Skip navigation

mystery-in-london-cut-scene-1fffffff

La dentista

Londres. Noviembre de 1806En una habitación de un segundo piso de un barrio obrero cerca del centro de la ciudad, se escucha un aterrador grito, retumbando en todo el edificio. La dentista Haide Silvayn y Agatha su ayudante, intentaban sacar una muela a un paciente, que estaba enloquecido por el dolor. -sostén al paciente que no para de moverse y no me deja trabajar. Después de una media hora de lucha contra el molar, lo saco y el paciente se retorció de dolor y empezó a fluir sangre del agujero enorme que había dejado.-corre tapa la herida, que hay una hemorragia. Agatha tapo la herida del paciente, su cara estaba desencajada y se había quedado pálido. Me sentía muy cansada, me lave las manos, mientras Agatha recogía todo y se despedía del paciente. Me quede sentada delante de mi mesa, con los codos apoyados y las manos en la cabeza.-como te encuentras?-bien, cansada de este trabajo y de esta vida tan desgraciada que llevo.-bueno, hay gente por estos barrios que viven peor que nosotras y no tienen nada, para poder sobrevivir dignamente.-es cierto, pero yo quisiera ir al centro y vivir con la gente rica.-bueno a lo mejor con el tiempo lo consigues, eres una buena dentista y te lo mereces.-gracias………. Ya te puedes ir, yo me quedare un rato con mis papeles.-hasta mañana, ten cuidado. Recuerda que hace un año, hubo aquellos crímenes, que el asesino les sacaba los ojos a las pobres victimas, y la vigilancia por las calles ya no es como antes. No te vayas tarde y descansa.-si es cierto ya no lo recordaba, me iré ahora mismo. Hasta mañana. Me quede una hora, ya era tarde. Medio dormida cogí mi abrigo y cerré la puerta. Al salir a la calle, el frío nocturno recorrió mis huesos y me hizo temblar todo mi cuerpo. La niebla todavía no era densa y la visión era buena. Aunque Londres era la ciudad con mas habitantes del mundo, en el barrio parecía que habían desaparecidos todos, no había ni un alma. Su pequeña vivienda estaba a seis calles.
El barrio, era un gigantesco laberinto de callejuelas, en cuyas fachadas de las casas se veía la miserable pobreza que sufrían. Caminado…………… pensando en mi vida, junto al frió alojado en mi cuerpo intente solucionar mi situación. Al girar una calle, me pare bruscamente, al observar una figura humana con una capa con gorro, que estaba de espaldas a mí. Mi corazón se asusto y mis temblores ya no eran del frió si no de miedo. La sombra era semitransparente y se deslizaba sigilosamente sin tocar el suelo. Asustada me apoyo en la pared de la esquina para que no me viera. Pero la figura se paro…..su cara giro hacia atrás, se quedo unos segundo sin moverse, levanto su mano izquierda, he hizo una señal para que le siguiera. No me pudo mover aunque quisiera, mis piernas se bloquearon y no tenía señal desde mi cerebro. La sombra continuo su aterrador camino, hacia algún destino tenebroso. Estuve un rato en la misma posición, hasta que mi cuerpo se despertó del bloqueo. Asustada y observando a mi alrededor llegué a mi casa. La noche fue larga, durmiendo por momentos y acompañadas de pesadillas. El día amaneció triste y oscuro. Como casi todos los días. Hoy sería un día diferente a los otros………………………….Llegue tarde, Agatha ya había abierto.-tienes mala cara Haide, no has dormido bien?-no, tuve pesadillas y la noche se mi hizo muy larga.-ya tenemos mas de cinco pacientes esperando en la sala.-bueno pues has pasar al primero. El día transcurrió normal. El último paciente del día salió por la puerta.-te tendrías que tomar vacaciones y descansar unos días. -quizás tengas razón, estoy agotada y no dejo de pensar en mi vida. Un día de estos pondré un cartel en la puerta, que ponga cerrado por vacaciones en busca de mi vida…….Se rieron las dos. No comente nada a Agatha de la figura, no quería asustarla y no sabía si era real, o solo una imaginación que tuve, para huir con ella algún lugar mejor que en el que estaba viviendo.-bueno yo me voy, te dejo con tus cosas, hasta mañana y cuídate.-gracias, lo intentare, hasta mañana. Estuve esperando en la silla, hasta la misma hora de la que salí ayer.

Tenía curiosidad por verla otra vez. Aunque mis sentimientos, eran de temor hacia algo desconocido. Mi personalidad y mi carácter que tengo me hacia ser valiente…………….. Hasta esa noche. Salí por la puerta a la misma hora, e hice el mismo recorrido. Cuando llegué a la esquina, asome la cabeza, pero no había nadie, espere unos minutos. Seguía sin aparecer nadie. Me dispuse a dar el primer paso para irme. Pero de la esquina de la calle surgió la figura, se quedo allí quieta y mirándome. Mi corazón se acelero. La figura me hizo una señal para que fuera……..No dude y me dispuse a seguirla. La sombra había girado la calle. Avive el paso, y legué a la esquina. Era una callejuela sin salida y no había nadie, me adentre en la calle. Me pare. Y note una presencia detrás de mí. Me gire. Allí estaba. Su cara semitransparente era la de un hombre, sonreía. Me sobrecogí al mismo tiempo que mi cuerpo empezó a temblar. Estuvimos un rato mirándonos. De mi boca salió unas palabras desgarradas por el miedo.-¿Que quiere de mi? No hubo contestación, su sonrisa era mayor. Velozmente y con un chillido agudo, se introdujo en mi cuerpo. Caí al suelo, me entraron convulsiones mientras gritaba y pataleaba en el adoquinado. Sentí un escalofrió terrorífico por mi cuerpo, mi mente se quedo en negro, sentí como la muerte circulaba por todas mis venas, dejándolas vacías de vida, alcanzando hasta lo mas profundo de mi alma. Paso velozmente una luz cegadora dentro de mí. Mi respiración jadeante se entrecortaba con mis gritos de angustia, sin sentir ningún dolor. Finalmente salió de mi cuerpo con un chillido aun mas atroz.  Me quede inerte en el suelo, con los ojos en blanco. Me sentía vacía y al mismo tiempo viva. La figura me miro, su cara reflejaba felicidad. Alzo la mano y me saludo. Lo veía borroso. Estaba agotada. Me dijo adiós con la mano, y se deslizo entre la oscuridad de la noche. Tambaleándome me incorpore, me sentía extraña, como si se hubiera llevado algo del interior de mi cuerpo. Enseguida me repuse, me encontraba vigorosa. Me dirigí hacia mi casa, preguntándome, que es lo que me había sucedido, tenia miedo de mi misma. Llegue a casa, me encontraba muy nerviosa y mi cuerpo no paraba de temblar. Intente dormir, y tuve pesadillas horribles…………Por la mañana estaba eufórica, contenta y feliz. Me fui a trabajar. En la puerta estaba Agatha.-hola Haide te encuentro radiante, que es lo te paso anoche, para llegar de esta manera.-pues no se. Nada estoy feliz, supongo que he cambiado.-de un día para otro?, que facilidad, me alegro que te encuentres a si. Estuve unos días alegre, bromeando con Agatha, me sentía bien, pero por las noches tenia pesadillas. Mi entusiasmo y felicidad iba decayendo, hasta encontrarme cansada, sin ganas de hacer nada, mi personalidad cambio por completo, mi vida se iba apagando poco a poco.

654cb21f5a164f14

Una noche inconscientemente, me vestí, cogí un cuchillo de la cocina y salí a deambular por las oscuras calles, sin ningún destino y sin saber que es lo que andaba buscando. Sentía una necesidad inexplicable dentro de mi cuerpo, que pronto descubriría. Vi un hombre de avanzada edad, que se dirigía hacia mi, mi corazón empezó a latir fuertemente, mi mente se quedo en blanco y seguía ordenes de algo sobrenatural. Me acerque a el, le di las buenas noches, el hombre desconfiado y perplejo, me saludo. Al mismo tiempo que saque el cuchillo de mi bolsillo, le agarre la cabeza con la mano izquierda y le desgarre la garganta, sentí la carne como deslizaba en el filo del cuchillo. Empezó a brotar sangre, se puso las manos en la garganta intentando impedir que la sangre saliera de su vida. Agonizando e intentando de gritar, sin conseguir que de su garganta rota saliera ni si quiera un grito desolador. Actué rápido y me introduje en su cuerpo en busca de una luz que se extinguiría en pocos segundos. La vi y la absorbí, Salí de su cuerpo, y es cuando el agonizante hombre dejo de vivir. Llegue a mi casa, me sentía mucho mejor, pero al mismo tiempo mi preocupación era horrible. Llegue a la conclusión de que para poder vivir tenía que matar, y desposeer sus almas. Estuve meses en esta situación tan horrible. Mataba solo cuando necesitaba vida. Deje el trabajo y mi vida era insoportable, Agatha había días que venía para poder ayudarme a lo que me fuera necesario, pero yo la echaba, no me podía ayudar en nada. Una noche pensé en la figura, que sería ella la quien me pudiera ayudar, mi mente intentaba comunicarse con ella, para poder verla. Esa noche salí al acecho de una nueva víctima, porque me falta vida. Pero para mi sorpresa me encontré con la figura. Nos miramos y le dije:-no quiero vivir a si, no quiero seguir matando. Se me quedo mirando, con una sonrisa irónica y diabólica a la vez, que me hizo estremecer de terror.-no puedes cambiar el destino. Me dijo con una voz increíblemente serena.-tu matas a las personas que tienen que morir.-pero porque tienen que morir?-porque es su destino, eres tu quien las eliges, para tu poder seguir viviendo.-¡nooooooo! no quiero continuar con esto, que debo hacer para dejar de matar.-nada, no puedes hacer nada.-por favor ayúdame……..-Ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja………………………………..Su risa diabólica entre por mis oídos, como si la muerte llegara para llevarme con ella.-tienes dos elecciones……………………la primera es matarte, a si quedas libre, y tu alma me pertenecerá. Y la segunda es entrar dentro de mi, buscar tu alma. Cuando la poseas, saldrás y tu vida se insoportable, sin que tengas que matar. Elige la mejor opción, porque el destino ya lo tienes escrito. Y no podrás cambiarlo. Me dejo desconcertada, pero no dude en introducirme en su cuerpo en busca de mi alma. Habían cientos de almas, vi una que brillaba con más intensidad y la absorbí, pero no sucedía nada……espere……. Me encontraba atrapada dentro de su cuerpo. Como me podía haber fiado de un diablo de almas perdidas. Mientras la figura se deslizaba por la tenebrosa oscuridad y su sonrisa triunfal se oía a muerte, yo desvanecía en su interior convirtiéndome en una luz más. Y se reía………..se reía de mi……

 

Relato cedido a Tejiendo el Mundo por felipoween (Todos los derechos reservados por el autor)

 

 

MAS RELATOS DE TERROR DE TEJIENDO EL MUNDO

SI QUIERES QUE SE PUBLIQUEN TUS PROPIOS RELATOS, MANDALOS A 

sinuhegm@hotmail.com

  1. Gracias de nuevo..
    saludos!!!!

    • Gracias a ti por tu colaboración amigo, y ya sabes, todo lo terrorífico es bien recibido en este lugar. :)

      Un abrazo

    • puffffffffffff, vaya pepino de relato, es buenisimo, de los mejores, es muy bueno, muy bien espresado

  2. Aiiinnnns, es que no te puedes fiar de nadie…
    Aterrador!!!
    Saludos!!!

  3. JOERRRRRRRRR FELIPOWEEN YA NO VOY A IR AL DENTISTA.
    BESOS.

  4. ja no buelbo
    a salir msola
    y como disan no
    ables con extraños

    shokiz ast krewz
    t2b
    regalokos 14

  5. esas historias son de verdad? porke estan muy buenos!

  6. esta muy bueno , obviamente no es real pero me en crispo los pelos de punta

  7. En nuestras casas tenemos 1 foto poseida, 2 peluches poseidos y no sabemos que hacer ayudanos felipowen o como te llames´

  8. muy malo este cuento

  9. Bien bueno pero k paso kn ella???

  10. es el mejor cuento q e leido esta padre padrisimo y desde oy ya NO VOY AL DENTISTA!!!!!

  11. el demonio tiene mil formas de engañar….. buen relato


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.107 seguidores

%d personas les gusta esto: