ¿La Isla de los anillos concéntricos está conectada por ambos lados por un canal que atraviesa toda la llanura?
    Lamentablemente, la respuesta es afirmativa, y podría agregar que por el lado norte además se conecta con ese mar interior donde viven los delfines.
    La isla de anillos concéntricos que está de cara al viento sur, a 50 estadios ¿Tiene un centro de 5 estadios egipcios, un canal de agua de 1 estadio que la rodea, una franja de tierra de dos estadios, seguida de una de agua igual a la anterior, seguida de una de tierra de tres estadios y otra de agua igual a la anterior?
    Lamentablemente…, la respuesta nuevamente es afirmativa, pero en el centro existe un pantano de poca profundidad de fondo arcilloso que llega más o menos hasta la rodilla. Aseguro que es muy difícil navegarlo y aseguro que en su centro hay un par de polainas.
    ¡El colmo sería que la isla de los anillos tuviera muros!
    Sí, esta isla donde se encuentran rocas blancas, negras y rojas no solo tiene muros, sino que además, en la parte sur, al lado del anillo más interno existe agua “caliente”, mientras que en la siguiente banda de agua, la temperatura es “fría”.
    Alguien puede preguntar “¿Cómo se llama esta región?”
    Esta región no se llama Atlantis, sino que desde tiempos inmemoriales se ha llamado ANTIS. Y nada tiene que ver con una historia inventada o cuestionada, como es el caso de los diálogos de Platón.
    Si alguien se pregunta si en esta Isla de los ANTIS hubo puentes, la respuesta en este caso será negativa, ya que “hubo” está escrito en pasado y lo correcto sería decir que hay puentes y la gente de la zona conoce al del sur con el nombre de “El Puente de los Antiguos,” mientras que en el norte hay más… De hecho, la Isla de los Anillos está conectada por puentes que atraviesan la zona pantanosa.
    Mejor es que nadie se pregunte si en la zona hay oro, cobre, plata, oricalco y hierra, porque ciertamente que lo hay, es más, la hierra de la zona es un material particulado de origen ígneo. ¿Qué es esto?… ¿Algo que se come con tallarines?… No, es un material que al molerlo da un pigmento de color ocre.
    Si alguien piensa que esto se trata de la Atlántida…, lo siento! Esta NO es la Atlántida de Platón, sino la Isla de los ANTIS que pertenece a la Cultura Hidráulica que he descrito y nadie puede dudar que se trata de un relato absolutamente verdadero, a diferencia de lo que se puede decir del relato de Platón. Es más, la isla de anillos concéntricos que describe el filósofo fue construida por un Dios, mientras que la Isla de los anillos de los ANTIS fue construida por humanos.
    Esta Cultura Hidráulica, asentada en los territorios de los Musus tenía conocimientos avanzados de geometría, geografía, topografía, matemáticas y álgebra, ya que en el año 2007 se descifraron las figuras de una caverna, que hasta ese momento estaban consideradas como “Arte Rupestre”.
    Si quieren ver de qué se trata en asunto, busquen en Google los términos (SIARB SC 079).
    Todas estas figuras de la caverna fueron contrastadas con las actuales imágenes satelitales y en todas ellas se dieron coincidencias perfectas.
    ¿Esta es la única serie de figuras que existe en los bordes de la sabana rectangular?
    La respuesta es NO. Actualmente se han contrastado varias centenas y obviamente que no todas ellas resultaron ser representaciones geográficas. De hecho, menos del 5% del “Arte Rupestre” es mapa, pero la gracia de todos ellos es que muestran la zona de los Musus,que en muchos casos se encuentra a cientos y hasta miles de kilómetros de distancia de su representación.
    Es cierto que encontrar un elefante en una nube es sencillo, lo difícil es encontrar treinta de ellos en la posición que se nos indica. En el caso de los mapas de los ANTIS, el problema es más grave que encontrar 30 elefantes en un día nublado, ya que no alcanzan los dedos de manos y pies para contar los lugares que tienen estas representaciones geográficas y cada una de ellas, a su vez cuenta, en la mayoría de los casos con centenas de figuras complejas que coinciden perfectamente en ubicación y forma con las imágenes satelitales, lo que da un total de más de mil figuras coincidentes.
    Quisiera saber quién es el ingenioso que logra inventarse mil elefantes en un día nublado, pero a ello debe sumarle la manada de caballos, los dientes de sable y decenas de ciudades de anillos concéntricos, ubicándola en una sabana oblonga como la descrita anteriormente.
    El tema más interesante que muestra el sitio SC-079 es que se trata de la Isla de Anillos Concéntricos que he estado describiendo y lo mejor de todo es que en color blanco se grafica la isla de los anillos con conexiones, que en el terreno terminaron siendo puentes y para rematar el asunto, muestra tres puertos externos que aún existen.
    Sería el colmo de los colmos que la Isla de los ANTIS tenga dársenas huecas dobles en su interior.
    Lamentablemente, la respuesta es afirmativa nuevamente y dos de ellas se encuentran en el Norte, (Una al Nordeste y otra al Noroeste, para ser exacto.) En la parte interna de la franja de tierra de tres estadios de ancho, en su parte que mira al pantano circular de 5 estadios egipcios de diámetro.
    Algún erudito estará pensando que la gente de la “nesos” de la que hablo, era una especie de bárbaros que no pudieron cruzar ningún océano. Lamentablemente, los datos indican todo lo contrario, ya que se ha descubierto una momia de menos de 1000 años de antigüedad que fue momificada (perdón por la redundancia) con resina de conífera. Sí, sé que eso no es nada raro, pero lo raro es que esa conífera se la encuentra en México que queda a miles de kilómetros de distancia.
    Ya sé que hablar de 1000 años es poca cosa, así que mejor es hablar de 3.200 y este es el caso de una momia que se encontró en la zona de Rimac – Perú. ¿Otra vez la embadurnaron con resina de conífera de México?
    No, la embadurnaron con resina de Araucaria.
    ¿Araucaria de Chile?
    NO, esta araucaria solo crece a 11.000 kilómetros de distancia y para llegar a la “nesos” continente no pudo hacerlo costeando, sino atravesando el Pacífico, ya que su lugar de origen está entre el Sudeste Asiático y Australia. La otra alternativa es pensar en la cigüeña, pero creo que ya estamos mayorcitos para creer este cuento.
    Esto quiere decir que el mar de Atlas es una piscina si se lo compara con un mar de carne y hueso como el Pacífico, pero sobre todo, las pruebas físicas obligan a repensar la concepción de un buen salvaje que no condice para nada ni con las resinas ni con las decenas de mapas, amén de las mega obras hidráulicas interconectadas en toda la llanura, que para nada pueden ser asociadas a una cultura de nómadas.
    Si les interesa el tema, entren a Google y escriban “tierra de Musus”. Entre los resultados aparecerá un video en Youtube.
    Sobre esta comunicación, NO solicito el irrestricto apego a mis derechos de autor, que tengo debidamente legalizado a nivel mundial, por lo que autorizo su divulgación sin la previa autorización y negociación por escrito de mi parte, ya que trabajo para una organización sin fines de lucro. Utilicen lo que deseen, siempre y cuando, por ética, citen la fuente como Proyecto Yesusa`iri. (Si les da la gana ni me nombren, ya que las personas pasan y las instituciones quedan.)
    Espero que se diviertan con la NO-ATLÁNTIDA que son los ANTIS, ya que se trata de una civilización real, con obras reales que no admiten el cuestionamiento al que está sujeto Platón.
    A decir verdad, si Atlantis existió o no, me tiene sin cuidado, ya que ese es un problema de los Atlantólogos. Si Platón fue un mentiroso descarado, ese es problema de Platón que ya está bastante muerto como para defenderse solo. El tema que trato es de una Civilización Hidráulica real que dejó decenas de mapas, también reales, en los bordes montañosos de su sabana y en estos mapas precolombinos se muestran decenas de ciudades de anillos concéntricos, incluida obviamente aquella que tiene agua fría y caliente en su interior y puentes, murallas circulares en sus bordes y tres puertos externos. Es más, las últimas prospecciones aéreas realizadas a muy baja altitud indican la presencia de estructuras en sus islas circulares, pero por el momento es imposible acceder a ellas y debemos esperar la temporada de sequía para realizar las excavaciones.
    Hasta donde yo sé, todos los Atantólogos tienen razón con sus hipótesis, (Sobre todo Diaz Montexano), y mejor es no meterse en sus terrenos si uno no desea jochear el avispero. Exactamente lo mismo se puede decir de las posiciones escépticas que basan su argumentación en la ausencia de evidencia. En el caso de la Civilización Hidráulica de los Antis, las evidencias son reales y si alguien quiere relacionarla con Atl-Antis podría comenzar diciendo que Atl en lengua Nahual significa agua, pero de hecho solo podría hablar de 5/8 de Atl-Antis, ya que se trata de la zona de los Musus. Los Mayas más cercanos que habían, según crónicas de la corona, no eran los que estaban en Centroamérica, sino que por simple azar, los cronistas registraron unos Mayas, vecinos de los Musus, que habitaban en las estribaciones de la Cordillera Occidental. Como ese pueblo ya desapareció, no podríamos afirmar que hablaba Nahual; lo que solo deja una coincidencia circunstancial en cuanto a un nombre.
    Quien tenga acceso a los documentos coloniales podrá confirmar lo escrito, y justamente en varios de los del Perú se encuentran detallados los límites de los Antis, ya sea por Garcilaso de la Vega en sus “Crónicas reales” o Álvarez Maldonado.
    Como el tema no es Atl-Antis, les aconsejo que busquen datos relacionados con el Paitití o Paitite. Luego lean las crónicas del Jesuita Agustín Zapata y verán qué título recibía el cacique canoso y de barba con el que se topó a finales del siglo XVII. Después de eso averigüen la zona exacta donde se asentó su pueblo.
    Si ya llegaron al sitio, lean sobre el sucesor de Zapata, o sea, el padre Jesuita José Garriga que en 1704 “fundó” una misión a 8 leguas al poniente del gran río que corre de sur a norte. Este mismo jesuita fundó otras reducciones… ¿Ubicaron dónde lo hizo?
    Aclaro que a un Jesuita como Garriga, ni a nadie en sus sano juicio, se le ocurriría fundar una ciudad en un pantano, sino en algún lugar elevado. Digo esto porque a 8 leguas al oeste del Gran río, las opciones están muy limitadas y solo queda un único candidato… ¿Ya se dieron cuenta de cuál es el lugar?
    Bien, resulta que ese mismo asentamiento original fue trasladado por el mismo Garriga a orillas del gran río y lo primero que hizo fue crear un puerto. Luego el puerto se inundó y se trasladó a su posición actual, 20 km al sur, en una loma artificial que actualmente sigue funcionando como puerto que conecta con el Atlántico.
    Después de esto, como todos sabemos, los Jesuitas fueron expulsados a finales del siglo XVIII y si vieron o no vieron nada en más de 70 años, jamás lo sabremos y lo único que se puede hacer es especular.
    Si no estamos conformes aún, busquen los documentos del investigador francés Alcides D`Orbigni en sus “Viajes por la América Meridional”. Allí verán como en 1850, este investigador llegó al pueblo fundado por Garriga y describió a este nuevo cacique de la zona con el mismo título que le asignó Zapata en el siglo XVII.
    Yo sé que alguien se dará cuenta de qué imperio estoy hablando, cuando se tope con Pusharo. El lunes pasado, al leer documentos arqueológicos de las nuevas carreteras del corredor bioceánico, me enteré que en la zona donde la SIARB ya había documentado tres mapas, se ha descubierto un área de 6 hectáreas con los mismos petroglifos y pinturas rupestres, que aún no han sido documentados. Uno de ellos tiene 150 m de descripciones geográficas continuas. (Extremadamente grande para mi gusto!!!.)
    ¿Cómo se llama la zona?
    Musuruqui. Lo extraño del asunto es que Ruqui significa sangre en lengua Sirionó, que es lengua de la zona.
    Por este motivo me tiene sin cuidado que los Atlantólogos tengan toda la razón en sus ubicaciones de Atlántidas, ya que La Civilización Hidráulica de los Antis es completamente real y los mapas que rodean su cuadrilátero rectangular nos han indicado decenas de ciudades de anillos concéntricos, que están perfectamente geo-referenciadas y algunas llegan a tener más de 7 kilómetros de diámetro.
    Si esto no es la Atlántida, importa un pepino, ya que sí o sí, se trata de los Antis que están ligados a una historia profusamente registrada desde hace cerca de 5 siglos atrás y simplemente por coincidencia, se ha vuelto tan mitológica como la Atlántida. La diferencia es que en el caso de la Atlántida, solo se considera como válida una fuente (muy cuestionada), mientas que para el Imperio de los Antis, las fuentes son muchísimo más recientes y suman centenas de hojas escritas en un castellano desastroso. Ese era el castellano de la época y las referencias portuguesas no mejoran mucho, ya que son igualmente desastrosas en su lenguaje, lo que de ninguna manera las convierte en poco fiables… Salvo que se piense que los curas no son dignos de confianza o decenas de cronistas eran tan bellacos y mentirosos como un tal Platón.
    Que se diviertan.
    Salu2,
    David Antelo

    • Esto es de lo más interesante que he leído en mucho tiempo David, muchas gracias por compartirlo.

      Saludos¡¡

  8. Una Atlantis en los Antis.
    Se trata de una Civilización Hidráulica completamente real, que quizás no tiene nada que ver con la Atlántis de Platón.
    http://www.yesusairi.org/index.php?videoteca=1
    Siguiendo las decenas de mapas precolombinos fue que se pudo filmar la Isla de los Anillos Conéntricos de los Antis.
    Si no es Atlantis, importa muy poco, ya que se encontraron estructuras y puentes en esta Isla que no la hizo ningún Dios, sino que la hicieron los hombres.
    Salu2,
    David

  9. Como consejo.
    No crean todo lo que dice la prensa escrita sobre el tema de Atlantis, ya que se trata de un tema bastante complejo y a alguien se le pueden adjudicar palabras y frases que jamás dijo. En esto nada tiene que ver una frase escéptica que erróneamente se le atribuye a Aristóteles, sino a informaciones o desinformaciones actuales.
    Por ejemplo, la edad de unos 7.000 años puede ser adjudicada a un Arqueólogo, siendo que es de otro, o por ejemplo, el sistema hidráulico descrito puede adjudicarse a Samaipata, siendo que está 600 kilómetros al norte, a poco más de 100 m.s.n.m.
    Mientras que la SIARB dice 600 años, un Arqueólogo puede hablar del precerámico, mientras que un geólogo puede decir 15.000 años. Y lo más gracioso es que se refieren al mismo sitio. Después de esto, llega algún periodista que no entiende sobre el tema y pone el número que más le gusta, luego la información se filtra nuevamente y en un paso más adelante, el mismo asunto se parece más a la mitología que a la ciencia de donde nació.
    No crean todo lo que dice la prensa, más aún si se trata de un tema con muchas aristas.

    Salu2,
    David Antelo

  10. EL GRAN PAITITÍ, LA TIERRA DE LOS MUSUS.-
    Podría decirse que el objetivo del presente capítulo simplemente consiste en presentar las piezas dispersas de un rompecabezas llamado Paitití, ubicándolas en su contexto histórico y basándose principalmente en las crónicas y relatos del periodo colonial, que son las únicas fuentes escritas con las que se cuentan. Se aclara que en el presente capítulo no se realizará ningún análisis geográfico para determinar la posible ubicación del Mítico Reino, ya que esto corresponderá al siguiente capítulo.
    Si bien, el Reino oriental del Gran Paitití no puede ser separado del periodo colonial, tampoco podría ser analizado sin considerar sus relaciones con el imperio Incaico, ya que es en el Cuzco donde los españoles se enteran por primera vez de la existencia de este mítico reino. Se trata de un reino ubicado en el territorio de los Antis del Imperio Incaico que tuvo una turbulenta historia de guerras, pactos y comercio, antes de la llegada de los españoles y fragmentos de dicha historia justamente fueron escritos en el periodo colonial.
    Antes de hablar de los Antis, se debe recordar que en las primeras décadas el siglo XVI el Imperio de los Incas se encontraba en una suerte de guerra civil, en la que dos hijos de Huayna Cápac se disputaban el control del Reino, ya que su padre había muerto en el Ecuador a causa de la viruela, después de haber expandido militarmente sus dominios en dichos territorios.
    En éste periodo de expansión del Incario, antes de la muerte del Emperador, sus ejércitos habían estado luchado contra tribus locales en el Ecuador que se oponían a perder su libertad. Primero y sin mucho éxito, los ejércitos estuvieron al mando de su hijo Atahualpa hasta que finalmente las tribus fuero aplacadas por el Inca, pero este es el momento en que la viruela cobra lo que podría considerarse como su principal víctima y el Imperio comienza a vivir una lucha por la sucesión al trono, ya que la historia podría haber seguido otro derrotero si los conquistadores hubiesen encontrado un imperio unido.
    Uno de los elementos más interesantes de este relato es la aparición de la viruela en el imperio Incaico antes de la llegada de los españoles, lo que quiere decir que los conquistadores viajaban más lentamente que su principal arma, ya sea por rutas marítimas o por las innumerables vías terrestres que conectaban el imperio de los Andes con sus vecinos. La muerte de Huayna Cápac debido a la viruela obliga a pensar en los contactos comerciales o militares que debieron tener entre sí los pueblos de las Américas antes de la llegada de los europeos, ya que si se supusiera un idílico imperio aislado de su entorno, dicha contaminación jamás hubiese existido, lo que a su vez quiere decir que los pueblos del sur tenían algún tipo de contacto con los pueblos del norte y la contaminación que se dio en el caso de la viruela también debió darse en tiempos anteriores pero en cuanto a cultura, técnicas agrícolas y tecnologías.
    Volviendo al periodo de la muerte del Emperador en el Ecuador, no se puede pasar por alto que gran parte de los ejércitos se encontraba justamente en el lugar del conflicto y no en el Cuzco donde se encontraba el segundo aspirante al trono, lo que dejaría en una posición débil a Huascar y con una ventaja obvia a Atahualpa, ya que el segundo había participado en las luchas del norte y debió conocer mejor que su hermano a los generales y a la maquinaria militar operativa con las lealtades que esto implicaría.
    El momento en que Atahualpa se dirige con sus ejércitos al Cuzco para tomar definitivamente el trono Inca, coincide con el desembarco de los Españoles en las costas del Perú y su posterior llegada a Cajamarca. Es lógico pensar que los ejércitos victoriosos de Atahualpa no esperaban librar ninguna batalla lejos de las fronteras del Imperio y si se daba alguna confrontación, ésta sería en el Cuzco o cerca de la capital. En este punto de los acontecimientos, la historia del Imperio podría encajar perfectamente dentro de cualquiera de las tragedias griegas; donde el oráculo ya ha hablado y todos los designios de los dioses conspiran para que un puñado de herederos de Ares, como centauros montados a caballo y con sus relucientes armaduras tomen por sorpresa al Inca en medio de la Plaza.
    En este momento, la pieza mayor del tablero Andino se encuentra en manos de Pizarro y mientras Atahualpa está preso en Cajamarca, ocurre lo mismo con Huascar que ha sido apresado en el Cuzco por orden de su hermano y pese a su condición, Atahualpa no permitirá competencia en el trono, así que lo manda a matar.
    Preso en Cajamarca, Atahualpa ya se ha dado cuenta que los ojos de los Españoles brillan más que el propio oro cuando miran sus joyas y muy consciente de esta ambición, propone un trato a Pizarro en el cual negociaría su libertad a cambio de un cuarto repleto de oro y dos de plata. Este trato luego fue conocido como el rescate más alto que ha conocido la historia, pero lo que el Inca no consideró, fue que los conquistadores no cumpliesen con la otra parte de su trato y de esta manera terminaron matando a Atahualpa para seguir rumbo a la capital del imperio.
    Puede ser que Atahualpa se haya dado cuenta perfectamente de que los españoles podían no cumplir con su trato, pero en la precaria situación que se encontraba, la única alternativa que tuvo a mano fue confiar en la palabra empeñada. Como se dice que todos son Generales después de la batalla, la solución del rescate planteada por Atahualpa puede ser bastante cuestionada y obviamente que existen variantes que le hubiesen permitido salvar la vida, pero lo que sí queda claro es que los días del Incario ya estaban contados y difícilmente hubiese soportado el colapso de la conquista y en el mejor de los casos lo mejor que hubiesen conseguido es un tiempo extra, ya que el principal enemigo al que se enfrentaban no montaba a caballo, ni era el que dominaba al dios del trueno con la pólvora, sino que se trataba del jinete Apocalíptico que había matado a Huayna Cápac.
    En este punto no se debe perder de vista que en la Edad Media Europea, la peste negra había exterminado a la mitad de su población dejando pueblos y ciudades desiertas, pero en el caso Americano, la población no tenía las mismas defensas genéticas que los europeos, lo que quiere decir que el Apocalipsis ya había llegado a las Américas para quedarse, pero además de la viruela, el arma inconsciente e invisible de los europeos no solo consistía en un solo virus, sino que con ellos trajeron las gripes, la rubeola, la varicela y todo un coctel viral para el cual la población americana no estaba preparada.
    Si los datos propuestos por Charles Mann en su libro son correctos, el 95% de la población Americana pereció en el periodo de la conquista y de la colonia. No habría imperio, pasado, presente y quizás futuro que puede resistir una ocupación con tan alto nivel de mortandad, pero como este dato es una suma total producto de las enfermedades y de las guerras, se podría suponer las implicaciones que tendría la viruela como detonante.
    Si lo que ocurrió en Europa con la Peste Negra, también ocurrió en las Américas y en una escala mayor, se puede suponer que los españoles llegaron a Cajamarca cuando la epidemia ya se había desatado. Una epidemia de estas características debió obligar a las poblaciones a abandonar las ciudades y los campos de cultivo, escapando a lugares más aislados en las montañas y las selvas, lo que debió facilitar la tarea de los conquistadores en dicho centros poblados. En este caso la producción agrícola, en un primer momento sería excedentaria ya que existirían menos personas qué alimentar, pero al ser abandonados los campos de cultivo y ser ocupados por los recién llegados, en un momento posterior los alimentos debieron escasear, ya que los españoles no llegaron con el fin de labrar la tierra, sino buscando oro.
    Ante esta situación el poder central de cualquier imperio, se vería resquebrajado, perdiendo gran parte de su Cápacidad de reclutar ejércitos para la defensa, porque su se está dispersado gente debido a la epidemia, mientras el hambre y la guerra también son inminentes, peor aún cuando su Emperador ha muerto por la Peste y después de ello se ha desatado un conflicto interno en el cual los dos herederos directos al trono también han muerto. Esta situación se vuelve aún más precaria cuando se habla de un gobierno extremadamente centralista en el cual todos los asuntos importantes, incluidos la producción, el comercio, la distribución de bienes y la construcción de grandes obras públicas, son dirigidos por un selecto grupo de Incas.
    Volviendo nuevamente al tema de la conquista, cuando Huayna Cápac muere, es llevado al Cuzco y como todos los antiguos emperadores, este no sería enterrado, sino que sería momificado en su palacio y el nuevo Inca debería construirse uno nuevo, ya que el anterior estaría ocupado por la momia de su padre y por sus sirvientes. Esta extraña costumbre se suma a aquella en la que los antiguos emperadores salían en procesión y seguían siendo consultados como legítimos hijos del sol.
    Un elemento interesante que no se debe pasar por alto, es que aunque el emperador haya muerto en el norte debido a la viruela, la peste seguía viviendo en él y tendría la capacidad de contagiar a aquellos que tengan contacto con el cadáver.
    Aunque Atahualpa y Huascar también hayan muerto por los designios turbulentos del ocaso del imperio, el fin de los Incas todavía no habría llegado, ya que la sangre real aún tenía la capacidad de generar un sucesor al trono, pese a la orden dada por Atahualpa cuando estaba preso en Cajamarca, ya que el Emperador muerto no solo tenía un par de hijos, sino que al igual que sus ancestros, habían procreado una casta de descendientes con derecho a la sucesión.
    En este punto, cuando Atahualpa mandó a apresar y luego matar a su hermano, sabía muy bien que los potenciales sucesores al trono podrían convertirse en un peligro para sus aspiraciones y, con su cabeza pendiendo de un hilo, dichos Incas debieron tomar todos sus recaudos, ya que la desaparición de parte de la realeza Inca había formado parte de la orden que dio Atahualpa desde su cautiverio. Indudablemente este debió ser un mal momento para sus opositores en la capital, ya que con el ejército en contra, los designios habían creado un buen momento para esconderse o escapar del Cuzco, sobre todo si por mala suerte se pertenecía a la casta real y no se tenía mucha afinidad con el cautivo de Cajamarca.
    En este punto de la historia, los españoles ya habían transitado por tres grandes imperios Americanos, el Azteca, el Maya y el Inca, y en sus conquistas habían encontrado riquezas con las que jamás habrían soñado, de haberse quedado en Europa. La fama de estas conquistas se había convertido en un regadero de pólvora en España, y las riquezas del “Nuevo Mundo”, ya eran muy bien conocidas en el viejo continente, así, de esta manera, los no primogénitos se hicieron a la mar con el fin de hacerse “La América” y así ganar riquezas, fama y títulos nobiliarios que los convertirían en “grandes señores” en vez de chancheros o agricultores, ya que la mitología Americana hablaba de reyes dorados y de un cuarto imperio que aún no había sido encontrado.
    Cuando los Españoles llegan al Cuzco, a la capital de los Incas, se topan con las riquezas de Cory-Cancha , con sus templos forrados en oro y su jardín en el que habían animales y plantas fabricado del mismo metal. Lo último en lo que debieron pensar los europeos es en la historia y la cultura de los pueblos americanos, sino en la manera de fundir los metales para transportarlos a España y así asegurarse un nombre y un buen vivir. Pero la ambición, justificada mil veces por las riquezas de los imperios saqueados se había mezclado con relatos mitológicos y hechos reales que hacían suponer la existencia de un cuarto imperio con calles y templos dorados.
    En el Ecuador los españoles, por fuentes indígenas se habían enterado de la ceremonia de un “Rey Dorado” que en su rito se sumergía en una laguna sagrada. El cacique estaba completamente pintado con polvo de oro y justamente este brillo era el que buscaban los conquistadores, así que el comentario original jamás tuvo la posibilidad de permanecer en secreto y se transformó en uno de los mitos más conocidos entre los conquistadores de todos los puntos cardinales.
    Otra vez de vuelta al Perú, muchas de las crónicas de la época colonial indican el interés que tenían los españoles en encontrar el Cuarto Imperio, así es que cuando llegan a dominar al Incario, una de dichas crónicas relata cómo los habitantes del Cuzco fueron interrogados sobre el paradero del último Inca y la dirección que se consigue son los Antis.
    Se debe recordar que el Imperio Inca, Tahuantisuyo estaba dividido en cuatro regiones, además del Cuzco. La región del Sur era conocido como Colla-Suyo, mientras que la región del Conti-Suyo se encontraba al Oeste, la del Chincha-Suyo era la región del Norte y por último, la región del Este llevaba el nombre de Anti-Suyo, donde Antis en lengua Quechua significa Este y Suyo o Suyu significa región. Es esta la dirección y la región de la que se enteran los españoles cuando preguntan por el Inca en el Cuzco, pero además los relatos de los indígenas ubican en esta región un mítico reino que en la mente de los conquistadores se termina mezclando con el mito del “Rey Dorado.”
    En este punto, se debe distinguir entre el relato del rito del Rey Dorado bañado en polvo de oro, que con el tiempo terminó convirtiéndose en la ciudad dorada o Ciudad del Dorado y el Gran Paitití. El primero es conocido en el Ecuador y hace referencia a un rito, mientras que el segundo es un relato de un cacique y una ciudad que se encuentra en los Antis. Es la misma región que trató de conquistar el Inca Sinchi Roca sin tener mucho éxito y que posteriormente, en el año 1476, el Inca Yupanqui también intentó conquistar el reino de los Musus con 10.000 hombres siguiendo el rumbo naciente del río Amarumayo, o Gran Serpiente, que actualmente es conocido con el nombre de Madre de Dios o Manutata, pero también fueron diezmados quedando solo 1.000, lo que obligó al Inca a entablar relaciones diplomáticas y comerciales con los Antis. Dichas relaciones son las que le permitieron levantar fortificaciones en tierra de Musus.
    Para poder leer más fácilmente los comentarios originales del Inca Garcilaso de la Vega, se debe considerar que en muchos casos la letra “f” tiene el mismo sonido que la “s” y la letra “v” es utilizada como “u” o viceversa, además de usar juntas las letras “ã” en vez de “an”, “q~” en vez de “que” junto a otra serie de símbolos que ya no forman parte del actual castellano. Por este motivo y para una mejor comprensión del lector, el siguiente fragmento del texto original será modificado siguiendo las pautas anteriormente nombradas y corrigiendo lo que actualmente se considerarían como errores ortográficos.
    Se hace notar que en la siguiente modificación del relato, de Garcilaso de la Vega, se optó por respetar la redacción y la puntuación del documento, lo que no ayudaría mucho más a su lectura, pero con los cambios anteriores se mantendrá el texto lo más fiel al original.
    “COMENTARIOS REALES
    Cap. XIIII
    Los sucesos de la jornada de Musus hasta el fin de ella.
    Por este río aunque tan grande y hasta ahora mal conocido, le pareció al Rey Inca Yupanqui hacer su entrada a la provincia Musu que por tierra era imposible poder entrar a ella por las bravísimas montañas, y muchos lagos, ciénagas, y pantanos que hay en aquellas partes. Con esta determinación mandó cortar grandísima cantidad de una madera que hay en aquella región, que no sé cómo se llame en Indio, los españoles la llaman higuera, no porque lleve higos que no los lleva, sino por ser tan liviana y más que la higuera.
    Tardaron en cortar la madera, y aderezarla, y hacer de ella muy grandes balsas casi dos años. Hiciéronse tantos que cupieron en ella diez mil hombres de guerra, y el basimento que llevaron. Lo cual todo proveído, y aprestada la gente, y comida, y nombrado el general, y maeses de campo, y los demás ministros del ejército, que todos eran Incas de la sangre real, se embarcaron en las balsas que eran capaces de treinta, cuarenta, cincuenta, Indios cada una, y más y menos. La comida llevaban en medio de las balsas en unos tablados, o tarimas de media vara de alto, porque no se les mojase. Con este aparato se echaron los Incas río abajo, donde tuvieron grandes recuentros y batallas con los naturales llamados Chunchos que vivían en las riberas de una mano y a otra del Río. Los cuales salieron en gran número por agua, y por tierra, así a defenderles que no faltasen en tierra como a pelear con ellos por el Río abajo sacaron por armas ofensivas arcos y flechas que son las que más en común usan todas las naciones de los Antis. Salieron almagrados los rostros, brazos, y piernas, y todo el cuerpo de diversos colores, que por ser la región de aquella tierra y muy caliente andaban desnudos no más de con pañetes, sacaron sobre sus cabezas grandes plumajes compuestos de muchas plumas de papagayos, y guacamayas.
    Es así que al fin de muchos trances en armas, y de muchas pláticas que los unos y los otros tuvieron, se redujeron a la obediencia y servicio del Inca todas las naciones de la una ribera y otra de aquel gran río, y enviaron en reconocimiento de vasallaje muchos presentes al Rey Inca Yupanqui de Papagayos, Micos, y Guacamayas, miel y cera, y otras cosas que se crían en aquella tierra. Estos presentes duraron hasta la muerte de Tupac Amaru, que fue el último de los Incas, como lo veremos en el discurso de la vida y sucesión de ellos, al cual cortó la cabeza el Virrey Don Francisco de Toledo. De estos Indios Chunchos que salieron con la embajada, y otros que después vinieron se pobló un pueblo cerca de Tono veinte y seis leguas del Cozco, los cuales pidieron al Inca les permitiese poblar allí para servirle de más cerca, y así ha permanecido hasta hoy. Reducidas al servicio del Inca las naciones de las riberas de aquel río, que comúnmente se llama Chunchu por la provincia Chunchu, pasaron adelante y sujetaron otras naciones hasta llegar a la provincia que llaman Musu, tierra poblada de mucha gente belicosa y ella fértil desvío, quieren decir que está doscientas leguas de la ciudad del Cozco.
    Dicen los Incas que cuando llegaron allí los suyos, por las muchas guerras que atrás habían tenido llegaron ya pocos. Más con todo esto se atrevieron a persuadir a los Musus se redujesen al servicio de su Inca, que era hijo del sol, al cual había enviado su padre desde el cielo, para que enseñase a los hombres a vivir como hombres y no como bestias; y que adorasen al sol por Dios, y dejasen de adorar animales, piedras, y palos y otras cosas viles. Y que viendo que los Musus les oían de buena gana, le dieron los Incas más larga noticia de sus leyes, fueros, y costumbres, y les contaron las grandes hazañas que sus Reyes en las conquistas pasadas habían hecho, y cuantas provincias tenían sujetas, y que muchas de ellas habían ido a someterse de su agrado, suplicando a los Incas someterse por sus vasallos, y los que adoraban por dioses. Particularmente dicen que les contaron el sueño del Inca Viracocha y sus hazañas. Con estas cosas se admiraron tanto los Musus, que holgaron de recibir la amistad de los Incas, y de abrazar su idolatría, sus leyes, y costumbres, porque les parecían buenas, y que prometían gobernarse por ellas y adorar al sol, por su principal dios. Más que no querían reconocer vasallaje al Inca, pues que no los había vencido y sujetado con las armas. Empero que holgaban de ser sus amigos y confederados, y que por vía de amistad harían todo lo que conviniese al servicio del Inca, mas no por vasallaje, que ellos querían ser libres, como lo habían sido sus pasados. Debajo de esta amistad dejaron los Musus a los Incas poblar en su tierra, que eran poco más de mil cuando llegaron a ella; porque con las guerras y largos caminos se habían gastado los demás, y los Musus les dieron sus hijas por mujeres, y holgaron con su parentesco, y hoy los tienen en mucha veneración, y se gobiernan por ellos en paz y en guerra, y luego que entre ellos se asentó la amistad y parentela, eligieron embajadores de los más nobles para que fuesen al Cozco, a adorar por hijo del sol al Inca, y conformar la amistad y parentesco que con los suyos habían celebrado, y por la aspereza y maleza del camino de montañas bravísimas ciénagas y pantanos… Salir al Cozco. Donde el Inca los recibió con mucha afabilidad, y les hizo grandes favores y mercedes. Mandó que le diesen larga noticia de la corte, de sus leyes, y costumbres, y de su idolatría, con las cuales cosas volvieron los Musus muy contentos a su tierra, y esta amabilidad y confederación duró hasta que los españoles entraron en la tierra y la ganaron.
    Particularmente dicen los incas que en tiempo de Huayna Cápac quisieron los descendientes de los Incas, que poblaron en los Musus, volverse al Cozco; porque les parecía que no habiendo de hacer más servicio al Inca que estarle quedos, estaban mejor en su patria que fuera de ella, y que teniendo ya concertada su partida para venirse todos al Cozco con sus mujeres e hijos, tuvieron nueva como el Inca Huayna Cápac era muerto, y que los españoles habían ganado la tierra, y que el imperio y señorío de los Incas se había perdido con lo cual acordaron de quedarse de hecho, y que los Musus los tienen como dijimos en mucha veneración, y que se gobiernan por ellos en paz y en guerra. Y dice que por aquel paraje lleva ya el río seis leguas de ancho, y que tardan en pasarlo en sus canoas dos días.”
    A diferencia del los escritos de Platón, en este caso no existe razón valedera para dudar que el Inca Garcilaso de la Vega en sus “Comentarios Reales” ha tratado de escribir una fabula o algún relato mitológico alejado de la realidad histórica y en dicho relato, aunque no se nombren las riquezas incalculables de un Rey Dorado, se ha realizado una breve descripción de los Musus de los Antis, como un reino confederado al Incario que dista a 200 leguas de el Cuzco, viajando por vías fluviales, ya que en el relato de los Antis claramente se indica que el camino es imposible por vía terrestre debido a la topografía del terreno.
    En otra parte de las crónicas, las “crueldades y tiranías de Atahuallpa” son nombradas por Garcilaso de la Vega, así que es de suponer que la llegada de los españoles al Cuzco, en un primer momento, debió ser un motivo de alegría para su familia materna y los Incas que habían escapado de Atahualpa, pero dicha alegría no debió ser duradera cuando los españoles profanaron los templos tomando el poder absoluto.
    Volviendo al momento de la llegada triunfal al Cuzco, este es el lugar y el momento en que los españoles escuchan por primera vez el nombre del Paitití. En ese momento es asociado al Reino del Dorado del que habían oído hablar en el Ecuador. Este también sería el momento en el cual debían volver de los Antis los descendientes de los Incas con toda su familia, como indica Garcilaso de la Vega, pero dicho retorno se vio truncado por los recientes cataclismos sufridos por el Imperio del Sol, es el momento de la peste que podría explicar la desaparición de los pobladores de las ciudades y el campo, pero también es el momento en que las crónicas relatan cómo los habitantes de la capital fueron interrogados sobre el paradero del último Inca. La ubicación que se logró obtener de ellos, es que dicho lugar se encontraba ubicado a tres días de camino del río Madre de Dios, entre los ríos Paitití y el río Pamara.
    Si las crónicas coloniales son ciertas, resulta lógico y factible suponer, que un grupo de Incas haya escapado en dirección a los Antis, y más precisamente a la tierra de los Musus que eran sus aliados; que, según el relato de Garcilaso de la Vega, quedaba a 200 leguas de camino fluvial, puesto que en dicho territorio hacía tiempo se habían asentado familias Incas que no pudieron volver a la capital, sea por la muerte de Huayna Cápac, sea por la posterior lucha de sucesión entre Atahualpa y Huascar o por la toma de la capital por parte de los españoles. El detonador para el no retorno pudo ser cualquiera, pero el efecto sería el mismo al igual que el lugar de destino, es decir, el Reino de los Musus ubicado en los Antis.
    Es lógico pensar que en el momento de zozobra del Imperio, algunos Incas hayan pensado en refugiarse en el territorio del pueblo que ellos nunca pudieron dominar y que gracias a las relaciones diplomáticas establecidas por el Inca Yupanqui, se convirtieron en un pueblo libre pero aliado, mientras que otro lugar lógico para establecer la resistencia ante los conquistadores, sería la tierra de los Chunchos, que queda en las estribaciones de la Cordillera de los Andes.
    Cuando el Cuzco había caído sin mucha resistencia a mano de los españoles, en un primer instante la conquista española pudo considerarse como una liberación, sobre todo por los enemigos de Atahualpa, pero luego vino el momento de la decepción, con la posterior rebelión de Manco Inca que luchó infructuosamente por restablecer su reino y la posterior captura y muerte de Tupac Amaru por orden del Virrey Toledo.
    Según documentos de la época y posteriores, ya en el año 1533, el Inca junto con su gente se encargó de poner a salvo algunas reliquias y tesoros de la ciudad del Cuzco para llevarlos al Paititi y en estos documentos se nombra que la ruta de escape que tomaron es el río de Madre de Dios, también llamado Amarumayo (Gran serpiente) o Manutata (Río Madre).
    Al llegar las leyendas de este Mítico Reino del Paitití a oídos de los europeos, quizás sus conquistas anteriores, pero sobre todo sus ambiciones, lo convirtieron en un reino con más poder y riquezas de las que en realidad tuvo. No se debe olvidar que en la mente de los conquistadores aun brillaba el recuerdo de las riquezas obtenidas por Cortez en Tenochtitlán, la vista de las imponentes ciudades Mayas que atravesaron, pero sobre todo, el oro y la plata del inmenso rescate recientemente obtenido en Cajamarca y el brillo de los palacios del Cuzco, además de la leyenda Ecuatoriana que hacía referencia a un Rey Dorado que se sumerge en una laguna. Todas estas riquezas producto de sus conquistas, es probable que no hayan hecho más que atribuirle aún más riquezas al Rey Dorado, relacionándolo con el Gran Paitití, y sus suposiciones se vieron reforzadas al escuchar la ruta tomada por el último Inca, que había escapado con su séquito en dirección a los Antis, llevando riquezas incalculables.
    En aquella época el mítico reino del Paitití lo describen dos viajeros de la siguiente manera:
    “Paitití, provincia tan copiosa de gente cuanto lo dicen las noticias que de aquel archipiélago se tienen… sabese la mayor parte della ser lagunas muy pobladas.”
    “Grande laguna que todos estos ríos causan en tierras llanas y que hay en ella muchas islas muy pobladas de infinita gente y que al Señor de todas ellas le llaman el gran Paitity ”
    Aún hoy, en la región del Cuzco, más precisamente en la zona de Chinchero y Urubamba, que queda al borde de las selva amazónica, los indígenas peruanos creen que el reino del Paitití es el refugio de los últimos Incas que aún permanecen allí, escondidos del mundo, esperando el momento propicio para restablecer el orden y el Reino.
    Lo difícil en este punto es separar de las crónicas y las leyendas que hablan del Dorado y el Gran Paitití, ya que como se dijo anteriormente, el primero es un rito de un Rey Dorado, cuyo relato fue escuchado por primera vez en el Ecuador, mientras que la primer vez que se escuchó del Gran Paitití fue en el Cuzco, lo que quiere decir que no necesariamente se trata del mismo lugar, ni del mismo personaje, pero obviamente que esto no importó mucho a los conquistadores que se embarcaron en las expediciones que buscaban el mítico Cuarto Imperio y era natural que la Corona Española no iba a frenar ninguna iniciativa de conquista.
    Resulta claro que no existe consenso sobre el origen del término Paitití, ya que a ningún cronista o sacerdote de la época se le ocurrió preguntar la lengua a la que pertenecía o su significado y así fue que el relato del Gran Paitití llegó formar parte de la mitología sudamericana quedando escrito en las memorias y crónicas de la conquista como “Paykikin”, “Paitití” con acento en la última i, “Paititi” sin tilde, “Paitite”, “Paiquiquin”, “Paí Titi” o “Pay Titi”, aunque una versión del nombre que se analizará más adelante, podría escribirse como “Pa`i Titi”.
    Uno de los primeros relatos coloniales en los que se nombra al Paitití es el que hace un jesuita que había llegado al Perú en el año 1571. El Padre José de Acosta nombra al Paitití en su libro “Historia natural y moral de las Indias 2 Capítulo VI ”.
    “Corre este río desde las sierras del Perú, de las cuales coge inmensidad de aguas, de lluvias y de ríos, que va recogiendo en sí, y pasando los grandes campos y llanadas del Paytiti, y del Dorado, y de las Amazonas, sale, en fin, al océano y entra en él cuasi frontero de las islas Margarita y Trinidad.”
    Aunque el Padre Acosta en su relato habla de grandes campos y llanadas, asociándolos al Paitití, también se puede ver como coloca el Dorado justo a continuación del anterior, como que se tratase de un mismo lugar o lugares muy cercanos. Esto no se puede considerar como algo extraño para los relatos de su época, ya que las zonas que en ellos se describen son lugares muy poco explorados y las fuentes originales son por lo general de indígenas y de un puñado de exploradores.
    Unos años antes que el Padre Acosta llegase al Perú, el Gobernador Juan Álvarez Maldonado ya había hecho una incursión en territorio de los Antis, sin mucho éxito, como nombra en “Relación verdadera del discurso y subceso de la jornada y descubrimiento que hize desde el año de 1567 hasta el de 69. ”
    En dicho documento, de año 1570, en las últimas páginas se entrega una descripción del “Paitite”, como se verá a continuación.
    Nuevamente, al igual que en el caso de Garcilaso de la Vega, para facilitar la lectura, se actualizará el castellano y se corregirán los errores ortográficos.
    “ PROVINCIAS DESCUBIERTAS
    POR EL GOBERNADOR
    JUAN ÁLVAREZ MALDONADO
    Lo primero seguiremos la corriente del río Magno por ambas partes hasta el Paitite.
    Ya es dicho como desde Opatari sigue el río Magno incorporando en sí los ríos dichos. Desde el dicho sitio a la mano derecha al sur del río Magno está una provincia que llaman Toromonas mitimas o extranjeros y límites con ellos la provincia de los Caraocaes. Van desnudos. Quince leguas más debajo de Opatari frontero de esta provincia al norte de este río empiezan las provincias de los Manaries que son grandes y muy poblados y desde el río Paucarguambo abajo empiezan la provincia de los Opataries los cuales llegan hasta el río de Guariguaca y desde aquí empiezan las provincias de los Capinas y Cavanavas. Con esto confina la provincia de los Cayanpuxes y sobre la mano derecha del río cuarenta leguas de la cordillera del Perú está la provincia de los Aravaonas y el río abajo está la provincia de los Toromonas y más abajo la provincia de los Calipas y confina con ellos la de los Marupas a la mano derecha del río y a la mano izquierda está la grande provincia de los Capinas provincia de Roa que confina con los Cayanpuxes y a un lado de los Roanos está la provincia de Guanuco-marca y más abajo la provincia de los Escaicingas y más abajo la provincia de los loros y más adelante la provincia de las mujeres y estas dos provincias postreras son pasando el río Paucarmayo frontero del Paitite.
    LA TIERRA DEL PAITITE
    Pasado el río llamado Paitite la cual tierra tiene llanos que empiezan desde pasado el dicho río. Estos llanos tenían de ancho quince leguas Poco más según la cuenta de los indios hasta una cordillera de sierra alta de nieves que semejan los indios que la han visto como la del Perú pelada. Los moradores de los llanos se llaman Corocoros y los de la sierra se llaman Pamaynos. De esta sierra dan noticia ser muy rica de metales. En ella hay grandísimo poder de gente al modo de los del Perú y de las mismas ceremonias y del mismo ganado y traje y dicen que los Incas del Perú vinieron de ellos. Es tanta gente y tan fuerte y diestra en la guerra que con ser el Inca del Perú tan gran conquistador aunque envió al Paitite por muchas veces a muchos capitanes no se pudo valer con ello antes los derrotaron muchas veces y visto por el Inca cuan poco poderoso era para contra ellos determinó de comunicarse con el gran señor del Paitite y por vía de presentes y mandó el Inca que le hiciesen junto al río Paitite dos fortalezas de su nombre por memoria de que había llegado allí su gente. Esta es la noticia de más cantidad y riqueza de las de toda la América. Puede hacerse en ella gran servicio a Dios predicando el Sagrado Evangelio y acrecentar sumamente el Estado y la Corona de España. Dios por su misericordia se acuerde de aquellos ciegos gentiles Para que salgan de la ceguera en que están.
    Comenzando desde la cordillera que está a las espaldas de Chuquiabo están los Moxos de Yuroma y confina con ellos los Moxos de Mayaquize y luego las provincias de Mayas e Yuquimonas y la provincia de los Pacajes y la de los Yumarineros y la provincia de los Muyumas y la de los Chunchos y Guanapaonas y la de los Tirinas y la provincia de los Cabinas y los Corbinas y la de los Chimareras y los Guarayos y la provincia de los Mariquires. Esta corre hasta la provincia del Paitite y Corocoros.
    Los Moxos, Pacajas, Yumarineros, Chunchos, Avaraonas, Toromonas, Celipas, Corivas, Chimaneras, Marupas, Cabinas, Capinas todas estas provincias son de gente alzada vestida de algodón y todos de unos ritos y ceremonias que son como los Incas del Perú.
    Cunchos y Avaraonas con las demás dichas tienen plumería y hacen de ella imagineríay otras cosas ricas de labores y vestidos muy primos.
    Moxos es la tierra de minas de oro. Los Yumarineros es tierra de minas de oro y plata. Es gente guerrera que desbarató al Inca del Perú. Los Chunchos tienen minas de oro y plata. Avaraonas y las provincias comarcanas a ellos poseen perlas.
    Las armas que tienen son flechas, macanas, dardo, estolica, rodelas emplumadas. Los de la montaña pelean desaparecidos de lo raso en escuadrones. Los Corocoros pelean con cerbatanas y unas saetillas con hierba de ballesteros cosa dañinosísima. Los Pamayos pelean con hachas, porras de metal y ondas. Las mujeres pelean con flechas. Los Opataries y Manaries y Cayaupuxes, Aravaonas, Toromonas, Capinas, Corbinas, Chimaneras estas provincias y todo el Magno abajo hasta el Paitite hay almendras en grandísima cantidad muy mejores que las de España y en muchas de estas hay cacao como lo de Nueva España.
    En la provincia del Peitite hay minas de oro y plata y gran cantidad de ámbar cuajado. En la cordillera de la nieve hay cantidad de ganado como lo del Perú aunque es más pequeño. Los naturales visten lana y hay chinilla y piedras de rico cristal.
    LAS COMIDAS
    Hay en esta tierra en lugar de pan, maíz, yuca, motes, maní, zapallos, frisoles de muchas maneras mucho ñame, chape que son raíces y llacos y mucho ají otras muchas comidas de árboles hay que son guayabas, plátanos, ciruelas de andrinas como las de España, cerezas unas como las de España y otras mayores como albaricoques capotes y lo que más es grandísima suma de almendras, piñas y muchos géneros de corocos de palmas reales y palmitos y avos y cierta manera de aceitunas y caña frisola y guanavanas y muchos árboles de bálsamo y liquidámbar muchos árboles de almaciga laureles y canela.
    La comida carne que tienen es puercos cayanos del monte con el ombligo en el espinazo muchas vacas de antas y ciervos y venados… y ovinas que son otros venados bermejos, liebres y conejos, cuyes que es cierta manera de conejos de la tierra cuadaquinaxos que son como lechones grandes y erizos, aves, pavas, paujiles, faisán, perdices, palomas, guacamayas, papagayos, tórtolas, turquíes de pluma colorada girifaltes y sacres y muchos avestruces, garzas reales, ánsares monteses, patos de agua, grullas y otras muchas diversidades de aves que no se supo el nombre de ellas = Fieras, tigres, leones, gatos, cervales, escollos que es cierta especie de zorras, muchas monas, perico ligero armado comadreja = pescados, sábalos, sollos, bagres de a cuatro arrobas y anguillas y rayas mojarra y coteas y guanas, jureles, pejes voladores, caimanes, tortugas y otros muchos géneros de pescado incógnitos y bufeos, caimanes, culebras grandes y víboras. Pasada la cordillera de las nieves de Perú se divide la dicha tierra en montaña y sabana la montaña empieza desde la cordillera y prosigue a setenta y ochenta y más y menos leguas.”
    En el fragmento del relato de Álvarez Maldonado se pueden encontrar muchas coincidencias con el relato de Garcilaso de la Vega, ya que ambos hablan de los intentos Incas por dominar sin éxito los llanos de los Antis. Un elemento curioso es que ambos relatos coinciden en que el Inca, por vía diplomática, mandó construir un par de fortalezas a orillas de un río, que según indica el relato de Álvarez Maldonado, se trataría del río Paitití.
    El relato de Garcilaso de la Vega, se indica que en la época del Inca Yupanqui, el remanente de unos mil incas que habían quedado de una fallida campaña de conquista, gracias a la vía diplomática, se terminaron asentando en el territorio de los Musus y que cuando trataron de volver al Cuzco, no lo pudieron hacer, por la situación en que se encontraba la capital, mientras que en el relato de Álvarez Maldonado se indica que en esta tierra ”… hay grandísimo poder de gente al modo de los del Perú y de las mismas ceremonias y del mismo ganado y traje y dicen que los Incas del Perú vinieron de ellos.”
    Si la anterior frase del documento de Maldonado fuese cierta, quiere decir que casi un siglo antes de la llegada de los españoles al Perú, los primeros Incas habrían llegado al Cuzco desde los Antis, ya sea de las estribaciones de la cordillera o desde los llanos orientales. Esto podría explicar por qué desde las épocas de Sinchi Roca y luego las del Inca Yupanqui, los Incas trataron de conquistar infructuosamente los Antis, que al no ser logrado el objetivo, finalmente derivó en una suerte de tratado diplomático entre las partes, que permitió a los Incas establecerse y comerciar en un territorio libre, pero a la vez aliado del Incario.
    Casi una década atrás, las fabulosas riquezas de las Américas también habían generado incursiones a la selva, pero desde la cuenca del Plata en el sur. Es la época en que Ñuflo de Chaves se encuentra en busca del Kandire, la tierra de Enín o el Gran Paitití, que según las versiones Paraguayas, es el momento en que se da la primera desmembración de su país, cuando Ñuflo de Chaves no funda una ciudad en la zona de los Xarayes; terminando como gobernador del extenso territorio de Santa Cruz de la Sierra , Moxos y los llanos de Manso.
    En búsqueda del Gran Paitití o la tierra de Enín, los registros históricos indican varias expediciones salieron de San Lorenzo de la Frontera hacia el norte, en dirección a los llanos de Moxos, como ser las de Juan de Mendoza (entre 1600 y 1603), las de Solís Holguín, de 1617 a 1624 y muchas otras expediciones que salieron desde el año 1631 hasta 1667.
    Según los mapas de la época, la Gobernación de Álvarez Maldonado se encontraría al norte de la de Chaves. Dicha gobernación más precisamente se la encontraría al Norte de Moxos, en los territorios que posteriormente fueron conocidos como el Acre, pero su fallida incursión no terminó con la suerte de un pacto diplomático como el que hizo el Inca Yupanqui, sino con todo su ejército exterminado.
    Setenta años después de la incursión de Maldonado a los Antis, aparece un extraño relato que habla sobre el Paitití y un resumen del mismo es el que se encuentra en el “Monumenta Amazónica”, que es un documento en el que se describe la expedición norteamericana de mediados del siglo XIX, que fue realizada con el fin de estudiar la cuenca del Amazonas. En el año 1853 se imprimieron 10.000 ejemplares de dicho documento para uso del Senado de los Estados Unidos.
    En dicha expedición, los norteamericanos recopilaron una serie de relatos coloniales de distintos archivos y distintos lugares por donde pasaron. Entre estos que encontraron se encuentra un extraño relato de un padre dominico que fue conseguido en el Perú y que figura en el Monumenta Amazónica de la siguiente manera:
    “Entre los años 1639 y 1648, el padre dominico Tomás de Chaves entró a la tribu de los chunchos de Cochabamba, en Bolivia. Se llevó a doce de ellos a Lima, donde fueron bautizados. Luego regresó y vivió en esta tribu durante catorce años, realizando varias expediciones, la última de estas a la tribu de los Moxos del Mamoré, fue en 1654. Allí curó a un cacique de una enfermedad y el emperador de los Musus (este es el gran Paititi o Rey Dorado de los españoles), envió seiscientos hombres armados al cacique de los moxos, ordenándole que enviara al reverendo padre para que curase a su reina. Los moxos se mostraron sumamente reacios a partir con su médico; pero al recibir amenazas de exterminación de parte de los embajadores del emperador, accedieron sumisamente; así el padre emprendió viaje cargado en hombros por los indios. Después de viajar durante 30 días, llegaron a las orillas de un río tan ancho que apenas se podía ver la otra orilla (se supone que era el Beni). En este lugar los embajadores indios habían dejado sus canoas, desamarrándolas y lanzándolas al agua, navegaron río abajo durante doce días, para finalmente desembarcar. El padre encontró una ciudad grande habitada por un número increíble de salvajes, todos soldados, que cuidaban este gran puerto sobre el río y la entrada al imperio de los Musus. No se veía ninguna mujer ya que vivían en otra ciudad, a una legua de distancia y sólo venían durante el día para traer comida y bebida a los guerreros y luego regresaban en la noche.”
    “Observó que en este punto, el río estaba dividido en muchos ramales que parecían ser navegables y que formaban grandes islas en las cuales habían grandes poblados. Desde aquí viajó durante veintisiete días hasta llegar a la Corte; el Rey salió a recibirlo vestido con las más finas y delicadas plumas de diferentes colores. Trató a su invitado con gran cortesía y le preparó un fabuloso banquete; le contó que había escuchado de sus magníficos poderes como médico, razón por la cual había enviado por él para que curase a la Reina que sufría de una enfermedad que había desconcertado a todos sus médicos. El buen padre le aclaró que no era un médico y que no había sido preparado para ese arte, pero observando que la Reina estaba poseída por los demonios (“obsesa”), la exorcizó de acuerdo a los rituales, y ella se convirtió gustosamente al Cristianismo. Estuvo once meses en la Corte de Paititi, al término de los cuales dándose cuenta que el vino y la harina para la Sagrada Comunión se había terminado y habiendo bautizado a un infinito número de niños en “articulo mortis”, se despidió de sus Majestades, recomendándole a la Reina que conservara la fe que había recibido, absteniéndose de ofender a Dios. Rechazó un magnífico obsequio del Rey que consistía en oro, plata, perlas y bellas plumas, lo cual, según el padre Tomás, era muy estimado por el Rey y sus cortesanos”.
    En el relato se muestra claramente que los Moxos no necesariamente son los Musus, como comúnmente se los ha relacionado, ya que es en la zona de Moxos del Mamoré que el padre Chaves es requerido por el Emperador de los Musus, lo que puede indicar que se trata de un pueblo ubicado al norte de Moxos, ya que después del camino en hombros, la ruta tomada es aguas abajo. Este argumento se confirma por el hecho de que cualquier ruta fluvial que se tome en los llanos benianos será en este sentido, ya que todas las aguas terminan desembocando en el río Mamoré y luego en el Madera.
    Para quien no conozca los llanos de los Antis, el anterior relato puede parecer como un invento derivado de la fiebre del oro, que ha sobrevivido a poco más de un siglo de distancia del rescate de Cajamarca, pero se debe recordar que en esos momentos la Villa Imperial de Potosí y su cerro rico producen tanta riqueza que han convertido a la ciudad de las alturas en uno de los lugares más poblados del planeta y por ende, uno de los lugares más importantes.
    Volviendo al tema anterior; el relato podría parecer pura ficción si el lector aun sigue creyendo que los llanos amazónicos de los Antis estaban poblados de tribus nómadas que se agrupaban en pequeños asentamientos, sin conocer la agricultura y algún tipo de civilización, como indicaría el error de Holmberg, bien descrito por Charles Mann. Podría parecer una mentira si se desconoce la existencia de grandes puertos en la sabana y la existencia de grandes islas que alguna vez estuvieron densamente pobladas. El relato sonará a fábula si el lector no sabe que en el Beni se puede encontrar el oro que se indica, como bien lo supo en la práctica Kenneth Lee y muchos otros, cuando se embarcaron en esa aventura al norte del departamento. Si la persona no sabe de la existencia de grandes archipiélagos de islas circulares ubicados en el centro de la sabana, podrá dudar del relato del padre Chaves y tal vez se asombre mucho al saber que dichas islas estaban conectadas entre sí por canales rectos, que a su vez se conectaban a un sistema hidráulico mucho más grande, que comprendía inmensas extensiones de campos de cultivo elevados.
    Una información adicional a confirmar, es que en épocas de la colonia se señala que el Conde de Castelar envió un cronista al Rey, que indicaba que el Reino del Paitití se encontraba en la región comprendida entre los ríos Madre de Dios, Beni, Mamoré y Andera. Estos límites corresponden con el territorio del Paitití mostrado en el mapa de la gobernación de Álvarez Maldonado, que aparece al final del documento .
    Los relatos coloniales que hablan del Gran Paitití no terminan con el padre Chaves, sino que existen posteriores documentos y uno anterior escrito por Juan Recio de León , en el año 1623, que será transcrito de forma extensa a continuación:
    “Breve relación de la descripción y calidad de las tierras y ríos de las provincias de Tipuane, Chunchos y otras muchas que de ellas se siguen del gran reino de Paytite de que es gobernador Pedro de Leaegui Urquiza, hecha por Juan Recio de León, su Maese de campo y lugarteniente de gobernador y Capitán General, Justicia Mayor y poblador de las dichas provincias con particular poder por su Majestad Católica.
    Están las dichas provincias y reino de Paytite en la América meridional que comúnmente llaman tierra firme, Nuevo Reino de Granada, Pirú y Chile, cuya costa corre de norte a sur apartándose al polo antártico de la equinoccial 53 grados en que está el estrecho de Magallanes y de la banda del norte, polo ártico, alcanza la dicha tierra 10 grados; hace división de los dichos reinos que españoles poseen y las provincias del Paytite (nuevo descubrimiento) una montaña y cordillera nevada que nace junto al río de la Hacha y acaba en los últimos fines del reino de Chile, no se aparta de la costa del sur por donde más se extiende la tierra más que tan solamente 70 leguas muy poco más o menos.
    La grande y muy leal ciudad del Cuzco, cabeza de aquellos reinos está 12 leguas apartada de la cordillera al oeste y en 15 grados de la equinoccial al sur y en 18 de la de La Paz, dos leguas de la cordillera; entre estas dos ciudades está la provincia de Arexaca que hace frontera y raya con los bárbaros del dicho descubrimiento y por el pueblo de Pelechuco, último de ella al norte, junto a las minas de oro de Carabaya se hizo la entrada abriendo desde la dicha cordillera 20 leguas de camino hasta el asiento de los indios Mojos donde queda poblada la villa de San Juan de Sahagún con 34 españoles vecinos y en ella un convento con tres religiosos sacerdotes de la orden de San Agustín con título y nombre de San Juan de Sahagún.
    Desde esta dicha villa abrí doce leguas de caminos de cerros y montañas hasta el valle de los indios Suañas a donde se juntan dos ríos que nacen de la dicha cordillera, que el que llevé a la mano derecha hasta esta junta se llama Pelechuco y el de la izquierda Choquata (hasta aquí corren estas aguas al este); de aquí para adelante lo llaman a este río Toyche (lleva la vuelta del nordeste). Pasé en balsas estas juntas y caminando al rumbo que traigo al este desde donde fui abriendo otras 20 leguas de camino hasta llegar al famoso valle de Apolobamba, las primeras seis leguas de laderas altas, temple fresco, y las 14 de muy crecidas montañas. Tiene este valle 14 leguas de largo y 4 y 6 en parte de ancho y en lo último de él, en sitio abundoso de agua y leña, poblé la ciudad de Nuestra Señora de Guadalupe con otros 30 españoles, que es la cantidad que su Majestad por sus ordenanzas manda. Gozan este valle las provincias de Lecos y Abachiles; abrí desde esta ciudad, caminando por el dicho rumbo 8 leguas de camino a donde hallé una montaña y cordillera pequeña, que desde ella a dos pueblos que llaman Uchupiamo e Yuarama, cabezas de 15 provincias de chunchos, hay 12 leguas que también se abrió el camino. En estos dos pueblos está fray Joseph García Serrano, Vicario Provincial de las dichas provincias y fray Baltasar de Buytrón, de la orden de San Agustín, en dos iglesias que fundamos con pilas de bautismo donde los dichos dos religiosos bautizaron antes que yo saliese de allá más de 60 caciques y principales, sin otra nueva cantidad de bárbaros. Estas dos iglesias están a la orilla del Toyche a la banda del este, tres leguas la una de la otra; y cuatro más abajo entra en este río otro mucho más caudaloso, corriendo del sudeste, que viene su nacimiento de muchos ríos de los reinos del Pirú, que son éstos Cochabamba, Ayopaya, Cabare, Caracato, el de la ciudad de La Paz, Simaco. Este pasa por la ribera de Tipuane, muy caudalosa de oro, todos los dichos ríos a 10 y a 20 y a 30 leguas las montañas adentro por el rumbo dicho se van juntando y 20 leguas más adelante de las 30 entran dichos dos ríos en éste, que llaman Lorca y Miguilla, y desde que estos dos entran en este grande río van las aguas apacibles por serlo ya la tierra desde que dichos ríos se juntan en una madre; hasta entrar en el Toyche tiene nombre de Diabeni, que en lengua de los naturales quiere decir junta de las muchas aguas.
    En la junta de estos dos ríos por todas bandas hay maravillosos y crecidos poblados de indios y en las tierras que se extienden entre el nacimiento que traje desde la cordillera hasta esta junta y desde aquí hasta volver el Diabeni arriba a sus nacimientos dichos, están más de 15 provincias de chunchos de que es señor don Diego Amutare, escudero del gran Zelipa, al que mató el árbol, que fue quien nos llevó a su zona para que le defendiésemos de cuatro provincias que traían guerra con él y le obedecieron luego que llegamos. Don Diego Amutare y sus gobernadores don Carlos Ballesta que es su segunda persona y don Juan Apanilla tienen nombres de españoles por estar bautizados, tienen en cada provincia otro gobernador que por no ser cristianos tienen el mismo nombre de las provincias que gobiernan que son éstas: Espada, Chuquimaraní, Passari, Chayamón, Arabaona, Mayas, Mayajas, Marupa; los Marupas viven de 100 y en 200 juntos en galpones grandes.
    De la gran cordillera del Pirú, sitio de Carabaya al norte hasta el de Vilcabambanacen estos ríos: San Juan del Oro, Aporomi, Sangabaa, Paucartambo, Andes del Cusco, Yucay, Vilcabamba y otros que no tienen nombre. Todos los cuales, cortando la cordillera al este, a trechos de cantidad de leguas se van juntando y acabadas las corrientes de las montañas hacen todos juntos en tierra muy llana una madre tan opulenta y extendida que no se determina el bulto de una persona de la una a la otra orilla; de aquí para adelante le dan los naturales nombre de Magno, que en su lengua quiere decir junta de muchas aguas; entra en el Toyche y Diabeni cincuenta leguas más al nordeste de la junta de los dos dichos. Hay entre éste y el Toyche, que viene siguiendo desde el principio de la entrada, otro tan grande pedazo de tierra y montañas como el de las provincias de los Chunchos; ocupan las montañas de esta parte haciendo frontera en Carabaya la provincia del Menico y corriendo al norte, haciendo frontera a todos los Andes del Cusco, Yucay y Vilcabamba, otras cuatro o cinco provincias de quien es señor el gran Tarano, y desde la junta del Toyche y Diabeni hasta la que hace con el Magno hay el más maravilloso valle de las 50 leguas dichas que hasta aquí se ha visto, tierras llenas de muchísima gente de que es señor Avama, el más famoso cacique que hasta hoy hemos conocido. No quedaba cristiano cuando yo salí, pero por las grandes ansias que tenía de serlo tengo por sin duda que lo es ya, de más de habernos hecho nuevas amistades.
    Entré a este descubrimiento temeroso de que tanto número de ríos habían de encenagar la mayor parte de la tierra, pero hasta hoy no he topado una cuadra de tierra empantanada, sino la tierra más sana y seca que he visto en mi vida, llueve en toda ella cuatro o cinco veces del año, digo meses del año. Todas las tierras y indios hasta aquí declaradas son de las calidades, riquezas y frutos, ritos y ceremonias que se siguen.
    Las 20 leguas primeras de la entrada hasta la villa de San Juan de Sahagún, el primer tercio de ellas es muy frío, tierras muy altas y quebradas de poca montaña, maravillosos pastos para el ganado de carga que se cría en el Pirú; y las demás hasta la villa de San Juan de Sahagún, son de montañas más cerradas, no tan quebrada la tierra, mejores temples. Hay mucho incienso y cañafistola y otras resinas, mucho algodón, zarzaparrilla en abundancia; fertilísima tierra que da una fanega de maíz de cosecha 300 y 400 en partes, y yo he cogido más de 450. No hay en esta parte naturales conocidos pero hay muy grande cantidad de indios cristianos del reino del Pirú, no hacen daño a los españoles de la entrada.
    Desde esta dicha villa hasta los indios suañas y juntas de los dos ríos hay 12 leguas de más crecidas y cerradas montañas, pero mejores valles. Hay algunos indios naturales, aunque pocos y retirados de los del Pirú, entre ellos muchos, esta parte es tierra rica al oriente de las minas de oro de Carabaya, en sus ríos y quebradas se hallan infinitos granos de este metal y en las playas grandes lavaderos de oro; no es menos fructuosa la tierra que la de San Juan de Sahagún.
    Desde la junta de los dos ríos Choquata y Pelechuco a la ciudad de Nuestra Señora de Guadalupe hay dos cerros poderosísimos: el primero, de oro, está a la salida de estos ríos que le llaman Mapulio que quiere decir cerro de oro; hállase en las quebradas de él nueva muestra de su riqueza, de más de las muchas cateaduras que los naturales hacen. Treinta leguas más adelante hay otro que llaman Chipulizani, es tierra más fría muy rica de plata por lo que los naturales de él dan a entender defendiéndole de la gente de otras provincias y poniendo pena de la vida los cabezas a los súbditos, que no digan a los españoles que hay plata en él; entre uno y otro cerro hay temples fríos, templados y más calientes, maravillosos pedazos de savanales; gozan de estas tierras las provincias de lecos y abachiles y también algunos de los chunchos las alcanzan.
    De las 20 leguas que desde Guadalupe hay hasta las dos iglesias, son las 12 de una montaña más clara y seca que todas las pasadas, aunque no son las demás húmedas. Esta montaña clara tiene la mayor cantidad de los árboles de canela, nuez moscada, nogales de Castilla, cañafistola, bálsamo, incienso, guayacán y cacao en mucha abundancia; enseñé a los naturales de esta parte clavo, y dijeron que me enseñarían mucha cantidad de él en otras provincias más adentro, donde por entonces no pude satisfacerme; también los enseñé pimienta y no me dieron noticia de ella.
    Todos los indios de estas provincias de los chunchos, menicos y taranos ocupan las tierras montuosas. No es gente en tan grande número como la de las provincias de los llanos, porque siempre en las tierras más fragosas hay menos naturales. Visten todos los de estas montañas maravillosamente de algodón, porque es tierra abundosa de él; con muchas listas y labores de colores de cochinilla y añil, género que tienen muy sobrado. Usan todos de los ritos y ceremonias que los del Pirú, por ser indios procedidos, que el Hinga entró aquí de guarnición; es gente muy crecida y dócil de condición, susténtanse en todas estas partes de mucho maíz, frijoles, pallares, camotes, yuca, zapallo y otras muchas legumbres que la tierra produce; tienen muchísimas frutas: plátanos, guayabas, lucumas, pitayas, ananás, mameyes, muchos palmitos y dátiles, caña dulce; no tienen ganados domésticos pero hay grandes manadas de puercos que llaman zaynos, que naturaleza les puso el ombligo en el lomo; andan en manadas de 100 y 200 y son de condición que al más pequeño de toda la manada siguen todos como a su capitán, y si alguna persona hiere o mata alguno, si tan presto no se sube en un árbol o se asegura lo hacen pedazos los demás, pero poniéndose en alto con un chuzo los puede matar a todos si es que no acierten a matar el capitanejo, porque en sintiéndole muerto o herido desamparan todos el puesto tan violentamente como si tuvieran alas. Hay también a las orillas de los ríos otro género de puercos que llaman guardatinajas, hay muchas antas y venados, monos, micos, cuyes, osos, leoncillos de poca fiereza, en partes hay algunos tigres que es el animal más bravo que hay en estas partes; no tienen gallinas ni aves de Castilla ni otras mansas excepto patos pero hay muchas pavas de las que en España llaman gallinas de las Indias silvestres, en todas las montañas; hay también muchos paujíes, que es otro género de aves mayores y de mayor regalo que las pavas; muchas guacamayas, guacharacas, torcaces, tórtolas, papagayos, perdices y otros muchos géneros de aves de diversas colores, gozan también de maravillosos pescados de estos ríos, que los conocidos por sus nombres son éstos: sábalos, róbalos, pataloes, sollos, bagres, doncellas y otros muchos diferentes que los de España.
    En todas estas montañas no se agregan los naturales a grandes poblados, extiéndense por ríos, quebradas y sitios de aguas a 100 y a 200 y a 300 los mayores pueblos; son las casas de palo y algunas altas a modo de gaviones o fuertecillos para defenderse de sus enemigos; cúbrenlas de hojas de palmas. Hay en todas las montañas dichas muchísima miel de abejas, bonísima y muy blanca, y más y mejor en la montaña de la especia, hacen con miel y una legumbre que llaman maní, maravilloso, turrón. Gobiérnanse por caciques, como tengo dicho, aunque hay en el distrito de cada señor un Moán, al modo del sacerdote del ídolo Bel que favorecido del demonio los engaña y le obedecen más que a las cabezas principales, o por mejor decir le temen más; éste tal, cuando los indios temen que han de tener guerra con algunos enemigos o tienen necesidad de que llueva para sus sementeras, se va a la guaca y oráculo donde tienen los ídolos en que adoran, como que habla con el sopay, que no lo dudo, porque es el diablo, y les dice lo que le parece que basta para que le adoren mochándole con regalos. Esta fiera bestia por no se ver desposeído de este señorío se puso a hacernos grandes contradicciones a nuestra ley y en particular alegaba en su favor un maravilloso suceso de que doy mil gracias a nuestro Señor de haber sido instrumento de él.
    Y es el caso que en la ocasión que el Virrey don Francisco de Toledo subía a la ciudad del Cuzco, quien había más de cuarenta y seis años, salió del pueblo de Inarama, donde está fundada una de las dos iglesias, un bárbaro de edad de más de 80 años, tío y padre de los mayores señores de esta tierra entró en la ciudad del Cusco y vido las ceremonias que los cristianos hacían, y al cabo de algunos días se volvió a su tierra, y a lo que él mismo confesó vivió hasta edad de 100 años sin enfermedad ninguna y llegando a ella se tulló, y vivió tullido 30 años más de los 100 y cada uno de estos 30 pedía a sus hijos y sobrinos que fuesen a tierra de cristianos y que los tuviesen por amigos suyos, que era buena gente para defenderlos de sus enemigos y que los pidiesen padre para que lo hiciesen cristiano como él lo había visto; y con engaño, de un año en otro iban a traérselos. Se pasó todo este tiempo y fue Dios servido que a Zelipa su sobrino le diesen guerra cuatro provincias para que sirviese de prodigio de tan buen suceso; finalmente nos fue a buscar y luego que llegamos a donde estaba el enfermo, alentadamente se arrojó a los pies de los sacerdotes pidiendo bautismo y luego le enseñaron a rezar lo que bastó para bautizarle, y después de haber recibido este sacramento falleció dentro de 14 horas, que sabe Dios quién ha de gozar de su divina presencia y también sabe en el trabajo que nosotros nos vimos por el suceso, pues nos tuvieron por empalados en los reinos del Pirú, pero ordenólo nuestro Señor de manera que no hubo peligro ninguno.
    Al Moán o fiera que quiso defender su partido con este argumento le derribamos de su engaño haciéndole fiscal de recoger la gente y chusma que se iba bautizando a la iglesia para enseñarles la doctrina cristiana, dándole a entender que en este oficio le darán más regalos que en el que usaba de antes y que en éste servía a quien le había de salvar y en el otro ofendía a quien le había de condenar. El cual oficio admitió y obró nuestro Señor tanto en él que el día de San Nicolás le bautizaron, y es tan maravilloso ministro para este ministerio que tengo por sin duda, según el fruto que hace, que es obra del bienaventurado Santo de quien se le dio el nombre de Don Nicolás. También estos moanes les sirven de confesores.
    De aquí me pasé a la otra banda del Toyche, a los llanos de los anamas donde fui bien regalado y me dieron noticia de que en la junta que hace el río Magno con el Diabeni, a la banda del norte está la provincia de los guarayos y desde ella otras muchas por las orillas de un grande río que más adelante al norte entra en una grande laguna. Este río viene de parte que es fuerza entender que se forma de los ríos de Guamanga, Abancay y del gran Paucarmayo, que por otro nombre llaman Apurima.
    Estos guarayos dicen que son advenedizos y se entiende que entraron de la costa del Brasil, cabo de San Agustín. No visten, pero así hombres como mujeres traen el cabello de la cabeza tan largo y tan peinado que les llega a las pantorrillas; son caribes, comen carne humana, a cuya causa los quieren mal los comarcanos.
    Diéronme también noticia que de la banda del norte de este río Apurima, confines del Paytite, estaba una provincia de mujeres que viven sin hombres, y preguntándoles cómo podían conservarse de aquella manera dijeron que hombres tenían en la otra banda del Paytite al este de que darían más razón los Marquires que confinan con ellos.
    Y preguntándoles qué noticias tenían de la gente que adelante había y del rumbo que llevaban estos ríos, me trajeron tres o cuatro indios principales muy baqueanos de aquellas navegaciones y haciéndoles preguntas respondieron que por tierra o por agua llegaban en cuatro días a una grande cocha que quiere decir grande laguna que todos estos ríos causan en tierras muy llanas y que hay en ella muchas islas muy pobladas de infinita gente y que al señor de todas ellas le llaman el gran Paytiti y que los indios de aquellas islas son tan ricos que traen al cuello muchos pedazos de ámbar por ser amigos de olores, y conchas y berruecos de perlas, lo cual vide yo en algunos anamas y enseñándoles algunos granos de perlas que yo tenía les dije que si se criaban en aquellas conchas estos granos y respondieron que los Paytites les daban todos aquellos géneros y que, como aquellos granos no los sabían horadar para hacer sartas de ellos, que los echaban por ahí. Y pregun

  11. Y preguntándoles que de dónde los sacaban dijeron que también lo habían preguntado a los Paytites y que les respondieron que de aquella cocha.
    Diéronme también noticia estos indios de otra mucha cantidad de gente que hay caminando al norte, en las faldas de una cordillera nevada que se levanta de junto a la laguna del Paytite, caminando al nuevo reino de Granada y que son muy riquísimos de plata y ganados de carga de los que se crían en el collao del Pirú. Tuve esto por cierto por ver vestidos de ropa de abasca de la que se hace en el Pirú de la lana de estos ganados a dos indios que me trajeron allí, naturales de la parte donde dicen hay ese ganado. También pregunté qué nombre daban a este río tan caudaloso que, de estas juntas hasta la laguna, que en él no se determina de ninguna suerte tierra de orilla a orilla, y dijeron llamarle el gran Parauri que es decir en España Duero, que recoge todas las aguas. Dijeron también que dos isletas de la laguna, las más cercanas a ellos, peleaban con cerbatanas arrojando unas saetillas con yerba de ballestero.
    Traen muchos de los anamas grandes muestras de riqueza como son manillas de oro en las muñecas y otras en las gargantas de los pies y las mujeres muchas chagualas colgadas de las narices y orejas, finalmente pudiera hacer relación de muchas más cosas y maravillas de las grandezas de esta tierra si no me obligaran dos cosas a decir mucho menos de lo que es. El vicio establecido en el mundo a no dar crédito a cosas que de presente no se ven; y la segunda y principal causa de no lo apurar más es que los indios se enfadan de que les hagan muchas preguntas, creyendo que lo que con instancia preguntamos es más provecho nuestro que el que a ellos les podemos dar; y a causa de que no se alterasen no traté de más preguntas.
    Al tiempo de volverme al Uchupiamo e Inarama me hicieron una grande fiesta de pesquería en este famoso río Parauri y sacaron de él con la mayor facilidad del mundo infinitos géneros de pescados entre los cuales muchas rayas, dorados, bufeos y otros muchos que se crían en la mar.
    Acabada esta fiesta y despidiéndome de ellos me pidieron sacerdotes para que los bautizasen como los había dado a los pueblos de Uchupiamo e Inarama y les dije que no los había, pero que les daba palabra de salir a tierra de cristianos por ellos para dárselos. Y partiéndome a Uchupiamo a donde estaban los sacerdotes envió el Anama aquellos cuatro indios principales baqueanos y grandes marineros de estas aguas, que todos lo son, a que me acompañasen. Y habiendo llegado a donde estaban los dichos religiosos me dijeron los caciques de Uchupiamo, Tuaramas y estos Anamas que me vinieron acompañando que en la grande laguna del Paytite había más de 18 años que habían entrado unos viracochas bermejos, que es fuerza entender que son ingleses u holandeses y que todos los años traen de su tierra cuchillos, machetes, chaquiras, tafetanes y lienzos, géneros de que carecen estos naturales, con que rescatan muy grandes riquezas de oro, plata, perlas, ámbar y otros muchos géneros de estimación. Y haciéndoseme dificultosa y increíble esta noticia me enseñaron al punto machetes y cuchillos y algunos tafetanes traídos del dicho Paytite de muy pocos días, y aunque es verdad que con dádivas de estos géneros que yo entré dando a los naturales de importancia fui bien admitido y dueño de todo este descubrimiento, reparé en si aquellas que me enseñaban eran herramientas de las que yo les daba y viendo la gran diferencia que había de unas a otras les di crédito a su relación. Todos estos indios dijeron que los más de ellos van al Paytite dos o tres veces en el año a tratar y contratar y que ésta es la causa de tener esas herramientas en su poder. Y de la declaración que hicieron de estos viracochas bermejos algunos indios ante algunos soldados intérpretes se hizo ante mi gobernador información, la cual tengo en esta corte con mis papeles.
    Díjeles que, pues que eran tan baqueanos del Paytite, que me señalasen las formas de la laguna y islas y traza de ríos que de ella salían y lo hicieron, y en la misma forma que lo señalaron lo puse en una planta y mapa de aquellos reinos que están en mi poder.
    Vinieron de la gran provincia de los Marquires que está a la banda del levante del Diabeni cuatro indios principales por orden de su señor a llamarme para que fuese allá; yo lo hice porque lo tenía en propósito, y habiendo llegado a esa provincia vi una maravillosa fortaleza que dijeron haberla hecho el canpo de Hinga para que quedase memoria de que su gente había llegado hasta aquí cuando entró conquistando esta tierra. Recibióme el Marquir (que es el Señor) muy bien, hízome muchas preguntas: que a qué era mi entrada a aquella tierra y otras. Yo le respondí que había entrado llamado de Zelipa, señor de los Chunchos, para defenderle de sus enemigos y a enseñarle la ley cristiana. Respondió que le parecía muy bien y me regaló algunos días. Tienen un caudaloso valle de almendrales de más crecidas y gruesas almendras y mejores que las de España; de donde los Chunchos las rescatan y de una en otra provincia van llegando a las del Pirú donde ha mucho tiempo que son conocidas. Tiene esta provincia más de cien leguas de ancho y de largo más de doscientas hasta cerca de los confines del Paytiti, según me dieron de noticia; y también me la dieron de otras muchas provincias de gente que están al este de ésta, hacia el Brasil y el norte; entre ellos y la laguna del Paytiti dijeron que estaba una provincia de hombres sin mujeres; y preguntándoles que cómo aquellos hombres vivían sin mujeres, respondieron que dos meses al año las tenían y que de otra parte por aquellas aguas venían a juntarse con ellos. Son tan valerosas las mujeres que pelean con sus enemigos mejor que si fueran varones.
    Es tan llana la tierra de esta provincia y tan poblada de gente que hay pueblos de a dos y a tres mil casas de tapia y adobe, puertas y ventanas de madera aunque toscamente labradas, las casas cubiertas de paja. Es fertilísima tierra de maíz y legumbres y de ganados silvestres aunque de puercos no tanto como en las montañas. Abunda en pesquería. Tienen mucha sal, de lo que carecen los chunchos. Es agradecidísima gente, galana, limpia, de diversas colores, algo morenos y blancos y otros tan rubios que son cortos de vista. Visten de algodón, aunque algunos solteros andan con sólo panpanillas. Éstos, como todos los demás, usan de arco y flecha y macana, con mucha plumería; de tres y cuatro dobleces de cuero de anta para su defensa, traen por insignia los señores una hachuela de armar del mejor metal que tienen, que al fin es oro.
    Los ritos y ceremonias de esta gente de todos los llanos son en esta forma, que cuando se ha de tener uno por casado con una mujer no hay más concierto que dar el novio un vestido al suegro y otro a la suegra y si la moza no tiene padres al pariente más cercano y con esto se la lleva a su casa.
    Cuando tienen guerra con sus enemigos, después de haber acabado la batalla se juntan todos en la plaza junto a una casa de comunidad donde tienen en depósito muy grande número de armas y el ídolo en que adoran, y sacan el ídolo, y le ponen en medio de la plaza y junto a él al señor y también con ellos al que se mostró más valiente en la batalla; donde todos danzan, celebran su fiesta y hacen muchas borracheras de muchas bebidas que todos acostumbran a hacer de maíz, yuca, batata, almendra y otras muchas legumbres, y habiendo acabado la fiesta ofrecen al ídolo, al señor y al valiente, por iguales partes, muchos pedacillos de ídolos de oro, plata y otros metales, conforme cada uno puede.
    Tienen por costumbre si pasan por la parte donde fueron vencidos de volver las espaldas a aquel puesto y los vencedores al contrario, que todas las veces que pasan por allí dejan alguna señal de lo que llevan, a modo de ofrecimiento.
    Si en aquella tierra riñe un indio con otro hasta que se mata no hay costumbre de ponerlos en paz y tienen por afrenta de apartarse hasta que uno o ambos mueren, y el remedio que para eso hay es que ha de abrazarse la mujer de uno con el otro y la del otro con el otro y con eso se apartan al punto y quedan los mayores amigos del mundo.
    Cuando muere algún principal le ponen en medio de la plaza y sacan de la guaca el ídolo y le ponen junto a él y todos traen allí las bebidas que tienen en su casa y hasta que las acaban de beber no llevan el cuerpo a la sepultura. El uso de la sepultura es que tienen en el campo de cada linaje un torreón muy alto de ladrillo o adobe y por de dentro una escalera volteada; y allí, puestos, donde ponen los cuerpos difuntos de aquel linaje, que hoy día están tan enteros los más de ellos como hoy hace mil años cuando allí los metieron, que basta para entender que es la tierra más sana del mundo. Con esos cuerpos los días del entierro algunos ídolos de oro y plata ofrecen a su usanza.
    De aquí me volví el río Diabeni arriba donde en diferentes provincias me sucedió la tragedia de los 24 principales de que hago relación en mi memorial.
    Todos los indios de las montañas tienen diferente lengua que los del Pirú, algo más clara, pero también entienden algo de la general del Hinga, los de los llanos tienen diversidad de lenguas diferentes de todas las que hasta aquí se conocen.
    Todas cuanta provincias he visto, desean con grandes veras el conocer de Dios y pues en ese reino se siguen dos tan poderosos aumentos que el primero es gozar su Magestad y el bien común de los españoles de tan grandiosas tierras y frutos de ellas y el segundo, último y más principal gozar tanto número de almas de la presencia de Dios, quien en todo se sirvió de ordenar lo que más convenga a su santo servicio.
    Pues el interés que se sigue de excusar de llevar la plata de Potosí noventa leguas de tierra hasta Arica tan fragosas como se sabe y desde Arica a Lima 200 por la mar y de la ciudad del Cuzco y sus comarcas 150 de tierra hasta Lima de los caminos más espesos de aquellos reinos, pues de Lima a Panamá no son las calmas de aquel mar de ninguna ayuda, ni las 18 leguas de tierra firme dejan de ser de más costa que mil de otras partes, de más de ser Puertobelo por su ponzoñoso temple sepultura de hombres, pues de allí a la Habana ya se sabe la pérdida que en las serranillas el año de 1605 tuvo don Luis Fernández de Córdova sin embargo de la que el año de 1622 hubo en el canal, de más de los excesivos gastos de la invernada y la flota de Nueva España del dicho año, bien se sabe lo que perdió a la vista de la Bermuda, y el suceso de la invernada de este año y pérdida de él ya se ve cuán grande ha sido.
    A cuya causa se debe bien considerar de cuánto provecho es el camino de las 80 leguas que desde la provincia de Larecaja yo abrí hasta las dos iglesias del dicho descubrimiento y cien leguas más de ríos caudalosos, apacibles y muy navegables hasta los confines del Paytite y grande laguna del Dorado desde donde salen otros dos ríos en la forma que tengo dicho, que el uno entra en el Marañón y el otro hace el de las Amazonas gran Paraná, tan conocidas sus entradas en el mar del norte en uno y dos grados de la banda de Cancro, viaje de la mitad menos de tiempo y gastos que el que por tierra firme se hace, demás de ser temples sanísimos y abundosos de comidas y diversas y maravillosas maderas para cualesquier fábricas.
    Muy notorio es la brevedad del viaje desde el río de la Plata a España; pues de las bocas de los dos ríos que están a la mitad del camino es fuerza entender que ha de ser de menos tiempo.
    Y caso que esta navegación faltase, que no puedo creer que puede faltar, no por eso debe dejar de ser favorecido el dicho descubrimiento pues el menor de los dos intereses que se siguen es mayor que éste, que es gozar riquezas e Imperio tan grandioso y en particular el Cielo tan grande adorno de almas, que es la causa más principal en que los cristianísimos reyes, Monarcas de España, han fundado y fundan todo el ser de sus empresas.
    Madrid, 19 de octubre de 1623.
    JUAN RECIO DE LEÓN”
    Se pude ver que la geografía descrita en el relato de Recio de León es mucho más detallada que el relato del padre Tomas Chaves , pero coincide en su descripción, lo mismo que con las crónicas de Álvarez Maldonado y el pequeño comentario del Padre Acosta. Un elemento que no se debe pasar por alto en el relato de Recio de León, es que la descripción del Paitití es entregada por los Guarayos y llama la atención que “…haciéndoles preguntas respondieron que por tierra o por agua llegaban en cuatro días a una grande cocha que quiere decir grande laguna que todos estos ríos causan en tierras muy llanas y que hay en ella muchas islas muy pobladas de infinita gente y que al señor de todas ellas le llaman el Gran Paytiti, y que los indios de aquellas islas son tan ricos que traen al cuello muchos pedazos de ámbar por ser amigos de olores, y conchas y berruecos de perlas, lo cual vide yo en algunos anamas y enseñándoles algunos granos de perlas que yo tenía les dije que si se criaban en aquellas conchas estos granos y respondieron que los Paytites les daban todos aquellos géneros y que, como aquellos granos no los sabían horadar para hacer sartas de ellos, que los echaban por ahí. Y preguntándoles que de dónde los sacaban dijeron que también lo habían preguntado a los Paytites y que les respondieron que de aquella cocha.”, pero en el párrafo siguente el relato de Recio de León dice que “…Diéronme también noticia estos indios de otra mucha cantidad de gente que hay caminando al norte, en las faldas de una cordillera nevada que se levanta de junto a la laguna del Paytite.”
    Unos párrafos adelante en el relato, Recio de León también escribe que “El vicio establecido en el mundo a no dar crédito a cosas que de presente no se ven; y la segunda y principal causa de no lo apurar más es que los indios se enfadan de que les hagan muchas preguntas, creyendo que lo que con instancia preguntamos es más provecho nuestro que el que a ellos les podemos dar; y a causa de que no se alterasen no traté de más preguntas.” Dicho comentario da a entender al lector que en este punto ha empezado a desconfiar del relato que le hacen los guarayos y por ese motivo explica la causa por la que esta gente se ha puesto reacia a entregar información.
    En este puto se vuelve a aclarar que en el presente capítulo, el objetivo no es analizar minuciosamente los relatos de la colonia, sino simplemente exponer cada una de las piezas del rompecabezas, quedando pendiente para el siguiente capítulo las interpretaciones y explicaciones de cada uno de los relatos coloniales.
    A finales del siglo XVII y comienzos del XVIII, ya avanzado el periodo de la colonia los Jesuitas, se interesaron en evangelizar los llanos de Moxos y es así que en el año 1693 el Padre Agustín Zapata ingresa a la zona de los Cayuvavas, que es un territorio que se extiende entre el Mamoré, norte del río Yacuma y los grandes lagos ubicados en el centro de la llanura beniana.
    En un libro escrito por William Denevan y Josep María Barnadas se puede leer que “…río abajo llamado Cayuvava. Zapata visitó a los Cayuvava ese mismo año trocando cuchillos, hachas y machetes, por maní, maíz y yuca; informó haber visto siete aldeas, con un promedio de 1800 personas cada una, gobernada por un jefe barbudo y llamado Paitití. ” Y en la página siguiente dice que “…pues en 1695 el padre Zapata aseveró como un hecho que el jefe de la aldea Cayuvava era llamado “Paitití”, repitiéndolo Eguiluz y Altamirano… ”
    En el año 1704, en el mismo territorio de los Cayuvava, el padre José Garriga funda la misión de Exaltación de la Santa Cruz, pero es bueno recordar que dicha misión no fue fundada a orillas del Mamoré como se encuentra actualmente, ni llevaba el nombre actual, sino que la primera fundación se llamó San Miguel y estaba ubicada a ocho leguas al poniente del río Mamoré, luego se la trasladó a la altura de la desembocadura del Iruyane con el Mamoré con el nombre actual, a menos de 20 km de su posición actual, pero debido a inundaciones nuevamente fue trasladada hasta su posición actual, que es una elevación en la margen occidental del Mamoré. Posteriormente se fundó la misión de San Carlos, ubicada en una gran isla circular a poco más de cinco kilómetros al sudeste del lago Guachuna y luego fueron fundadas las misiones de Concepción y las Peñas.
    Los jesuitas estuvieron asentados en las tierras del cacique Paitití cerca de siete décadas, hasta que la corona española expulsa de sus colonias a la Compañía de Jesús, entre los años 1667 y 1668; siendo el Beni uno de los últimos lugares en ser abandonados.
    Mucho tiempo después e ingresando al periodo republicano. En el año 1845, el investigador francés Alcides D’Orbigny llegó al territorio de los Cayubaba y en sus viajes por la América Meridional, al igual que el Padre Zapata, informó que el cacique de los Cayubaba se llamaba Paititi.
    Más tarde, en el año 1924, el viajero e investigador Erland Nordenskiöld, indica que los Cayubaba se encontraban localizados en una amplia región y que la antigua misión de Exaltación fungía como el centro político y cultural de los Cayubaba, pero dicho investigador no habla del nombre del cacique y Exaltación de la Santa Cruz ha dejado de tener la importancia que tuvo en el periodo de la goma para convertirse en parte de la periferia de uno de los departamentos más abandonados del país.

    Salu2,
    David

  12. Espero que el Geógafo Jim Allen no se tope con el Sr. Georgeos Diaz Montexano, para no entablar una charla más filológica que arqueológica.

    Salu2,
    David

  13. Si quieren entretenerse un poco con la Civilización Hidráulica de los Antis.
    Abran Google Earth y utilizando la herramienta de medir coloquen un punto en el Estrecho de Gibraltar “Columnas de Hércules” y el otro punto en el lago Rogagua, que se encuentra en la sabana de los Musus, o sea en el Departamento de Beni, Bolivia.
    La idea no es medir ninguna distancia, sino que vean como los bordes de las megalagunas rectangulares de los Musus forman una línea recta con el Estrecho de Gibraltar y la desembocadura del Amazonas.
    No solo estoy hablando de las lagunas que se encuentran entre los ríos Beni y Mamoré, sino que lo mismo ocurre con la dirección de las lagunas orientales del Mamoré y las que se encuentran al sur de San Pablo.
    Espero que se diviertan con las rarezas del corazón de la nesos sudamericana.

    Salu2,
    David Antelo
    P.D: Tengo escondido un trirremes debajo de la manga.

  14. Platón expone claramente en el Timeo y el Critias que Atlantis se hallaba localizada justamente “ante la boca” (pro tou stomatós) de las “Columnas de Hércules”, junto a Gadeira, nombre con el que era conocida Cádiz en la Antigüedad Clásica. La expresión “pro tou stomatós”, “ante la boca (o embocadura)”, como bien ha demostrado el investigador hispanocubano Georgeos Díaz-Montexano, solamente fue usada por los autores griegos para señalar algo que se hallaba muy próximo, “ante las puertas”, “a la vista”; desde unos pocos centímetros hasta no más de unos 20 km de distancia.

    Por consiguiente, es absolutamente imposible (entre otras muchas razones de peso, y de sentido común) que Atlantis estuviera en un lugar tan lejos de Gibraltar como lo está América del Sur (y otros remotos lugares del Mundo). Sin duda alguna, Atlantis solamente pudo hallarse en Iberia misma o en parte de esta y Marruecos, o muy próxima a ambas; en cualquier caso, como muy lejos a la altura de las Islas Madeira.

    Otra evidencia que apoya la identificación de la Atlántida con la Nêsos Iberia, es la descripción que leemos en el Critias 113-114, de como Poseidón dividió la Nêsos en 10 provincias o regiones, y como una de estas 10 regiones se hallaba junto a las mismas Columnas de Hércules y se llamaba Gadeira, o sea, Cádiz.

    Como bien demuestra Díaz-Montexano, el único lugar en todo el planeta tierra donde siempre han existido unas Columnas de Hércules, junto a un piélago o golfo Atlántico (términos que usa Platón), y junto a una región llamada Gadeira, es la misma área geográfica del entorno del actual Estrecho de Gibraltar.

    La supuesta civilización de los Antis podrá ser cualquier cosa, pero de ninguna manera la misma Atlántida de Platón.

    Sugiero los siguientes sitios:

    http://www.AtlantidaPlaton.com
    http://www.Antiquos.com

  15. Ilustre JoseManu:
    No es correcto afirmar que:
    -o-
    Platón expone claramente en el Timeo y el Critias que Atlantis se hallaba localizada justamente “ante la boca” (pro tou stomatós) de las “Columnas de Hércules”; junto a Gadeira, nombre con el que era conocida Cádiz en la Antigüedad Clásica. La expresión “pro tou stomatós”, “ante la boca (o embocadura)”…, solamente fue usada por los autores griegos para señalar algo que se hallaba muy próximo, “ante las puertas”, “a la vista”; desde unos pocos centímetros hasta no más de unos 20 km de distancia.
    -o-
    Esta es una INTERPRETACIÓN del Sr. Diaz-Montexano y no una DEMOSTRACIÓN, ya que las traducciones de los textos de Platón a otros idiomas, no especifican si se trataba de 20 cm, 20 km o 200 millas… Lo que quiere decir que para aceptar la versión propuesta se debe suponer que todos los traductores (Exceptuando obviamente a Diaz-Montexano) eran una tropa de cretinos que no tenían idea del griego antiguo.
    Si de “rigor científico” se trata el asunto, mejor es que no confundamos INTERPRETACIÓN con DEMOSTRACIÓN, ya que la distancia es inmensa y la abrumadora mayoría de traducciones de los textos de Platón, (A la lengua viva que nos dé la gana, excepto la de Montexano), simplemente dice que la famosa nesos se encontraba en frente de…, sin indicar ninguna distancia.
    En cuanto al nombre del gemelo del primer Rey, tampoco nos olvidemos que el ilustre Diaz-Montexano no demuestra NADA, sino que simplemente interpreta lo siguiente:
    El texto de Platón dice que: “Al gemelo que nació después de él, al que tocó en suerte la parte externa de la “nesos”, desde las columnas de Heracles hasta la zona denominada ahora en aquel lugar Gadirica, le dio en griego el nombre de Eumelo, pero en la lengua de la región, Gadiro. Su nombre fue probablemente el origen del de esa región.”
    Es decir, el Rey Gadiros se transformó en Cádiz, interpreta Diaz-Montexano.
    Si leemos bien el texto, con el “rigor científico” que dice tener el Sr Diaz-Montexano no nos podríamos hacer los locos con las cotas, salvo que seamos poco rigurosos o unos filólogos militantes que ajustamos los datos a nuestra regalada gana.
    Si se utilizan los términos “desde” y “hasta”, queda claro que las Columnas de Heracles no se encuentran en la región llamada Gadirica y según las traducciones del 99% de cretinos, (Salvo Diaz-Montexano, que es el único que sabe traducir), la región de Gadiro es la parte externa de la gran nesos, que debe contener una nesos de anillos concéntricos con medidas geofráficas precisas, que nada tienen que ver con la filología, sino con la geografía.
    Si de MOSTRACIONES estamos hablando, no nos podemos hacer los pengas si a algún filólogo le afirmo que en frente de las Columnas de Heracles existe una gran Nesos mayor que la Libia y el Asia de la antigüedad, que en su centro hay una Nesos de anillos concéntricos con las mismas medidas egipcias descritas por Platón y que dista a 50 estadios de un mar interior completamente rodeado por tierra firme y que de yapa tiene delfines… Pero como el filólogo puede seguir jodiendo con Cadiz, puedo decir que la parte externa de la gran nesos tiene una inmensa región cuyos habitantes se llaman Guajiros, cuyo nombre, (por Divina Providencia), se puede relacionar con Gadiro. Es más, las obras hidráulicas en la zona de los Guajiros son similares a las que se encuentran en el centro de la gran nesos descrita anteriormente, además de su cerámica, sus lomas, sus obras hidráulicas, su lenguaje, sus genes y sus mapas precolombinos.
    Ilustre Sr. JoseManu. Por favor le ruego ponerse en contacto con su maestro Diaz-Montexano para preguntarle si en alguno de los lugares que él propone como Atlantis (Que son cerca de una decena), ha encontrado una isla de anillos concéntricos cuyo centro mida 5 estadios, rodeada de un canal de agua de 1 estadio egipcio de ancho. Esa isla debe estar rodeada de una banda de tierra de 2 estadios de ancho, seguida por una extensión igual de agua que está limitada por una banda circular de 3 estadios de ancho de tierra, seguida de una de agua similar a la anterior.
    No se olvide que en la isla del único NO-CRETINO del planeta, (El Sr. Diaz-Montexano), debe haber murallas que rodean la isla, tampoco se olvide que la isla debe estar bajo el agua a poca profundidad y dentro de ella deben haber manantiales de agua fría y agua caliente, como dice Platón… Tampoco se olvide de preguntarle por los tres puertos externos y las dársenas huecas dobles en el interior, además de los puentes que se nombran en el relato de Platón.
    Sr. JoseManu, le voy a simplificar la figura. Una cosa es una Atlantis filológica y otra muy distinta es una Atlantis geográfica, ya que ni por asomo el Sr. Diaz-Montexano ha encontrado nada que cuadre con la descripción antes dada. Y cuando digo NINGUNA no quiero que ningún filólogo me interprete como que quise decir “al lado de una” o a 20 km de otra, sino que el Sr. Diaz-Montexano no ha entregado ni media nesos que tenga la descripción antes nombrada, mientras que en la NO-Atlántida de los Antis, sí existe una nesos real que cumple al pie de la letra con lo descrito anteriormente. Pero…, no hay por qué preocuparse, ya que no es Atlantis, sino la NO-ATLANTIS o una simple nesos de anillos concéntricos, construida por humanos, que se encuentra ubicada en el centro de una sabana rectangular de forma oblonga, rodeada de montañas que llegan hasta el mar y donde floreció la Civilización Hidráulica de los Antis, que dicho sea de paso, no tiene nada de mitológica e irreal, como sí podría cuestionarse el relato de Platón.
    Quisiera saber qué explicación filológica se encuentra a lo siguiente:
    “Esta zona de la nesos estaba de cara al viento sur, de espaldas a la constelación de la Osa y protegida por el viento del norte”.
    Hace unas horas atrás estaba en Europa y les juro que la Osa no estaba de espaldas y, por las veces que me he cruzado de hemisferio, les puedo asegurar que el Norte es un viento frío, mientras que “de espaldas a la Osa”, el Norte es cálido y en el centro de la Nesos de los Antis, resulta que es el viento predominante, sobre todo, de cara al viento sur, donde se encuentra la nesos de anillos concéntricos, con muros y estructuras en sus nesos circulares y que dista a 50 estadios egipcios de un mar interior donde viven delfines.
    Yo sé que hay que ser cretino para considerar que la ausencia de evidencia puede ser considerada como evidencia de ausencia, pero igual de cretino sería aquel que considera la ausencia de evidencia como evidencia de existencia. Lo que quiere decir que cerca de una decena de ubicaciones propuestas por el ilustrísimo Diaz-Montexano no pasan de ser una filológica INTERPRETACIÓN que no coincide con la descripción geográfica de una nesos de anillos concéntricos. Lo que las convierte en un juego de palabras en el cual NO SE DEMUESTRA NADA y para ello uno de los primeros supuestos de base que se debe asumir; es que el 99% de los traductores eran un regimiento de INEPTOS, salvo el ilustrísimo y sabio Diaz-Montexano.
    Sr. JoseManu. Si el argumento fuerte de su demostración se basa en que “la ausencia de evidencia puede utilizarse como evidencia de existencia” no está siguiendo el “rigor científico” del iluminado Diaz-Montexano y si quiere hablar de una DEMOSTRACIÓN o una hipótesis no filológica, mejor es que indique las coordenadas de la Nesos de anillos concéntricos descubierta por el gran iluminado.
    Lamentablemente, hasta donde me he enterado, ni con dos puñados de ubicaciones propuestas por el sabio y agresivo Sr. Diaz-Montexano ha podido encontrar una nesos que “con el rigor científico” que tanto pregona esta eminencia, cuadre con la forma y medidas indicadas por el “Mentiroso” de Platón…
    Obviamente que Platón debe ser un “Mentiroso”, ya que si Diaz-Montexano no encuentra la nesos de anillos concéntricos, no debe ser porque el gran filólogo esté errado en sus apreciaciones, sino porque el filósofo fue un cretino y justamente la descripción geográfica más detallada, se la inventó para que el sabio hispano-cubano nos demuestre a la tropa de cretinos incultos, que sólo él supo leer a los antiguos.
    Salu2,
    David
    P.D: La pelota está en su cancha.

  16. Sr. JoseManu:
    Le recuerdo que el personaje conocido es el Sr. Diaz-Montexano y no éste tal David Antelo.
    Analice el posicionamiento estratégico antes de responder.
    El Sr al que defiende no ha encontrado una isla de anillos concéntricos con la descripción que dio Platón, pese a que se ha largado cerca de una decena de ubicaciones probables.
    Una cosa es la filología y otra muy distinta la geografía.
    No confunda interpretación con demostración, ya que a los números, a la física y a la geografía les importa muy poco la filología.
    ¿Dónde está la nesos de los anillos concéntricos del famoso Diaz-Montexano?
    Supongo que debe ser corroborable y palpable para seguir el “rigor científico”…
    Sí…, ya lo sé!!!…, pese a que el filólogo inventó cerca de una decena, hasta ahora no la encuentra porque es un incomprendido. ¿O no?
    Cuando encuentre la nesos en Cádiz, por favor nos avisa, para que vayamos a medirla. Mientras tanto no nos haga creer que la ausencia de evidencia puede ser utilizada como evidencia de existencia.
    Ojo que el personaje icónico y polémico es el Sr. Diaz-Montexano, además que es el más sabio de los siete sabios y el único que conoce la verdad de la mandarina.

    ¿Con esto busco pelea?
    No necesariamente, ya que quien saturó la red, y lo dice con insolencia, es el Sr. Diaz-Montexano. Lo que estoy haciendo es seguir sus pasos, solo que sin pelearme ni con las ciencias ni con los científicos, ya que la Civilización Hidráulica de los Antis es completamente real, al igual que los mapas.
    No soy tan despistado como para no darme cuenta del temperamento del ilustre Diaz-Montexano,(que es un caso muy simpático para un amigo psicólogo, que me lo describió muy bien), y sobre todo, estoy consciente del apasionamiento que este sabio personaje le pone a la decena de Atlantis, que defiende con uñas y dientes.
    Aseguro que he analizado detenidamente lo que escribe y me encantaría dejar un regadero de pólvora por el piso, ya que mi juego no consiste en una Atlantis cuestionada, sino en una Civilización palpable que les aseguro que no tiene bases filológicas.
    Saquen sus cuentas y al final del día tal vez JoseManu no sepa para quién trabaja.

    Salu2,
    David
    P.D: Si alguien conoce al famoso Diaz-Montexano, por favor dígale que lo queremos.
    P.D: JoseManu…, a vos también te queremos, así que seguí adelante, que tenés todo nuestro apoyo.

  17. Sr JoseManu:
    Yo creo que el Sr. Diaz-Montexano tiene una deuda con todos los Atlnatólogos del planeta que, como él, buscan la mítica isla.
    Digo esto porque él, y sólo él, tiene el documento original en griego y el saldo de bellacos lo tiene en Latín… Yo creo que el Sr. Diaz-Motexano lo tiene porque Platón se lo dejó de herencia en Cuba.
    Qué pena!!! Lo tiene y no lo comparte con el mundo, indicando que ese, y solo ese documento, es el único que se puede considerar absolutamente verdadero.
    ¿Quisiera que nos diga cómo le hizo para obtener el original griego, si todos los demás a lo único que aspiran es a conocer el escrito en latín? “Alea jacta est”
    ¿Será que es verdad que él, y sólo él, tiene el documento original o se trata de una interpretación?
    Como la pregunta es sarcástica desde su base, de aquí en adelante a cualquiera se le ocurrirá decir que gracias a un monje tibetano, (porque el título suena raro), consiguió un texto de la destrucción de Atlantis, pero en Egipcio y lo encontró en el sótano de una iglesia cristiana que alguna vez fue un mitreo.
    Sé que el cuento es un tanto raro, pero el cuento de la única verdadera traducción es del mismo calibre.
    ¿Qué tienen que ver los tibetanos con los egipcios?
    Nada!!! Yo no soy experto ni en filología tibetana ni egipcia…, de hecho, cuando leo egipcio lo hago en castellano y digo “ojo, momia parada, ojo, serpiente, momia sentada, escarabajo”, pero lo que me queda claro es que el relato original de la nesos desaparecida, no decía ‘pro tou stomatós’, sino algo así como “manito de un lado, ibis, un triángulo raro…, etc” o algo por el estilo.
    Perdón por los errores ortográficos de mi castellano-egipcio… Admito que no lo domino, pero sé muy bien que el relato en egipcio no pudo decir ‘pro tou stomatós’, “ni al ladito de”, “a 20 cm de”, “a menos de 20 km de” o cosa parecida. En primer lugar, porque los egipcios no medían en el sistema m.k.s., y en segundo lugar, porque no le creo a un filólogo que indica la posición de casi una decena de Atlantis y ni una de ellas cuadra con las numerosas medidas indicadas por Platón, como tampoco cuadra su periodo temporal, lo que lo convierte en el más purista de los libre-interpretadores.
    Salu2,
    David

  18. Una adicional para el Sr. Montexano.
    Resulta ser que si se cambian los 9.000 años por 900, antes que Solón se entere que Atlantis desapareció, tendría que entregar evidencia de la existencia de Elefantes y caballos en el mar, pero los elefantes no deben ser tan comunes como para llamarlos simplemente elefantes, ya que sus textos se refieren a la raza de elefantes, lo que indica alguna diferencia…, que en las posiciones propuestas deben ser elefantes acuáticos y con cola de delfín, mientras que los caballos deben pastar en los botes atlantes.
    Si de hacerse el loco cuando conviene y descartar lo que no conviene se trata el asunto, resulta que la nesos de anillos concéntricos debe estar protegida por el viento del norte, de cara al viento sur y de espaldas a la Osa, pero, no conforme con esta descripción que se entrega en el diálogo del alquimista (Timeo), la citada nesos debe encontrarse a 50 estadios de un mar interior rodeado por tierra (obviamente, ya que de otra forma no sería un mar interior) y la gran nesos, a diferencia de la de los anillos, debiera estar rodeada de océano auténtico.
    El Sr. Diaz-Montexano primero debiera explicar por qué Platón describe un mar verdadero rodeando la gran nesos y posteriormente describe otro, rodeado por tierra firme, que no lo califica como mar verdadero.
    No nos olvidemos que la nesos de anillos concéntricos debe ubicarla en una sabana oblonga rodeada de montañas, pero si de “rigor científico” se trata el asunto, ninguna persona le debiera perdonar la licencia de inventarse una sabana que no tenga la forma de cuadrilátero rectangular, salvo que el autor esté tratando de encajar a martillazo limpio una sabana filológica en vez de una sabana real.
    Siguiendo el tema de la sabana, el autor no se debe hacer el penga, “si es rigurosamente científico” en cuanto a las medidas indicadas por Platón, ya que de lado a lado, es decir, desde las montañas de un lado, hasta las montañas del otro, la sabana debe medir 3.000 estadios y desde el centro del mar hacia arriba, 2.000, pero como de “Rigor científico” y no de paja mental, se está hablando, el investigador está obligado a justificar la medida que ha utilizado para sus cálculos, ya que basta con una pequeña hojeada a las medidas antiguas para darse cuenta que los estadios pueden variar bastante, dependiendo del estadio del que se habla, ya que no es lo mismo el de Olimpia que el de Delfos y no nos olvidemos que el cuentito de Platón es de origen egipcio, lo que quiere decir que, si se trata de una transcripción de un relato egipcio, el estadio mediría poco más de 158 m y esta medida no varió hasta la última dinastía donde los Ptolomeos (griegos), se adueñaron del imperio del Nilo.
    Tal vez pueda pasarse por alto el tema climático en el asunto, pero el “riguroso científico” Diaz-Montexano no se puede hacer tan el loco con el tema de las precipitaciones pluviales del periodo que propone, sin recordar que el Sahara ya existía en la época que, (dicho sea de paso), él tergiversó a Platón, aunque él podría decir “interpretó”.
    Digo esto porque debe ingeniarse una buena solución para su nesos que le permita cosechar la tierra dos veces al año. La primera, gracias a la buena voluntad de Zeus y la otra con los canales, sin olvidarnos que cualquiera de sus posiciones debe conectar dichos canales con su nesos de anillos concéntricos y no conforme con ello, la nesos de los anillos debe verter sus aguas al mar completamente rodeado por tierra firme… Al menos Platón dice que “con absoluta corrección” así se la puede llamar.
    Yo creo que el “riguroso”, no debe hacerse el loco con el clima tan a la ligera, ya que su sabana debe llenarla de canales, ríos, pantanos y lagos, como indica Platón, salvo que el filósofo sea un mentiroso consumado. Además debe arreglárselas para bajar todo tipo de madera de sus montañas y la verdad es que no sé cómo lo haría en el 900 antes de Solón y en un lugar en el que no aclara dónde se encuentra.
    En cuanto a los temas de la guerra, mejor es no olvidarse que Atlantis estaba dividida en 10 reinos y la descripción que se hace en el Critias es únicamente del reino central, que es el dirigido por Atlante. Habría que preguntar al individuo que plantea la Atlantis filológica ¿Dónde están los 60.000 distritos que nombra Platón? Y no sólo la nesos de anillos, pero mejor es que no se haga el penga, ya que los distritos no pueden estar en otro lugar que no sea la sabana, suave, llana y plana que se describe, pero para complicar un poco más el asunto, debieran sacarse las cuentas de la cantidad de personas que debieron vivir en la llanura, ya que para la guerra cada distrito aportaba unas 20 personas, pero obviamente que el distrito no se componía de aquellos 20 que irían a la guerra.
    Si el filólogo se da cuenta, está obligado a alimentar un ejército de 1.200.000 personas y solo se habla del reino central, así que debe ver dónde mete el saldo del ejercito que aportan los 9 reinos hermanos de Atlantis, considerando que alguien se debe quedar para hacer producir la tierra y que los hijos no se queden solos. Si el ejército es el 20% de la población (Un Super Ejército), su nesos debe estar poblada al menos por 6.000.000 de habitantes… ¿Esta cantidad de personas entran en su Atlantis que navega entre Europa y África? Sí, seguro que debe entrar allí, solo que ya se murieron de hambre hace mucho tiempo, ya que según su investigación filológica los Atlantes que vivieron 900 años antes de Solón, no conocían el tractor, pero eran magos de la producción agrícola, ya que en el mismo terreno deben haber inmensos bosques, pantanos, lagos y ríos, además de manadas de caballos y la famosa raza de elefantes que es muy voraz. No olvidemos que este mismo territorio es rico en minerales y debe tener la capacidad de mantener un ejército de al menos 1.200.000 hombres… Es mejor que los nueve reinos adicionales no jodan y mantengan su propio ejército, ya que la Capital debió estar bastante ocupada en mantener el suyo procurando que su gente no se muera de hambre.
    De los 60.000 distritos, el filólogo debiera indicar al menos 1.000… ¿o no?, que tan solo es el 1.7% del total, ya que 3.000 años no es un tiempo tan largo como para que se trague las mayores riquezas y poderío que describió Platón.
    Una cosa es una Atlantis filológica y otra muy distinta una Atlantis geográfica.
    Salu2,
    David

  19. Puede ser que yo no tenga desarrollado el “sentido común”, pero al menos no pienso haber perdido del todo el “sentido del humor”. Con esto quiero indicar que me he dado cuenta, desde otra rama de las ciencias, (que no es la filología), lo humorista que había sido el Sr. Diaz-Montexano, ya que no puede hablar de “rigor científico” y a la vuelta de la esquina terminar cambiando fechas e inventando un disparo de perdigones con 9 Atlantis, suponiendo que alguna de ellas ES…
    Oigan!!!, Platón describe UNA nesos de anillos concéntricos y no 9!!!
    Mi pésimo “sentido común” me indica que la hipótesis está filtrando agua por muchos huecos y más parece una cacería de patos que un disparo de precisión con mira telescópica. ¿Acaso no se repite hasta el cansancio eso del “RIGOR CIENTÍFICO”?
    Imagínense a Newton planteando en su Principia. “Todo lo que sube tiene que bajar, pero también todo lo que sube puede quedarse quieto arriba y la manzana que me cayó en la cabeza pudo haber caído en forma diagonal, siempre y cuando no haya hecho una curva en su caída, que bien pudo ser hacia arriba y en forma sinusoidal, pero, ahora pido que consideren estas nuevas leyes de la dinámica de los cuerpos con el rigor científico que he tenido, ya que explican dónde caerá la manzana de la irracionalidad.”
    Si el tema no se entendió, no quiere decir de ninguna manera que esté fallando el “sentido común”, sino el “sentido del humor.”
    Aclaro, aunque pueda ser obvio, que cuando hablo del Sr. Diaz-Montexano, no es porque no lo haya leído, sino justamente porque lo he hecho.
    Salu2,
    David

  20. Mi papa desde que era niño me conto sobre la atlantida y el afirmaba que se hallaba en bolivia, despues de leer este articulo me quede muy sorprendido ya que todo lo que el me dijo cobra vida es mas el conoce una ciudad oculta en el altiplano la cual evidenciaria mas los mitos de la atlantida

  21. La sabana de la que hablo, en el poniente no tiene como límite el río Beni, sino las estribaciones de la cordillera de los “Andis, Antis o Andes”. Esto quiere decir que el departamento de La Paz tiene gran parte de su territorio en la sabana aluvial. El límite del naciente, no es el río Itenez, sino el Macizo precámbrico Brasilero, que es una serie de elevaciones que no estoy tan ciego como para confundir con un río.
    Por el Sur el límite de la sabana aluvial, tampoco es un río, sino parte del Macizo Brasilero que se interna en dirección a la Cordillera Real y en esta zona se conocen estas elevaciones con el nombre de Serranías Chiquitanas… No tengo idea quien hablo de un río limítrofe, ya que yo sé muy bien que los ríos en esta zona corren hacia el norte y la mayoría de ellos atraviesa un corredor de “llanura” que es aquel que se encuentra entre la Cordillera Real y las Serranías Chiquitanas, por allí es que corre el San Julián – San Pablo, Río Grande y el Ichilo.
    Por el norte, todos sabemos que la inundación no llega a Pando… ¿Por qué? Porque Pando no es plano, sino que principalmente es un lomerío con árboles del tamaño de catedrales. Pando es más verde que un billete norteamericano y no se puede inundar porque está por encima de la sabana aluvial. Cuando se me ocurre hablar de algún límite en el Norte, lo que digo es que se trata de la cuenca del Manutata, o la Cuenca del Madre de Dios, que es el mismo río y no se me ocurre decir que el río Diabeni o Beni, es algún tipo de límite, porque una cosa es un límite departamental y otra muy distinta, un límite geográfico.
    Tal vez alguien haya confundido límite con cuello de botella. Digo esto porque eso es lo que se tiene en el norte de la sabana y absolutamente todas las aguas de la llanura se juntan en la desembocadura del río Beni y el Mamoré, formando el río Madera. Si las aguas no se insumen naturalmente o no se evaporan, la única vía de evacuación que tienen es el punto antes nombrado, pero como no estamos hablando de moco de pavo, sino de ríos amazónicos con caudales impresionantes debemos recordar que el río Beni en esa zona ya lleva el caudal del Madre de Dios y por su parte el Mamoré, ya lleva el caudal del Itenez. No nombro estos cuatro ríos, porque se trate de algún límite de la sabana, como alguien malentendió, ya que los límites del cuadrilátero mayormente son montañas. Los nombro porque en el periodo de lluvias la inundación periódica de la sabana se debe al cuello de botella del norte. Todo ese caudal, sumado a centenas de afluentes menores como el Río Grande no puede pasar por dicho lugar y esto ocasiona que los ríos corran en sentido contrario originando el fenómeno de “La Gateadora.”
    Por si las moscas, yo jamás he dicho que “porque no me cuadran las fechas con el relato de Platón, me deshice de la hipótesis de Atlántis en algún sitio.” En primer lugar, porque quien lo afirme de esta manera, quiere decir que no sabe leer entre líneas y no conoce las dataciones que tuvo en sus manos el Sr. Ponce antes de morir. Sí, ese mismo Ponce que era Director de la INAR y trabajó muchos años en Tiahuanacu. Bastaría con leer los informes de mediados de los 80 de los Argentinos y los comentarios que hicieron con Kenneth Lee. Esto quiere decir que la fecha nada tiene que ver con el asunto de la NO-ATLANTÍS en el territorio de los ANTIS.
    Por si las otras moscas, todos sabemos que Tiahuanacu apenas ha sido excavado en un 4%, mientras que en el territorio de los Antis, con unas 20.000 lomas, apenas se ha excavado seriamente un puñado de lomas, que entran en una de mis manos y obviamente que no se trata de excavaciones en toda la loma, sino en una pequeñísima área. Si algún individuo está dispuesto a asumir que la ausencia de evidencia se puede utilizar como evidencia de ausencia, lo que aseguro, es que ese tipo no voy a ser yo. En primer lugar, porque sé donde se han realizado los estudios, en segundo lugar, porque conozco las conclusiones de los años 80 que no quiso publicar Ponce y por último, con la NO-ATLANTIS, no estoy jugando damas chinas, sino que el esquema de juego es mucho más elaborado que una simple negación… Quien no se haya dado cuenta del asunto, parece que está subestimando el juego del interlocutor que está al otro lado de la línea.
    Tal vez se pase por alto el Cráter Iturralde, pensando que queda en la Luna, pero de hecho, el cráter de más de 8 km de diámetro se encuentra en el INTERIOR de la sabana aluvial de los Antis, a menos de 250 km de la Isla de los Anillos Concéntricos, que alguien alguna vez describió como un “meandro natural”. Aclaro que quien hizo la descripción no fui yo, ya que por cosas del destino, he estado un par de veces en su centro y las dos veces que llegué hasta allí atravesé “El puente de los Antiguos.” Ojo que el nombre del puente no me lo inventé, sino que es el nombre que se le da al puente en esa zona. Sé muy bien que los muros poligonales que se encuentran en el “meandro” que no es tal, no son estructuras naturales, sino humanas, lo mismo que los canales, lagunas rectangulares y camellones. Sé muy bien que cuando la muralla poligonal se la mira desde el centro del pantano central, lo que se ve es un círculo, así que no voy a confundir una prospección aérea con una terrestre, ni creo en “meandros naturales” de alguien que jamás ha estado en el sitio, para negar la mano humana que está por todos lados.
    Si alguien va al centro del sitio… Le encargo las polainas… Esas polainas que están en el centro son mías.
    En cuanto al tema de las pinturas rupestres que son mapas, por favor, pregúntenle a los Sres de la SIARB, de dónde salió esa interpretación y si hablan con Kaifler, averigüen quién les comentó el tema y cuál es la región que se representa en el sitio SC-079.
    En este simpático caso de estudio, (para un psiquiatra), no hay necesidad de dividir el estadio entre dos, entre tres o entre diez, ya que en primer lugar, Platón no dijo que así se debía hacer. En segundo lugar, la historia es egipcia y no hay necesidad de cambiarle la medida de su estadio. En tercer lugar, puede ser que Platón haya sido un simpático mentiroso que nos quiso tomar el pelo a todos, pero resulta que, a diferencia de los Atlantólogos, estos temas quedan fuera de juego, ya que se trata de una NO-ATLANTIS que es 100% real y que de yapa se encuentra en el centro de una Cultura Hidráulica que también es 100% real, cuyo territorio ancestralmente se lo ha conocido con el nombre de Antis. Ya sé que “Atl” en lengua Nahuatl significa Agua, pero eso tampoco importa, porque, se llame como se llame, el territorio se seguirá inundando y el tema de las mega obras hidráulicas no podría ser tapado con un dedo, lo mismo que los mapas precolombinos que describen la zona.
    Si la persona es un Atlantólogo, tal vez seguirá “El Puente de los Antiguos” gritando “Eureka!!!” en el momento que se dé cuenta que en el interior del mal llamado “Meandro”, hay agua caliente y agua fría, además de otros puentes, muros circulares y un montón de chácaras de las que dijo Platón. Una manera menos alegra de encarar el tema es tomar como base la pintura rupestre del sitio SC-079 e investigar de qué cuernos se trata la figura que está representada en color blanco.
    ¿El orden de los factores no altera el producto?
    Lamentablemente, para las Academias que se consideren serias, el orden de los factores sí altera el producto, ya que una cosa es armarse de fe y hacer que encajen piezas de un rompecabezas cuestionado desde hace siglos, y otra muy distinta, es utilizar como base los elementos objetivos que están al alcance de cualquier mortal, utilizándolos como base de la investigación.
    Por mi parte, creo conocer la diferencia entre conspiración e investigación, ya que por una serie de motivos que en este punto no pienso aclarar, escribí “La Conspiración Atlante”, que obviamente, es diametralmente opuesta a “Tierra de Geógrafos” y nada tiene que ver con “Entre niños y designios.” De hecho, cuando uno escribe un libro que conspira contra la historia formal, se está dando la licencia de mezclar chicha con limonada y bien puede hablarse de Churchward, colocándolo al mismo nivel de Platón o si uno se pone del lado de un conspirador más descarado, puede hasta tomar en serio a M. Blavatsky y hacerla tomar algún cafecito con Edgar Cayce. Puede hacer que los fenicios hablen con los chinos, mientras que los Vikingos conquistan la totalidad de las Américas. Lo que queda claro es que cuando se conspira de esta manera, no faltará aquel que cree el cuento, ya que se apunta a la gran mayoría, mientras que si se trata de un trabajo serio, el público al cual se apunta, definitivamente es una minoría, lo que quiere decir que no hace falta hacer una gran tirada.
    ¿No se entiende aún el tema?
    Bien, para aclararlo voy a preguntar unas cuantas cosas.
    ¿Alguien escuchó hablar alguna vez de la Limnocultura? Por favor, levante la mano quien conoce este término.
    Mmmhhhhh!, me lo suponía.
    Ahora, cambiemos la pregunta ¿Alguien escuchó hablar de Atlantis? Por favor, levanten la mano.
    ¡Vieron como cambia la cosa! Ese tipo de la esquina que no levantó la mano. Sí ese de la esquina. No, no hablo de ese, sino de el de al lado. ¿Cómo dijo?
    Ahhhh!, no levantó la mano porque es sordo! Entonces, quiere decir que el Sr. Sí había escuchado hablar de la Atlántida.
    Ya me estaba pareciendo raro que no levante la mano!
    Sin apartarme del mismo tema. Resulta que si fuese un buen investigador, en estos momentos debiera estar escribiendo sobre la Limnocultura, pero eso querría decir que no aprendí un carajo lo que me enseñaron en las “escuelitas” y gasté plata y años sin sacarme la cera de los oídos. Si alguno de mis profesores me escuchase hablando de Limnocultura, aseguro que me agarraría a patadas. No porque esté entregando datos incorrectos o porque las bases y los métodos de trabajo sean inadecuados, sino porque no me tomé el tiempo de realizar un estudio de mercado.
    ¡Estudio de mercado dentro de investigaciones arqueológicas!
    Obviamente que sí, ya que mis bases y mis métodos no nacen de la Arqueología, sino de la Ingeniería, además que en las escuelitas que estudié posteriormente, me hubiesen tomado como poco serio, si previamente no hubiese analizado los memes vigentes, el mercado y todos esos elementos sutiles, y a veces invisibles, que son necesarios para realizar una estrategia. Estoy completamente seguro que uno de mis colegas más estimados, me tomaría el pelo si hablo de “Limnocultura” en vez de “Civilización Hidráulica de los Antis” y juro que desde Copán escucharía su bullita con apunte.
    Quien diga que la sabana de los Antis tiene como límites una serie de ríos, se está colgando de un gajo podrido, ya que no leyó bien el asunto, lo mismo que aquel que diga que retiré alguna hipótesis de Atlantis por un tema de fechas. Quien crea que la NO-ATLANTIS forma parte de una “Conspiración Atlante”, también se estaría aferrando al mismo gajo, ya que, aunque menos divertida, las bases que tiene son las de “Tierra de Geógrafos.” Por último, quien crea que las reglas del juego de la NO-ATLANTIS, son simples y se parecen al juego de damas chinas, mejor sería que piense nuevamente el tema, si no quiere encontrarse con más de una sorpresa, porque no se puede confundir, de buenas a primeras, una Dialéctica o una Mayéutica con la Segunda Sofística, donde solapadamente se puede utilizar el clásico esquema del absurdo.
    Salu2,
    David (Un copión de Luciano)

  22. No es bueno confundir una gallarta con un pato.

    Salu2,
    David

  23. no ay peor ciego del que no quiera ver Atlantida esta en Bolivia aunque muchos no lo quieran aceptarlo pero soy feliz de vivir aqui a lado de la asombroza atlantida wajajajajaj
    Atte: talves un decendiente de esa civilizacion!!!!

  24. Yo lo que estoy seguro es que los Antis fue una tierra de geógrafos y lamentablemente, esa Civilización se perdió en el tiempo, dejándonos algunos fragmentos culturales dispersos en la geografía, que no necesariamente encajan con la historia formal. Esto obliga a seguir investigando, no solo las mega obras hidráulicas, sino todos los lugares indicados en las representaciones geográficas precolombinas.
    Si los arqueólogos Omar Claure y Richard Alcázar tienen razón, en cuanto a sus fechas estimadas, estaríamos ante un lindo problema, ya que las condiciones climáticas que nos ofrece el Trópico de Capricornio, en cuanto a la conservación de industria humana, sería de lo más jodido que se puede encontrar en el planeta, ya que estamos hablando de una zona con estaciones marcadas por inundaciones y sequías.
    ¿Por qué se trata de un tema complicado?
    Sobre este tema, uno de los canales culturales, History Channel, hace poco tiempo hizo un reportaje titulado “La Tierra sin humanos”, que dado su éxito, lo transformó en una serie, en la cual ampliaron el mismo tema mostrando lo que ocurriría en otras regiones que no fueron consideradas en el reportaje original. Dicho reportaje se encuentra en Internet en las siguientes direcciones:
    http://video.google.com/videoplay?docid=-4681806895944018769#

    Se trata de un especial de 2 horas en el que se reunieron ingenieros, botánicos, ecologistas, biólogos, geólogos, climatólogos y arqueólogos en un equipo de expertos para responder la pregunta de ¿cómo sería la Tierra si desaparece la especie humana? El objetivo del documental no es indicar cómo podría desaparecer nuestra especie, sino que simplemente se analiza lo que ocurriría con las grandes obras que dejamos tras nuestra desaparición. El reportaje muestra lo que ocurriría con la flora y la fauna, nuestras ciudades y las obras monumentales que actualmente podríamos considerar como eternas, pero que después de 10.000 años, habrían desaparecido casis sin dejar rastro.
    Un buen resumen del reportaje se encuentra en Wikipedia en la siguiente página:
    http://es.wikipedia.org/wiki/La_Tierra_sin_humanos
    La suerte que se tuvo con las representaciones geográficas precolombinas, es que estas no fueron realizadas en materiales orgánicos biodegradables, sino en la roca misma, ya sea como pinturas o petroglifos, lo que permitió que lleguen hasta nuestros tiempos sin muchos cambios.
    Esto no quiere decir que se trate de “mapas” originales, sino que lo más probable es que sean copias hechas de algún, o algunos originales, que bien pudieron estar confeccionados en materiales orgánicos.
    No sé si se han fijado en el pequeño detalle de que el formato de las investigaciones es similar a jugar cacho. O sea, se anota lo que se ve y el saldo queda por cuenta de la especulología, que todos sabemos que no se puede admitir como ciencia. Esto quiere decir que cuando se decide hacer una “Conspiración Atlante”, lo que se indica de entrada, es que se trata de una Conspiración contra la historia. En este caso el conspirador no está obligado a jugar cacho. Puede hacer charlar a Churchward con Blavatsky sin creer en lo más mínimo lo que dicen, pero cuando el tema es serio, Edgar Cayce no puede tomarle examen a Harry Potter y lo único que se anotan son los hechos. Lamentablemente, al 99.99% de los lectores le interesa más conocer a Potter y no faltará el que lo confunda con el cacho. En la No-Atlantis, más que actuar como cartesiano, lo que hice fue seguirle el juego a mi tocayo inglés, de apellido Hume, aunque en “Tierra de Geógrafos” también terminé cruzando el Canal de la Mancha.

    Salu2,
    David Antelo

  25. «Un indio Moxo escribe los anales de su pueblo en una tabla o en un pedazo de caña, por medio de varios signos, cuya inteligencia y manejo pide mucha combinación y una memoria feliz. Hay hombres que sin más motivo ni razón que la de no alcanzar ni intender las ideas de los indios, fallan inmediatamente contra ellos, graduándolos de brutos: y es de admirar el séquito que han tenido sus sentencias. Da compasión oírles decir: la lengua de los indios es una jerigonza incomprensible; son unos bárbaros, todo lo apuntan en unas cañas o garrotes, que tienen llenos de rayas, etc. Si uno de estos críticos vergonzantes hubiera visto a Newton, que con el más y el menos algebraico (que también se componen de rayas), se entretenía en calcular el movimiento de los astros para determinar el verdadero sistema del mundo, hubiera dicho también que el gran Newton era un idiota, y su análisis un conjunto de garabatos, más propio para adornar la puerta de un carbonero que para ilustrar el entendimiento humano.»
    Informe general del gobernador Ribera
    Francisco de Viedma 1788
    http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/01349419755460274088680/p0000004.htm
    El mismo tema está escrito en “La Geografía Cultural Aborigen de los llanos de Mojos” de William M. Denevan, University of California Press, Berkeley, 1966 y en la versión castellana de Josep M. Barnadas en las páginas 87 y 244.
    Basado en los datos actuales, este pequeño detalle descrito por Viedma explicaría cómo fue que un pueblo anterior a los Moxos pudo realizar extensas representaciones geográficas precolombinas.
    Un pueblo que usa obras hidráulicas puede ser catalogado en distintas categorías, a gusto del consumidor, pero un pueblo con escritura y con la capacidad de realizar extensas representaciones geográficas del tamaño de países sudamericanos, no se prestaría fácilmente a un juego tan subjetivo.
    Hasta donde se sabe, las cañas y las tablas se han perdido, mientras que las representaciones geográficas siguen visibles y están siendo protegidas.
    Salu2,
    David Antelo

  26. Una hipótesis para el cataclismo del Younger Dryas.

    El cráter se encuentra dentro de la sabana de los Antis y a menos de 240 km de la Isla de Anillos.

    Salu2,
    David Antelo

  27. En el diálogo de Timeo, o de la Naturaleza, se puede leer que el sacerdote de Sais, le comenta a Solón que la gran destrucción de Atlantis ocurrió 9.000 años atrás. Esto quiere decir que se refería a un gran cataclismo ocurrido unos 11.500 años antes del presente.
    La fecha en cuestión, a primera vista puede considerarse ridícula, pero indudablemente que se trata de un periodo clave para distintas ramas de la ciencia moderna, que por razones “obvias”, no debieron ser del conocimiento del sacerdote de Sais. Sin embargo, su descripción y explicación encaja perfectamente en una historia que nada tiene que ver con la mitología.
    Desde el punto de vista de los restos paleontológicos, se sabe muy bien que hace unos 11.500 años atrás ocurrió una de las más grandes extinciones en masa que ha visto el planeta. En este sentido, la Tierra, en su historia ha visto seis grandes extinciones y justamente una de ellas fue la que ocurrió en el borde del Pleistoceno – Holoceno.
    Lo extraño del asunto, es que no se puede culpar de la extinción en masa al periodo de deglaciación, ya que antes de éste, habían ocurrido decenas de glaciaciones sin que se den las extinciones en masa que acontecieron en el Younger Dryas. Uno de los sospechosos que aparece en la lista es el humano, pero el problema es que nuestra especie ya había visto eras de hielo anteriores y lo mismo se puede decir de nuestros primos Neandertales, que vivieron en Europa unos 250.000 años y en todas las eras de hielo que vieron pasar, no ocurrió ninguna extinción masiva como la de Younger Dryas.
    En un reciente reportaje de NatGeo, que trata sobre el Proyecto Genográfico Humano, emprendido conjuntamente con IBM, por fin se dignaron a considerar, al menos tangencialmente, uno de los agujeros negros encontrado en Sudamérica. Esta pequeña referencia de NatGeo, hace unos pocos años atrás podría haberse considerado una herejía absoluta, ya que pisa muchos callos y reputaciones del sacrosanto Consenso de Clovis, pero con 14.000 años de antigüedad certificada del humano en Sudamérica, la cuerda temporal del poblamiento tardío se rompe muy fácilmente, ya que en este periodo, la masa Laurentina, no pudo crear un paso libre de hielos. De yapa, Monte Verde – Chile, no queda a la vuelta de la esquina de Bering, sino en el hemisferio opuesto y es sabido que en esa época no existía una sociedad Británico –Francesa que construyese el Concorde.
    En este sentido, si aplican el razonamiento de la Navaja de Occam al último video de Yesusa`iri, verán que cuenta con el ingrediente indispensable de la coherencia y la solución más simple explicaría muchos agujeros negros en distintas ramas de la ciencia, como ser la Arqueología, Antropología, Geología, Climatología o la Paleontología, pero si intentan desmenuzar un poco más al detalle el asunto, se toparán con la explicación del 10% de los Haplogrupos nucleares encontrados en las Américas y los extraños Haplogrupos Mitocondriales.
    El video lo pueden ver en:

    Si los Apocalipsis no los asustan, espero que se diviertan.
    Alguien alguna vez hizo la pregunta capciosa de si me había quedado sin argumentos. Si esta persona se toma el tiempo de ver el video, se dará cuenta fácilmente que se trata de un resumen de 10 minutos y antes que se le ocurra preguntar si me quedé sin tinta, le responderé que una cosa son sus deseos y otra muy distinta son los datos que aún se guardan en Yesusa`iri. Si aun duda de esta afirmación, está cordialmente invitado a pasearse por la pecera llena de palometillas y así todos veremos de qué están hechas sus “verdades”.
    Salu2,
    David

  28. hola david me gustaria saber si vas a escribir un libro, desde chico tenia la idea que la atlantida estaba en Bolivia.

  29. me olvida, en los muros de thera hay pinturas de vicuna y alpaca. tambien encontre una figura modelo de una llama de la era clasica suumaria.

  30. R2itos:
    El 2007 ya escribí un libro sobre el tema, pero como se trata de Bolivia, por motivos económicos decidí apuntar a una mayoría de lectores y creo que la decisión no fue errada, ya que el libro generó los recursos económicos necesarios como para continuar las investigaciones y trabajar en el siguiente libro, que no tiene nada que ver con el anterior.
    En el nuevo libro, al no tratarse de una “Conspiración Atlante”, no hay necesidad de incorporar una serie de personajes y elementos con los que jamás estuve de acuerdo, ya que ahora se cuenta con la libertad como para escribir en otros términos sin preocuparse del aspecto económico.
    A mediados del 2010, el libro debe entrar al proceso de revisión, por parte del equipo de investigación y una vez se termine esta etapa, se lo publicará en versiones impresas y digitales, para que esté disponible en la red.
    Salu2,
    David Antelo

  31. Comunico que localizei na Floresta Amazônica ,em Rondônia ,
    No município de Alta Floresta d´Oeste a Lendária Cidade de Eldorado-Paititi

    Divulguem para proteger

    Detalhes no meu Blog http://eldorado-paititi.blogspot.com/

    sobre mim http://www.rondoniaovivo.com.br/news.php?news=53534

    Joaquim Cunha da Silva

    Localização dos Geoglifos

    Lagoa de Paititi
    Serpente-Jaguar-Condor -12.746512,-62.30381

    Pirâmide do Condor- -12.392988,-62.173347

    Constelações da Via Láctea

    Mais visíveis llama ,llama baby,condor,jaguar,rosto
    -12.350566,-62.193518

    Perdiz-12.34629,-62.180386

    Sapo -12.338493,-62.159357

    Escorpião -12.337822,-62.13644

    Fox-Atox -12.338409,-62.123823

    Criador-Sol -12.341176,-62.253857

  32. Como hace tiempo que no escribo, voy a copiar textualmente una noticia que me llegó anoche y dice lo siguiente:
    “Querido Davico,
    Te envío este articulo que acabo de encontrar en internet y que acaba de ser publicado.

    ¡Por fin! Habrían descubierto El Dorado

    Por medio de fotografías tomadas desde el espacio, expertos han descubierto gigantescos montículos en la cuenca amazónica, apuntando a una sofisticada cultura precolombina. Una compleja red de estructuras que abarca más de 250 kilómetros y que los conquistadores españoles buscaron infructuosamente.
    POR RORY CARROLL | 09/01/2010 | 23:02

    LONDRES (The Guardian). El Dorado fue una supuesta civilización amazónica que rivalizó con los incas y aztecas, pero que los conquistadores españoles jamás hallaron. En 1920, el británico Percy Fawcett dirigió una expedición para encontrarlo, pero nunca más se supo de él, desaparición que inspiró a Conan Doyle El mundo perdido.

    Es la leyenda que atrajo a legiones de exploradores y aventureros a sus muertes: un antiguo imperio de ciudadelas y tesoros escondidos en lo profundo de la selva amazónica. Conquistadores españoles se aventuraron en su búsqueda, seguidos a través de los siglos por otros convencidos de que encontrarían una civilización perdida que rivaliza con aztecas e incas.

    Algunos buscadores lo llamaban El Dorado, otros la Ciudad de Z. Pero la selva los tragaba y nada se encontró, solidificando su mito. La Amazonía era demasiado inhóspita, dijeron los eruditos del siglo XX, para permitir grandes asentamientos humanos.

    Ahora, sin embargo, los condenados soñadores han demostrado estar en lo correcto: hubo una gran civilización. Nuevas imágenes satelitales y sobrevuelos han revelado más de 200 enormes obras terrestres geométricas labradas en la cuenca del alto Amazonas cerca del límite de Brasil con Bolivia.

    Cubriendo más de 250 kilómetros, hay cuadrados y otras formas geométricas formando una red de avenidas y veredas que se construían antes de que Colón llegará al nuevo mundo. Algunos lo datan tan atrás como en 200 a.C., otros al año 1283.

    Científicos que han mapeado las obras creen que podría haber otras 2.000 estructuras bajo la selva, vestigios de una sociedad desaparecida. Las estructuras, muchas de las cuales han sido reveladas por el despeje de bosques para la agricultura, apuntan a una sofisticada sociedad precolombina constructora de monumentos, dijo la revista Antiquity, que publicó la investigación.

    El artículo agrega: El hasta ahora desconocido pueblo construyó obras de preciso plan geométrico conectado por vías rectas. La cultura se extiende por una región de más de 250 kilómetros, y explota tanto las planicies de inundación como las tierras altas no hemos visto hasta ahora más de una décima parte.

    Las estructuras podrían haber mantenido a una población de 60 mil personas, más que en muchas ciudades medievales europeas.

    Los descubrimientos han demolido las ideas de que los sueños en el Alto Amazonas eran demasiado pobres para sustentar una agricultura extensiva, dice Denise Schaan, coautora del estudio y antropóloga de la Universidad Federal de Pará, en Belém, Brasil. Dijo al National Geographic: Encontramos que este cuadro está equivocado. Y hay mucho más por descubrir en estos lugares, es interminable. Cada semana encontramos nuevas estructuras.

    Muchos de los montículos eran simétricos y se orientaban al norte, generando teorías de que tenían significación astronómica. A los investigadores les sorprendió especialmente que las obras en las planicies anegables y en las tierras altas fueran de un estilo similar, lo que sugiere que todas fueron construidas por la misma cultura. En la arqueología amazónica siempre se tiene esta idea de que se encuentra a diferentes pueblos en diferentes ecosistemas, dijo Schaan.

    Las primeras formas geométricas fueron detectadas en 1999, pero es sólo ahora, a medida que la imaginería satelital revela lugares, que está quedando clara la escala de los asentamientos. Algunos antropólogos dicen que rivalizan con las pirámides de Egipto.

    Estas revelaciones están reventando nuestras percepciones acerca de cómo era realmente América antes de Colón, dijo David Grann, autor de La ciudad perdida de Z, un libro acerca de un intento de la década de 1920 por encontrar señales de civilizaciones amazónicas.

    Los descubrimientos están desafiando presunciones largo tiempo instaladas respecto de la Amazonía donde sólo podrían haber existido pequeñas tribus primitivas, y respecto de los límites que el medio ambiente imponía al auge de civilizaciones. También están reivindicando, dijo Grann, a Percy Fawcett, el británico que dirigió la expedición para encontrar la Ciudad de Z. El grupo de Fawcett se esfumó, dando origen a un misterio e inspirando el libro de Conan Doyle El mundo perdido.”
    Salu2,
    David

    http://www.youtube.com/watch?v=R-b6SjeaAkY

  33. Me parece un tema muy interesante, siempre me intrigó la posible ubicación de la Atlántida.
    Pero lo que me tiene ahora en vilo es el hecho de que, si de verdad se hallase en Bolivia, siguiendo las explicaciones de Platón… ¿los griegos conocían el continente americano?
    Un saludo de una ávida lectora del blog.

    • Los griegos no conocían del continente americano pero tal vez sí los egipcios lo conocían, te invito a que leas un artículo y busques en google sobre el llamado pais de Punt, descrito por algunos investigadores en algún lugar del pacífico, pues se sabe que se han encontrado hojas de coca preinca dentro de algunas momias egipcias de 3,600 años de antiguedad, sabiendo que en el Perú las momificaciones son alrededor de 3,500 años más antiguas que las momificaciones más antiguas de Egipto; los egipcos han escrito en sus datos que enviaban constantes expediciones a dicho gran reino con la finalidad de conseguir especias raras que no existían en Egipto, a dicho país sólo se podía acceder navegando por el océano, pero la posibilidad del atlántico está descartada ya que es más fácil navegar desde el mar rojo, por el mar arábico, siguiendo por el sur de la India muy cerca de Sumatra, para llegar a la Oceanía en algún punto de la Micronesia, en donde si se han encontrado vestigios peruanos muy antiguos, y a donde llegaban constantemente navegantes de la costa norte del Perú. Pues dice la leyenda que el faraón enviaba muchas expediciones al país de Punt por mar, esto ocurrió durante 13 siglos consecutivos, desde el 2,200 a.C. hasta el 1,100 a.C. Hoy se sabe que los egipcios nunca debieron llegar hasta las costas del Perú, pero se debieron encontrar con algunos navegantes peruanos en algún lugar de la Oceanía, ya que a lo largo de toda la Oceanía siempre se hablan de los Hijos del Sol que venían del Este. Si esto es cierto, los viajes egipcios coincidirían con los Finales de la Civilización de Caral-Lima-Perú (3,000 a.C.), y los inicios de Chavín-Ancash-Perú (1,500 a.C.).

  34. Me despierta la curiosidad sobre la temática referente a las civilizaciones perdidas. En Costa Rica, por ejemplo, se habían realizado ciertas investigaciones a unas bolas que para muchos eran la prueba de que en estas tierras se encontró antiguamente la Atlántida.Te felicito por una entrada donde se describe muy ampliamente detalles de la investigación. Saludos de Costa Rica

  35. Si ya conocen las sorpresas que tienen los Antis, tal vez lo siguiente les guste.
    Un mito poco platónico.
    Separemos lo real de lo aparente.
    Salu2,
    David

    jejeje

  36. Rompamos algún paradigma.
    ¿Conocen las líneas de Nazca?
    Se trata de unas figuras bastante conocidas, pero lo más probable es que desconozcan las mega figuras de los Antis formadas con camellones precolombinos.

    A este hallazgo se llegó gracias a los mapas precolombinos descifrados en el 2006-2007 y que se encuentran en los bordes montañosos de los Antis.
    Que se diviertan!
    Salu2,
    David

  37. Tan solo fijense en este video
    y necesitare su opinion gracias

    ahi esta el link…… saludos..

    • Interesante, veremos como avanza este hallazgo.

      Gracias por el aporte

        • Luis
        • Posted 19 septiembre 2011 at 02:55
        • Permalink

        Comprendo el deseo de que Peru y su gente viven de los turistas pero creo que no es justo arruinar un sitio como este para eso, todos sabemos que Machu Pichu es una gran fuente de ingresos para Peru, pero querer crear espectativa con construcciones por debajo del nivel incaico como las que muestran y querer desviar la atencion del mundo de tiahuanacu es absurdo.

  38. Para tocar el tema de la Atlántida, el punto de referencia es Platón en sus Diálogos de Timeo y Critias, solo que esto es mucho pedir, ya que casi nadie se los lee. Por lo general la gente se entera del tema gracias a un reportaje de la TV o algún libro que trata sobre la civilización perdida.
    Para los que no les guste leer, en las direcciones siguientes se encuentran los diálogos antes nombrados en videos. Si no les gustan las imágenes, cierren la ventana y les aseguro que es copia textual de los Diálogos.
    La diferencia entre las distintas traducciones es mínima, ya que las medidas que describen la Atlántida no cambian en lo más mínimo, como tampoco lo hace el resto de la descripción.
    Parte 1 de 4 http://www.youtube.com/watch?v=p1wQN4-Bh_I

  39. Vuelvo a repetir, si no les gustan las imágenes del video, cierren la ventana y escúchenlo.
    Saludos,
    David

  40. Les envío un video sobre la Civilización Hidráulica de los Antis, que es completamente real.

  41. Hola David, sabías que el llamado Mito de Viracocha y el Diluvio Universal preinca que duro 60 días y 60 noches, tiene una descripción que geológicamente coincide con el Mito del viejo mundo…
    Algo más, hubo una sequía mundial hacia el 3,100 a.C. fecha en la que se localizó la destrucción de sodoma y gomorra, esta sequía mundial fue provocada por un gran meteorito que explotó en el aire al entrar a la atmósfera, cerca de la primitiva Austría en los alpes, aun no habían pirámides en egipto, pero hubo una catástrofe mundial y dichas pruebas sobre lo que la leyenda de Sodoma y Gomorra eran ciertas, fueron encontradas a 5,000 m.s.n.m. en los andes, al encontrarse plantas quemadas congeladas a 30 metros bajo el casquete glacial, correspondientes al 3,100 a.C. la misma que también fue encontrada en los Alpes.
    Bueno la llamada leyenda de la Atlantida puro ser tal vez cierta, pero si un gran sismo provocó un gran mega-tsunami, entonces ese gran terremoto lo debío provocar algún meteorito, y no este sino tal vez otro aún más antiguo, debió caer al mar y debió ser aún más potente que provocara la gran era glacial, y otros más debieron caer tiempo después, para procovar dichos maremotos que crearon una gran evaporación global que terminó por provocar muchos diluvios en distintos lugares del planeta, pero que la gente lo tomaba como algo universal cuando sólo sucedía en algunos lugares del planeta, dicho gran acontecimiento debió quedar en la memoria colectiva del hombre primitivo a finales del Pleistoceno y principios del Holoceno.

  42. El presente condidero es para resaltar ideas o pensamientos, como una charla breve; algunos lo utilizan para pegar sus páginas y páginas de libros que aparentemente no han publicado en algún otro medio, y me parece reprochable que utlicen al presente para sus fines propangandísticos; simplemente digánnos dónde los han publicado y los buscaremos si nos parece, pero no llenen de este chat de sus páginas latosas.

  43. Bueno muy interesante esta afirmacion del Sr.Allen
    Como boliviano que radica en dicho lugar y ademas de provenir de tatara abuelos aymaras, Me sorpredi al leer este articulo, y creo que tiene mucho sentido para mi, ya mis abuelos simpre contavan historias antiguas de que en esta zona abian ciudades muy rricas y famozas en el mundo de esa epoca, decia que llegaban barcos con reyes de todo el mundo y que venian a comprar cosas que solo abian en esta region.
    (imagino que era la COCA, o talvez sabian los beneficios de esta planta ummm)
    Y ademas tambien hay leyendas de gigantes que se conviertieron en cerros, y que la gente podia viajar en barcos, tambien contaban que en ese tiempo el unico sol era la luna y que de repente aparecio un nuevo sol que cambio todo el mundo, haciendo desaparecer esta civilizacion.

  44. hola que tal en el fondo del lago titicaca hay construcciones que nadie explica el porque y tambien se sabe que esta conectada con el mar por la evidencia de caballitos de mar en el lago en la parte profunda del lago es salado.
    Ademas en toda la cordillera de los andes hay construcciones debajo de lagos que se puede ver por google maps y youtube


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.132 seguidores

%d personas les gusta esto: