Skip navigation

Un robot con quien conversar

Jules representa 40 años. Mirada serena. Amable al conversar. Sonríe, se enoja y hasta se sorprende cuando algo le impresiona, como cualquier persona normal. Pero es un robot. En realidad, es sólo una cabeza, pero su aspecto humanoide impacta, ya que es el primer robot que puede imitar las expresiones faciales y movimientos de los labios de la gente. Diseñado por el estadounidense David Hanson, ex trabajador de Disney y padre de varios androides realistas, Jules adquirió la capacidad de gesticular y entablar conversaciones gracias a científicos de la Universidad de Bristol, Inglaterra, quienes crearon un sistema de cables, cámaras y computadores internos que le permiten interactuar como un mortal más, que casi parece tener alma propia. El proyecto, llamado “Interacción humano-robot”, estuvo a cargo de los ingenieros Chris Melhuish, Neill y Peter Campbell Jaeckel, quienes tardaron tres años en terminar el software de inteligencia artificial, cuenta el “Daily Mail”. Pero Kerstin Dautenhahn, experta en robótica, cree que “la gente podría reaccionar negativamente”.

 

11 Comments

  1. hombre, tener un robot para que te haga compañia, en vez de una persona lo veo raro, pero supongo que esto estará pensado para personas mayores que viven solas y no sólo como compañia. Se me ocurre que puede servir de ayuda en caso de caida o de que la persona se sienta mal. Pede tener un dispositivo para llamar a un centro médico o a un vecino, no sé.

    De todas maneras, estas cosas dan miedito.

    kisses varios y avellanas

    Pd – Sinu, he puesto un link en mi blogspot como quien dice recién estrenado, a este sitio. Espero que no te moleste

  2. por cierto, que no por eso me voy de Spaces. En blogspot de momento solo iré poniendo los nuevos relatos.

    mas kisses

    • Ardilla, como me va a molestar¡¡ Es lo malo de blogspot, que si no enlazas todo te pierdes todas las cosas. Besinesssss.

      Sobre lo del robot, al final serán los que dominen el mundo, si ejkee

    • Patricia Roi Jonas
    • Posted 19 enero 2009 at 17:46
    • Permalink

    ¿Un robot con quien conversar? La verdad es que yo hablo conmigo misma. Muchas veces pienso en voz alta cuando estoy sola…vivo sola. Y pienso muchas cosas. A veces repito una idea una y otra vez buscando comparaciones o negaciones. El mundo que me rodea es inmenso. Lo que si he pensado a veces, como en un juego, entendiendo que existe el mundo de la robótica y la cibernética social, que en ese mundo existe un programa con mi nombre y que responde sólo a mi voz, en alguna parte donde hay un centro fantástico de robótica. Y me imagino que allí están grabadas todas las ideas que digo en voz alta. Y todas mis emociones, sensaciones y sentimientos que ese sistema podría reflejar de mi persona. ¿Y cuál sería la lógica de ellos? No creo que lleguen a mi lógica/ilógica. Tendrían que esperar que yo les diga de que se trata. El mundo del pensamiento es fantástico y a veces parece no tener sentido. La otra Patricia estaría en ese mundo de la cibernética social. Que tengan buen día. (Hola Sinuhé…)

    • Es interesante lo que planteas Patricia. Nunca había imaginado algo así. La verdad es que se podría escribir una buena novela con esto. :)

      Un abrazo amiga.

    • Joseph
    • Posted 28 mayo 2010 at 15:30
    • Permalink

    Un robot muy, pero que muy útil… para mi.
    No quiero una cabeza humanoide, me conformo con una simple “caja”, pero… con las mismas cualidades intelectuales que Jules. ¡Que peligro!
    Kerstin Dautenhahn, será experta en robótica pero le falta un poco de psicología humana… ¿Cree que la gente podría reaccionar negativamente? Su simpleza la ennoblece.
    Un robot de estas características puede tener unas prestaciones de… autentica locura.
    Lo llevas contigo y le vas expresando lo que ves y piensas, día a día lo vas llenando con más y más información. Tu memoria falla, pero la suya no debe fallar y así cuando se lo pidas o él lo crea oportuno te ira relacionando experiencias en un entramado que como ser humano no te habrías percatado, pero él al no tener ideas y moralidades preconcebidas está libre de “pensamiento”.
    Como compañía para una o más personas de edad avanzada. A modo de recopilatorio de experiencias y pensamientos de su vida. Una vez muertas estas personas pasar esta información a un procesador de información para que lo ordene cronológicamente, por temas, lugares, personas, etc. y pasarlo a disposición de uso publico para consulta y estudio de quien lo desee… brutal y… peligrosísimo para algunas personas.
    Como disfruto de los avances tecnológicos. Desde el sistema donde nací hasta el sistema donde vivo hay… un abismo. Por esto disfruto de la tecnología. Me encanta.
    ¿Qué? ¿Qué todavía estoy soñando? Pues sí, pero la imaginación es libre.
    Saludos.

    • Oye, pues esa idea no está nada mal, un recolector de experiencias para la posteridad que luego pasaría a formar parte de una especie de recuerdoteca global. Sería realmente brutal. Cuantas biografías se vendrían abajo de haber existido tal invento¡¡

      Esto habría que patentarlo Joseph, un saludo.

      • Joseph
      • Posted 28 mayo 2010 at 17:08
      • Permalink

      Te has tomado alguna vez un poco de tu tiempo para imaginarte la “brutalidad” de información que hay en un geriátrico, en las reuniones de los patios internos de los grandes edificios, en los bares de “viejos”, en las cárceles, etc. De “espanto” y al mismo tiempo una autentica maravilla de la humanidad.
      La suerte del sistema establecido donde vivo es la falta de recursos de que dispongo, de lo contrario… se rifarían el turno para… ayudarme a “pasar” la vida con mayor rapidez.
      Saludos.

      • Si, sería realmente increíble, aunque de los geriátricos yo borraría las batallitas de la mili, jeje.

        Un saludo

        • Joseph
        • Posted 1 junio 2010 at 21:33
        • Permalink

        Ya estamos con los recortes. Que poco aguante. Este tiempo que llamas “mili” fue para estas personas tan importante que marcó definitivamente su vida. De ahí su insistencia en el tema.
        Saludos.

    • Flor
    • Posted 14 octubre 2010 at 17:28
    • Permalink

    Vaya… si habrá que estar solo en el mundo como para fabricarse una compañía artificial… antes que una cabeza que puede modular algunas palabras, prefiero un gato o un perro… es decir, interactuar con otro ser vivo.


One Trackback/Pingback

  1. [...] JULES, UN ROBOT CON QUIEN CONVERSAR [...]

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.298 seguidores

%d personas les gusta esto: